20 de June de 2012 00:28

Reino Unido tiene sus reglas sobre el asilo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Gobierno de Gran Bretaña todavía no se pronunciará sobre la solicitud de asilo político en Ecuador, que realizó el fundador de Wikileaks, Julián Assange. La Embajada de Reino Unido en la capital explicó a este Diario que en las próximas horas emitirá un pronunciamiento oficial sobre este caso.

Esto, porque el Gobierno de ese país debe decidir si emite o no un salvoconducto para permitir la salida de Assange de Londres, en donde guarda prisión domiciliaria desde hace 550 días.

El Tribunal Supremo de Justicia de Inglaterra dio luz verde a la extradición del fundador de Wikileak a Suecia, acusado de supuestamente haber cometido tres delitos de agresión sexual y uno de violación a dos mujeres suecas en agosto del 2010.

El ex hacker australiano ha negado estas acusaciones y las considera que son una persecución política, por haber revelado el contenido de miles de cables diplomáticos del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

El 14 de junio pasado, los jueces ratificaron la extradición de Assange, que debía concretarse hasta el 30 de junio próximo. Pero él solicitó asilo en la Embajada de Ecuador en Londres. Según la normativa inglesa, la Cámara de los Lores (jueces) deberá decidir si concede el permiso de salida del país, en caso de que Ecuador conceda el asilo.

“En la normativa Interamericana existe un procedimiento establecido para la entrega de salvoconductos, cuando se conceden asilos, pero en países europeos o de otros continentes, este tema se maneja por tradición”, explica Mauricio Gándara, ex embajador de Ecuador en Reino Unido. Es decir, que las autoridades británicas son las únicas que pueden decidir si, en este caso, se concede el permiso de salida de país, en caso de que Ecuador dé el asilo.

Además, los jueces analizan, según cada caso, la conveniencia o no de emitir el salvoconducto. “Una vez que decida la Cámara de los Lores, deberá el Ejecutivo pronunciarse al respecto”, manifestó Gándara.

Así, si el Ecuador concede el asilo político, pero el Reino Unido no concede el salvoconducto, la Embajada de Ecuador en Gran Bretaña debería acatar las disposiciones que ese país emita. “Es lo más conveniente y hará bien en acoger lo que el Reino Unido diga”, adelantó Gándara.

En un comunicado de prensa, la Embajada de Ecuador en Inglaterra señaló que “la decisión de considerar la petición de asilo de Assange no debe ser interpretada de ninguna manera como una interferencia del Gobierno de Ecuador en los procesos judiciales en el Reino Unido o Suecia”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)