21 de July de 2010 00:00

La sala de Redacción, un trabajo de equipo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Todos los días del año, los reporteros son los ojos y oídos de este Diario; son los encargados de recolectar y procesar la información que es presentada a través de sus páginas.

La Redacción de EL COMERCIO está conformada por 94 periodistas, de los cuales 68 están en Quito, 22 en las oficinas regionales y corresponsalías en todo el país, y cuatro en las corresponsalías de Nueva York, Bogotá, Buenos Aires y Madrid.

El proceso que empieza con la cobertura informativa y termina cuando el contenido llega a nuestros lectores a través de la edición diaria o el portal Web involucra a todo un equipo. Cada una de las secciones tiene un editor, que se mantiene en constante contacto con su equipo y se esfuerza para que todos los temas cumplan con la investigación necesaria para mantener la calidad. Todas las partes involucradas en cada nota deben tener la oportunidad de mostrar su posición, esto garantiza la independencia .

El grupo de editores, a su vez, se reúne dos veces durante la jornada para debatir con el Editor de Información y el Editor Gerente la distribución de los espacios del periódico que circulará el día siguiente.

Al mismo tiempo, y debido a que muchos de los temas evolucionan durante la mañana o tarde, se coordinan las actualizaciones que se van a publicar en elcomercio.com, o las colaboraciones con la cadena Ecuadoradio. De esta forma, nos aseguramos que el público tenga a su alcance la información que necesita en el momento preciso.

La presentación impresa y digital de EL COMERCIO es posible también gracias al trabajo de 25 diseñadores, 23 fotógrafos, 9 infógrafos y tres videógrafos. Las áreas de contenido y gráfica trabajan a la par, en un oficio que no tiene vacaciones. Los fines de semana y feriados la Redacción se organiza en equipos que, por turnos, se mantienen pendientes de lo que pasa en el país y el mundo.

Es muy difícil encontrar vacía una sala de Redacción. El trabajo nunca se da por terminado; el desafío constante es entregar al público un contenido de calidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)