9 de March de 2012 00:01

Con un ritual se inició la marcha a Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0

Desde las 06:00 de ayer, el parque central de El Pangui, Zamora Chinchipe, se convirtió en un sitio de concentración. Estudiantes, indígenas y políticos opuestos al Gobierno empezaron a llegar.

Las banderas de las diferentes agrupaciones eran ondeadas en ese sitio y en sus consignas pedían que el Régimen respete la Constitución. Una hora después se trasladaron al río Chuchumbletza.

Allí, a las 07:30, se cumplió un ritual indígena donde estuvieron presentes líderes como Salvador Quishpe y las asambleístas Diana Atamaint y Lourdes Tibán, quien cambió su tradicional vestimenta por una ropa casual para participar de esta caminata. Solo mantuvo su sombrero.

Ellos estuvieron dentro de un círculo formado por flores, al igual que un chamán, quien fumaba un habano. En el centro de ese espacio había infusiones de hierbas y un puñal plateado.

Ese sitio es estratégico porque está cerca a la concesión minera de Ecuacorriente (Ecsa), cuyo contrato de explotación se firmó el lunes pasado. Del río, recogieron agua para llevarla a Quito y entregarla al Gobierno.

Antes de iniciar la macha, Tibán y Quishpe se pronunciaron en contra de la minería y la contaminación de las fuentes de agua. Son dos de las principales demandas de la caminata que se cumplirá hasta el 22 de este mes y que recorrerá la Sierra.

Unas 140 personas se trasladaron en más de 30 vehículos particulares. No fue un viaje directo, porque hicieron paradas en diferentes pueblos como Los Encuentros. Su objetivo era concienciar a sus habitaciones sobre esta protesta. Allí, se sumaron más personas y automotores.

Su recorrido era custodiado por seis policías que viajaban en motocicletas y en un patrullero. En el cantón Yanzatza también se detuvieron. En la plaza central había 500 asistentes, entre participantes y moradores.

En una tarima, los líderes indígenas insistieron en las razones de la marcha y pidieron apoyo. El respaldo fue moral y material. La alcancía, que tiene forma de vaca (tamaño real) y que acompaña la marcha, recibió atunes, arroz, azúcar y dinero en efectivo.

Rómulo Macías colaboró con USD 10, de los USD 300 que gana cada mes. “Lo hago con gusto porque están luchando por la naturaleza y el bienestar social”.

Según Quishpe, lo que se recolecte servirá para alimentar a los participantes y para el combustible de los vehículos.

Al mediodía, la parada fue en la hostería Sol y Selva, en la vía a Zamora. Había más de 40 automotores particulares. Allí, los participantes almorzaron pasta con carne molida, arroz, maduro y un vaso de chicha de avena.

En la cocina, Rosita A. colaboró con la preparación. Destinó 1,5 quintales de arroz, unos 300 maduros, entre otros ingredientes que fueron donados a la vaca.

Según el coordinador de la comisión de alimentación, Rodrigo Aucay, al inicio se preparó comida para 300 personas, “pero hubo más de 500”.

María Salcedo es simpatizante de Quishpe. Ella llevaba a su bebé de seis meses. Acompañará la marcha, con su hijo, hasta Quito “porque con la movilización pacífica mejorarán las cosas”.

Otro participante es el activista antiminero Luis Corral. Está preocupado porque la motivación inicial de la protesta era defender el agua, pero “conforme pasan las horas hay nuevos planteamientos como estar en contra de la Ley de Educación, despido de los empleados públicos... Lo importante es no perder el curso para obtener resultados”.

Por estas nuevas demandas llegó Luis Aguirre, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador. Arribó el lunes pasado a Loja para conversar con los estudiantes de la Universidad Nacional de Loja. Aunque no tuvo toda la apertura, logró transmitir el mensaje a una minoría. Su preocupación es el examen de admisión para el acceso a la educación superior.

Los manifestantes descansaron ayer en Zamora. A las 08:00 de hoy se realizará una misa campal y se dirigirán hacia Loja.

El pulso del día

Dificultades en la caminata
La primera ruta de la marcha arrancó ayer en  Zamora Chinchipe con problemas logísticos: los buses de los  grupos indígenas opositores no tuvieron salvoconductos para avanzar por las vías. Por ello, decidieron ir a pie o   usando carros particulares.

Luz verde a la emergencia
El presidente  Rafael Correa, a medida que la marcha a su favor llegaba a Carondelet, anunció la firma del decreto de emergencia para ayudar a cuatro provincias de la Costa: Guayas, Los Ríos, Manabí y El Oro, y una de la Sierra, Loja, por las fuertes lluvias.

Buses en Quito  
El tráfico colapsó ayer en el centro de la ciudad, en la mañana y tarde, por la presencia de cientos de buses  interprovinciales en respaldo a  la marcha del Gobierno. Estos buses tuvieron también el respaldo del Municipio de Quito.

Apoyo total para A. País
Los miles de manifestantes a favor del Gobierno recibieron apoyo logístico  de los ministerios y el Cabildo. El Régimen les dio alimentación y transporte. También hubo  una escolta policial que permitió su caminata sin sobresaltos.

13 días de marchas
Los grupos indígenas que salieron desde Zamora Ch. tardarán 13 días en llegar a Quito. En su recorrido por ocho provincias esperan reclutar a las bases indígenas para engrosar su marcha. Desde el norte  también se movilizarán.

La prensa oficial
Los medios que controla el Gobierno hicieron una cobertura permanente de la marcha a favor del Gobierno. En los portales electrónicos,   radio y los canales oficialistas había piezas publicitarias a favor de la ‘democracia’.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)