La regulación ahora apunta al humor en la TV

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Flor Layedra. Redactora

La polémica sobre las propuestas de regular los programas cómicos de televisión -que supuestamente son discriminatorios- genera controversia.

Mientras los actores de estos espacios defienden su trabajo, el defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira, califica su contenido como "repugnante".

Los programas como 'Vivos', 'La pareja feliz', 'Mi recinto' y 'Los compadritos' fueron criticados por Rivadeneira, el pasado miércoles 9 de abril.

Ese día, en una conferencia sobre la Discriminación en los medios de comunicación y el ejercicio de los derechos, en la Asamblea, Rivadeneira expresó que hay que hacer "todos los esfuerzos posibles para eliminar por siempre de la programación esos programas que denigran al ser humano, y que los están viendo en horario familiar nuestros hijos…".

Su argumento es que la actuación es "una repugnante representación del pueblo afrodescendiente, indígena, montubio…".

Esa crítica no quedó sola. Alrededor de 20 organizaciones sociales y de la Comunidad Glbti (Gays, Lesbianas, Bisexuales, Transexuales e Intersexo) se sumaron a ella.

Para Diane Rodríguez, representante de la Asociación Silueta X, no solo los Glbti están disconformes con estos programas, sino que también otros colectivos como los de mujeres, afrodescendientes, indígenas y amazónicos.

Estas agrupaciones se reunieron ayer vía videoconferencia con María José Fernández, asesora en quejas de la Defensoría del Pueblo.

En esa cita elaboraron un pedido, que presentarán a la Superintendencia de Comunicación (Supercom), en el que solicitarán que se reforme la manera en la que los programas de comedia hacen reír, "no mediante el aborrecimiento del hombre hacia su mujer", expresó Rodríguez.

La queja que las organizaciones sociales presentarán a la Supercom se basa dos estudios de casos del colectivo Gamma (2007) y de la Defensoría del Pueblo (2012). El primero indica que un 93% de los programas ecuatorianos de humor crean estigmas y discriminan a poblaciones.

La reacción de los actores

Este tipo de planteamientos ha ocasionado molestias entre los actores. "Estoy segura que no hemos generado odio, racismo ni terrorismo en ningún país". Ese es el criterio de Flor María Palomeque, propietaria de Roflo Producciones, empresa que maneja su imagen ya la de 'La Mofle', personaje que interpreta en 'La pareja feliz'. Ella aseguraque el objetivo principal de estas parodias es divertir, no educar.

Para David Reinoso, presidente de Orbeluna producciones y actor en el programa 'Vivos', estos espacios caricaturizan la realidad mediante el humor negro y del doble sentido. Agrega que su fin es mostrar lo que no se debe hacer.

Tanto 'La pareja feliz' como 'Vivos' tienen una audiencia diaria aproximada de 148 000 personas, según Reinoso.

El productor, del programa 'Mi Recinto', Fernando Villarroel, descarta que busquen ridiculizar a algún grupo social. Sostiene que, de alguna manera, han sido "la voz del pueblo". Esto, porque han mostrado las necesidades y la forma en la que viven montubios, indígenas y otros grupos sociales.

Enfatiza que el espacio televisivo ha sido importante para el desarrollo profesional de la comunidad Glbti, ya que ellos han trabajado en los canales en el área de camerino, producción y como asistentes.

A criterio de Villarroel, que representa al 'Compadre Garañón', "cuando un actor interpreta a un gay o queremos hacer un personaje gay o homosexual nunca se nos pasa por la mente discriminarlos".

Las grabaciones de 'Mi recinto' se realizan en Samborondón, Salitre y Tarifa, cantones del Guayas. Allí, junto a montubios, Villarroel y su equipo trabajan. "Aquí no hay ni 3 000 ni 4 000 montubios que me quieran sacar del campo, si fuese así yo sería el primero en cerrar mi programa", asegura.

La posturas de las autoridades del área de la comunicación apuntan a que se erradique cualquier mensaje de corte discriminatorio en los programas de humor de los medios.

Patricio Barriga, presidente del Consejo de Regulación, dice que hay un compromiso para caminar en esa dirección. Del mismo modo se pronuncia el superintendente Carlos Ochoa, quien anunció citas con dueños de medios, para definir una hoja de ruta conjunta que permita que se cumpla la Ley de Comunicación en esta área.

En contexto
A inicios de abril la Supercom ya sancionó a Extra por su sección Lunes Sexy, por considerar que su mensaje fue sexista y discriminatorio. Ahora un grupo Glbti quiere que el organismo regule los contenidos de los espacios de humor de TV que consideran discriminatorios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)