9 de November de 2012 00:01

Rafael Quintero no sobrevive al caso de la valija

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El escándalo de la valija diplomática deja su primera baja política de alto nivel en la Cancillería.

El dirigente socialista Rafael Quintero, quien en el 2011 suscribió el Reglamento para el Servicio de Valijas Diplomáticas, presentó su renuncia a la Subsecretaría para África, Asia y Oceanía.

Lo hizo después de que en agosto un informe de la Contraloría estableciera que ese Reglamento contenía inconsistencias, que abrieron la puerta a la introducción de droga en la valija oficial.

Quintero anunció su decisión de alejarse del Ministerio de Relaciones Exteriores a través de un remitido, que fue publicado en la edición de ayer de El Telégrafo.

“Celebren mi renuncia a la Cancillería, fariseos de siempre. Pero sepan que no me han vencido a pesar de estar apadrinados con un poder inmenso que los crió y los tutela”. Ese fue el colofón de su carta de media página, en la que señala que la prensa emprendió una supuesta campaña en su contra por haber suscrito la normativa que regula la valija.

En el remitido, Quintero sostiene que no tuvo ninguna responsabilidad administrativa por el envío de droga en la valija, en enero pasado. Y que él solo cumplió con su deber de suscribir el documento, luego de que todas las instancias internas de la Cancillería le presentaran los informes jurídicos respectivos.

“No existe lógica jurídica ni precepto legal que conduzca a responsabilizar a quien expidió un Reglamento con una consecuencia dolosa”, agrega Quintero.

En su comunicado, el Presidente del Partido Socialista-Frente Amplio también señala que presentó sus pruebas de descargo a la Contraloría, que señaló en su informe que en la firma de ese Reglamento se incurrió en una “desviación administrativa”.

De acuerdo con el organismo de control, el contenido del Reglamento no guardaba armonía con la Convención de Viena. Ese instrumento multilateral señala que la valija diplomática solo debe ser usada para el traslado de documentos oficiales. Ese criterio es compartido por diplomáticos, como el ex vicecanciller Marcelo Fernández de Córdoba.

Sin embargo, en este caso, la valija fue empleada para el transporte de implementos para el montaje en Italia de la obra teatral Ruga la Tortura. En ese cargamento la Policía de ese país halló cocaína líquida.

Se lo hizo al amparo del artículo denominado de las “excepciones”, que permite que se transporten en la valija “obras de arte, joyas, muestras artesanales, muestras comerciales y otros objetos sin valor comercial”.

Según la jerarquía interna del Ministerio, el canciller Ricardo Patiño debía ser el encargado de suscribir el Reglamento. Sin embargo, en mayo del 2011, ni Patiño ni el ex vicecanciller Kintto Lucas estaban en el país. Por eso, el despacho ministerial estaba a cargo de Quintero.

De la política activa

Luego de declararse “honrado” por haber colaborado en el gobierno de Rafael Correa, el dirigente socialista también anuncia que volverá a la política activa. Y deja entrever que aspira a ser uno de los candidatos de su partido para las elecciones generales del 17 de febrero del 2013. “He decidido volver a la acción política directa en la plaza, en las tribunas para luchar directamente contra el verdadero poder detrás de los fariseos y escribas que pretenden destruir a un hombre honrado”.

El Partido Socialista es una de las organizaciones políticas aliadas al Régimen y que está habilitada para las elecciones generales. Este viernes tiene previsto definir sus candidatos (recuadro).

Esta vez no habrá la lista  17-35

Entre hoy y mañana, el Partido Socialista-Frente Amplio deberá  determinar, a través de primarias, quiénes serán sus candidatos a legisladores.  Uno seguro será  su presidente, Rafael Quintero.
 
El militante, Fabián Solano,  descartó que por el hecho de que  su partido vaya en su propio casillero con el número 17, no se puede hablar de   un rompimiento de relaciones con Alianza País.

Solano aseguró que las dos tiendas están más unidas que nunca y que prueba de ello era un acuerdo para ir juntos en Bolívar.

Sin embargo, en los corrillos legislativos, varios asambleístas de A. País, que pidieron la reserva, señalaron que no hay  espacio para que sus aliados, entre ellos los  socialistas, compartan los escaños de las listas 35.  
 
Además   comentaron que aún se busca que Silvia Salgado, quien ganó una curul por A. País, sea tomada en cuenta al menos entre los postulantes  de Imbabura.  

Otro grupo del oficialismo negó la posibilidad e incluso apuntó que Pedro de la Cruz, también del PS-FA,  no estaría en los planes de los gobiernistas, para volver a terciar como candidato a asambleísta nacional. Se dijo que podría ser parlamentario andino.
   
De la Cruz afirmó desconocer cuál será su futuro político. Recordó que él ganó un lugar como constituyente y como asambleísta nacional por la 35. Pero que se sentía socialista.

Ayer  tarde, en  la sesión del Pleno, una operadora del Ministerio de la Política pedía a los oficialistas firmar su aceptación de las candidaturas. Buena parte de los asambleístas ya conocía quién sería tomado en cuenta y quién no. Uno es Celso Maldonado, quien no quiso hablar del tema.  Otro sería Fernando Bustamante.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)