18 de March de 2010 00:00

‘Por su propio bien, Carrillo debe corregir’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Carlos Rojas A.



¿Cuánto tiempo de vida le da al acuerdo político entre el oficialismo y la oposición para impulsar el proyecto de Ley de Comunicación?

Veo a algunos actores políticos que se expresan en los medios apostando a que falle y se desprestigie el acuerdo. No quiero inculpar a nadie, pero voy a ver qué día retomo el origen de este acuerdo.

Más bien será el liderazgo...

No quiero suplantar a una Comisión especializada (la de Comunicación). En la parte política, hay que crear de nuevo las mejores condiciones para que el desarrollo del acuerdo se dé sin entrampamientos ni declaraciones unilaterales, que nos ponen en un debate por fuera de la Comisión.

¿Se refiere a las declaraciones de Betty Carrillo, presidenta de la Comisión, quien ha relativizado el acuerdo?

Se reclama desde la Presidencia de esa Comisión que yo, supuestamente, no he consultado al bloque, cuando la reunión en la que se dio ese acuerdo no era de A. País sino de todas las bancadas.

En esa reunión estuvo también el oficialismo...

Sí, estuvo representado por César Rodríguez.

¿Se convenció de que Carrillo no está comprometida con ese acuerdo?

No quiero hacer un juicio definitivo, pero algunos temas de la Asamblea se trataron mal en el pasado por esta especie de obsesión de primero hablar con los medios y después con los actores reales. Además, se le está vinculando peligrosamente al Gobierno con ciertos postulados que, al menos yo, no conozco que provengan del Ejecutivo.

¿Carrillo representa a la agenda del Gobierno dentro de la Comisión Ocasional?

Está claro que no es así.

¿A quién, entonces?

No es un tema personal. Quiero hacer el esfuerzo de redirigir el debate. Si ella quiere hacer un debate debe encargar la Presidencia de la Comisión.

La oposición siempre dijo que para la buena salud del acuerdo, Carrillo no debía presidir la Comisión.

No hablo de que la deje de manera permanente. Pero yo dejo de ser Presidente en cada sesión en la que deseo intervenir. Ella es la vocera de la Comisión y, aparentemente, ustedes me están diciendo que cuando habla lo hace (a nombre de) la Asamblea y hasta (de) el Gobierno.

El Ejecutivo y la legisladora no le dan ninguna importancia a su acuerdo político.

Nuestra cercanía con el Gobierno no es ocultable. Pero si no hubiera acuerdo entre el Ejecutivo y el Legislativo, el Presidente tiene una herramienta de colegislación que es el veto. Allí, él se expresará en su momento.

Carrillo apoya al veto que Correa envió sobre la Ley de Participación Ciudadana, proponiendo que los medios de comunicación rindan cuentas una vez al año...

Lo que ella haga no es lo que el Gobierno necesariamente hará.

Para no dar paso a un veto se necesitan 82 votos y la oposición no los tiene.

Yo aspiro a que la de Comunicación sea una ley inteligente. No se puede poner en duda el acuerdo de tanta gente involucrada por lo que hace una persona, al margen de su propio grupo.

¿Como están las cosas, hay el riesgo de que Ud. se quede en minoría con la oposición?

No lo creo. Los propios miembros de la Comisión están preocupados por algo que aparezca como una tesis del movimiento, cuando aún no lo han debatido.

¿El 5 de abril estará listo el proyecto de ley?

Al paso que van... así les dé un año. No es un tema de plazos sino de actitudes. Deben trabajar en sesión permanente, si realmente tienen respeto por el tiempo que media entre octubre y el día que debemos aprobar la ley.

¿En la Comisión hay un problema de organización?

Pidieron plazo hasta junio: 105 días y yo les di 30, para ver cómo van. No me queda la menor duda que el 5 de abril no tendrán la ley.

¿Qué pasará en ese caso?

Habrá que pedirles una justificación. No podemos llegar con un producto inmaduro y conflictivo.

Si el problema es la conducción de la Comisión, ¿por qué no la replantea?

La Comisión tiene esa facultad y el Pleno le pedirá cuentas.

¿Usted percibe un boicot en la Comisión ocasional?

No creo. Están siendo víctimas de sus propias dificultades.

Habrá que empezar, entonces, por poner de acuerdo primero a la bancada de País.

¿Sobre qué lo hacemos?

Sobre el acuerdo de siete puntos con la oposición...

Si sobre eso no hay dudas. El bloque estuvo representado en el acuerdo, y la legisladora Carrillo fue a la única a quien no le pareció.

Pero ella es la Presidenta de la Comisión...

Ella tiene que entender que hay formas democráticas de hacer las cosas.

¿No ha pensado en llevarla a comisión de disciplina?

No lo creo. Ella misma estará sintiendo la dificultad. Por su propio bien ella tiene que corregir y actuar como Presidenta.

El veto de Correa a la Ley de Participación propone un esquema de rendición de cuentas tan amplio para los medios que sería aun más controlador que la ley de Comunicación.

Veo que allí hay un prejuicio y es mejor debatirlo con serenidad. Se pide que una vez al año, los medios hagan una rendición...

¿Pero rendir qué?

El tema financiero no es aplicable porque los medios privados no usan fondos públicos.

¿Y si un grupo social pide esa rendición financiera?

Los medios lo hacen todos los años ante la Superintendencia de Compañías, solo que ahora lo tendrán que publicar con el nombre de rendición de cuentas...

¿Ante un Consejo de Participación señalado por su integración politizada?

No tienen que rendirle cuentas al Estado ni al Consejo...

El veto lo sugiere...

Es a la ciudadanía. EL COMERCIO podrá publicar en una de sus páginas cómo les ha ido con tal gasto y si han tenido tales ingresos, como en los balances.

¿Al igual que Correa, usted cree que los medios brindan un servicio público?

A más de que están usando un derecho, actúan como intermediarios con el ciudadano para darnos información. Están dando, entonces, un servicio público.

Servicio público da una empresa de agua potable o de energía y ese veto pone a los medios bajo esa figura.

No. Es un tema de rendición de cuentas y transparencia.

¿Cómo aplicar la rendición en los temas periodísticos?

Me parece que está mal usada la figura equivalente a la rendición pública de cuentas. En el caso del quehacer periodístico, hay que contarle al lector qué hacen y quiénes son, nada más.

El veto no es claro y no hay cómo ajustarlo...

O nos vamos por la insistencia del texto original con 83 votos o entraría en vigencia el texto de la Presidencia. Pero cualquier ajuste podría darse en el Reglamento.

¿No es grave el cambio que propuso el Presidente?

No me hago líos, me parece que no tiene la connotación que se le quiere dar. Pero lo voy a estudiar.

¿Mejor no haberlo puesto?

La oportunidad del veto, ahora que está en debate la otra Ley (Comunicación), de nuevo ha generado un conflicto por las dudas que despierta en las personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)