Política

Rafael Correa se reúne con Rajoy e inmigrantes ecuatorianos en España

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
17 de March de 2012 09:30

En una breve visita a España, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, debía reunirse este sábado con el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, y con representantes de la comunidad inmigrante ecuatoriana, duramente golpeada por la crisis que sacude al país.

El jefe de Estado ecuatoriano llegó de madrugada a Murcia procedente de Turquía, donde había realizado una visita de tres días.

En esa ciudad del sureste de España grabó su semanal alocución televisiva “ Enlace ciudadano ” y mantuvo su primer encuentro con asociaciones de ecuatorianos.

“En Murcia hasta un 70% de nuestros compatriotas están sin trabajo porque se trata de los sectores de la agricultura y la construcción”, muy golpeados por la crisis, señaló Mario Cuzco, representante de la Secretaría Nacional del Migrante (SENAMI) en España.

Desde el comienzo de la crisis en 2008, y el estallido de la burbuja inmobiliaria, el desempleo no deja de crecer en España, afectando a finales de 2011 al 22,85% de la población, una cifra que se agrava en lo que concierne a los inmigrantes.

A principios de 2011, 360.710 ecuatorianos vivían en España, según cifras oficiales. A estos se suman entre 140.000 y 150.000 que obtuvieron la nacionalidad española y un 1% de indocumentados, constituyendo la principal comunidad latinoamericana en este país, según la SENAMI.

Su situación debía ser abordada en la reunión que Correa mantendría por la tarde en Madrid con Mariano Rajoy, líder del conservador Partido Popular que gobierna España desde diciembre.

“El presidente tendría un gran interés por tratar cuestiones sociales que ha tenido nuestra comunidad ecuatoriana en el exterior", adelantó Francisco Hagó, Secretario Nacional del Migrante, prometiendo que “ el Estado ecuatoriano va a hacer el acompañamiento de sus ciudadanos ” en el extranjero.

“Con absoluto respeto del Estado español (...) una vez que están encontrando problemas aquí en España el Estado ecuatoriano reconoce que tiene obligaciones con nuestros ciudadanos”, agregó, aludiendo al creciente problema de la pérdida de vivienda por el impago de hipotecas.

Según la Coordinadora Nacional de Ecuatorianos en España (CONADEE) unos 15.000 inmigrantes ecuatorianos están afectados por el problema de las hipotecas que ya causó en España el desalojo de unas 300.000 familias.

Otro de los temas de la reunión debía ser la participación de Ecuador en la XXII Cumbre Iberoamericana, que se celebrará en Cádiz (sur de España) el 16 y 17 de noviembre.

El gobierno español quiere convertirla en la oportunidad para entablar una nueva relación con los países de América Latina, “más equilibrada y fundada sobre los intereses compartidos” en palabras de su canciller José Manuel García-Margallo.

“Iberoamérica tiene mucho que aportar y España tiene los brazos abiertos, desde la igualdad y la libertad”, afirmó Rajoy en la presentación de la cumbre.

Tras la ausencia de varios líderes latinoamericanos en la pasada reunión, celebrada en Asunción, Madrid espera contar este año con los mandatarios de los 22 países miembros.

Durante recientes visitas a España, el presidente peruano Ollanta Humala, el canciller boliviano David Choquehuanca y su homólogo nicaragüense Samuel Santos ya confirmaron la participación de sus respectivos países.

Los dos mandatarios debían abordar asimismo el proyecto Yasuní-ITT, por el que el gobierno de Ecuador propone no extraer unos 846 millones de barriles de petróleo en un parque amazónico, y la negociación de un acuerdo comercial con la Unión Europea que Quito pretende sea más flexible que un Tratado de Libre Comercio (TLC).

Tras el encuentro con Rajoy, Correa debía reunirse con representantes de la comunidad ecuatoriana en Madrid antes de regresar a última hora de la noche a Ecuador.