8 de January de 2011 00:00

Reforma tributaria se define en Baeza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El presidente Rafael Correa confirmó que el Régimen planea la fijación de un paquete de impuestos a medicinas, móviles, tabacos, etc.

El objetivo es financiar el Programa de Medicinas Gratuitas a implementarse en los hospitales públicos. En el caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 12% a los fármacos, la tasa se aplicaría de forma diferenciada.

“Estamos evaluando, todavía no hay una decisión. Poner IVA a las medicinas nos da unos USD 80 millones. Si usted exonera del impuesto a las medicinas -como actualmente- está subsidiando al pobre que las compra y también al rico que puede pagar”, señaló el Primer Mandatario en Baeza.

De todas formas, según los representantes de los gremios farmacéuticos, la medida terminará afectando a los mismos ciudadanos. “La medicina se volverá más cara y el consumidor final será quien deba asumir el impuesto”, dijo Juana Ramos, presidenta de la Cámara de Industriales Farmacéuticos Ecuatorianos.

El mismo director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Carlos Marx Carrasco, afirmó que las medicinas importadas se volverán más caras. “Analizamos también aumentar elImpuesto a los Consumos Especiales (ICE) para las llamadas a celular”.

El Régimen todavía no ha determinado si la tasa, que sería del 5%, se fijará para las llamadas entre operadoras, de teléfonos fijos a móviles, o en las llamadas de una misma empresa de telefonía.

De acuerdo con Roberto Aspiazu, presidente de la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones (Asetel), esto le generará al Estado unos USD 100 millones, tomando en cuenta que el mercado de consumo genera al año un promedio de USD 2000 millones.

“Lo que está haciendo el Gobierno es fijar una tasa que ya existía antes: el 15% de ICE a las llamadas telefónicas por celular, el cual fue eliminado por la Asamblea Constituyente en el 2008”.

Con esa medida, el Régimen espera obtener entre USD 50 millones y 80 millones. Además, pretende obtener mayores ingresos con impuestos diferenciados a licores, según el grado alcohólico; así como también a los tabacos.

“El costo de estos productos, principalmente de los cigarrillos, se incrementará, lo que alentará al contrabando. El Estado debería tomar en cuenta que en el país ya existe una alta carga tributaria”, explicó el ex directivo de la Cámara de la Pequeña Industria de Pichincha, César Robalino.

La fijación de tasas podría llevar a un incremento de USD 0,07 por unidad, lo que implicaría una elevación del 70%. Con eso se espera recaudar USD 60 millones, dinero que también permitirá aumentar el presupuesto destinado para el sector de la salud.

“Creo que no se justifica la aplicación de impuestos para obtener más recursos, dado que en estos años el Gobierno ha tenido un 90% de ingresos más que en toda la década de los noventa”, explicó el presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Blasco Peñaherrera Solah.

Sin embargo, aclaró que de fijarse los nuevos tributos en empresas como la tabacalera y la licorera, no debería afectar al empleo en estos sectores, ya que pese al incremento de los precios la gente no dejará de comprar. “Esa es una decisión personal, que no tiene nada que ver con los precios”.

Pero el Régimen tiene una opinión distinta y asegura que la medida permitirá mejorar la salud de los ciudadanos. El Ministerio de Salud desarrolló esta propuesta conjuntamente con el SRI, con el objetivo de financiar el presupuesto de los programas de salud.

Peñaherrera considera que el Régimen debería realizar una mejor distribución de sus ingresos, con el fin de no tomar este tipo de medidas, que en industrias como la farmacéutica sí podrían tener consecuencias en el empleo.

Ello, debido a que con el fin de no perder clientes algunas compañías asumirían el impuesto y se verían en la necesidad de realizar diferentes ajustes. “De no ser así, el público será el perjudicado”.

Reacciones

Paco Velasco / Presidente Comisión de lo Económico de Asamblea

‘Son recursos para invertir’

Aún no tengo elementos de juicio para opinar. Pero soy ferviente partidario de aumentar impuestos al tabaco y al licor. En otros países ha producido una disminución de adicciones. La oposición, en el Presupuesto del 2011, habló de déficit pero es inversión no financiada. Cuando el Estado decide hacer inversión pública debe invertir. La economía ortodoxa decía: nunca tengas déficit, y para eso hacían barbaridades, ahorrar plata sin importar que se requiera dinero para educación y salud. Eran unos obsesionados, tenían morbo por la liquidez.

Mauricio Pozo. Ex Ministro de Economía

‘Una medida inoportuna’

En un año en que se busca que la economía se reactive, crezca, no es oportuno ajustes impositivos. Cuando hubo la crisis en Estados Unidos hicieron exactamente lo contrario: dieron más oxígeno al sector privado para que pueda producir y contratar trabajadores.

No se puede pensar que porque le van a dar más plata al sistema de Salud esta va a mejorar. El Gobierno podría evitar hacer ajustes impositivos si evitara gastar en lo que no debe, como los mismos subsidios. No creo que es una decisión adecuada.

Vicente Taiano. Asambleísta del Prian

‘Advertimos el hueco fiscal’

El Gobierno sigue dando pasos desacertados: ponerle impuestos a las medicinas por más importadas que sean es apalear más al pueblo que necesita comprarlas. Además, se había bajado el ICE en el consumo de celulares para abaratar ese costo que también va directamente al pueblo. Se persiste en la idea de derrochar el dinero en publicidad, en cosas superfluas como los enlaces sabatinos. Al aprobar la Pro forma hicimos notar que el hueco superaría USD 3 500 millones y el Estado debería ser cauteloso en el gasto público, hubo oídos sordos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)