31 de May de 2012 00:02

Relación con Irán se estrecha el día del arribo del Embajador de EE.UU.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Dos hechos claves para la diplomacia ecuatoriana se registraron ayer en Quito: la visita del Vicepresidente de Irán y el arribo del nuevo Embajador de EE.UU.

Como parte de su gira por países de A. Latina, críticos a Washington, el vicepresidente Alí Saeidlo visitó al presidente Rafael Correa en la Casa de Gobierno.

“Siéntanse como en su casa”. Con esas palabras el Presidente ecuatoriano recibió al funcionario persa, cuyo Gobierno desarrolla un programa de energía nuclear que es criticado por EE.UU.

En este escenario, la visita de Saeidlo tuvo un objetivo concreto: extender a Correa la invitación para que asista a la Cumbre de Países No Alineados, que será a finales de agosto en Teherán.

Según Saeidlo, la cita de los No Alineados será“fundamental para mostrar a los poderosos que este mundo unipolar y unilateral ha terminado”, en alusión a Occidente, que tiene su mirada fija en el plan de energía nuclear persa.

De acuerdo con el Vicepresidente de Irán, Correa aceptó la invitación para participar en la cumbre de los No Alineados.

Ecuador es una de las cinco paradas de la Alternativa Bolivariana para las Américas que Saeidlo escogió para extender las invitaciones personales. Su gira también incluye a Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

La visita de Saeidlo se inscribe en el fortalecimiento de los lazos bilaterales entre Quito y Teherán.

De hecho, la semana pasada, el canciller Ricardo Patiño realizó una visita oficial a ese país persa. Y en enero, el presidente Mahmoud Ahmadineyad se citó en enero en Carondelet con Correa, quien expresó su respaldo a su programa de energía nuclear.

Nuevo timonel en la Embajada de EE.UU.

Horas después de la entrevista en Carondelet que profundizó la alianza entre los gobiernos de Ecuador e Irán, el nuevo Embajador de EE.UU. en Quito llegó al aeropuerto Mariscal Sucre.

Adam Namm, diplomático de carrera del Departamento de Estado, arribó al país pasadas las 18:30. Luego de pasar por los filtros diplomáticos del aeropuerto, el nuevo representante del presidente Barack Obama pronunció un mensaje al país.

En esencia, dijo estar gustoso de llegar y anunció que trabajará por fortalecer la relación, afectada el año pasado por la expulsión recíproca de embajadores en Quito y Washington (ver breves). Por último, presentó a su esposa, que lo acompañará durante su misión diplomática en Quito.

Semanas atrás, luego de que la Cámara Alta estadounidense aprobara su nombramiento, Namm ya había enviado un mensaje similar, a través de un video.

Sin embargo, Namm solo podrá cumplir a plenitud sus funciones luego de que se presente oficialmente ante las autoridades nacionales. Primero deberá presentar la copia de sus cartas credenciales al Canciller y luego entregar sus credenciales a Correa. Aún no se conocen las fechas para esas ceremonias, que deben ser fijadas por el Gobierno ecuatoriano.

13 meses sin Embajador

El 5 de abril del año pasado la embajadora de Estados Unidos en Quito, Heather Hodges, fue expulsada por el Gobierno, luego de que se filtrara un cable  que llegó a poder de Wikileaks.  
 
En el despacho diplomático,  Hodges informaba que el general Jaime Hurtado fue nombrado jefe policial, pese a  supuestos actos de corrupción que presuntamente conocía el Presidente.   
Correa  solicitó una explicación a la diplomática. Sin embargo,  Hodges señaló que no tenía nada que comentar.

Como medida de  reciprocidad, Washington también decidió expulsar  al entonces embajador ecuatoriano, el diplomático Luis Gallegos.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)