La promoción alrededor del Yasuní, en polémica

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Red. Política y Guayaquil 

Las estrategias que dos colectivos emplean para someter a consulta el futuro del Yasuní están en el campo de la polémica.

Un supuesto plagio del logotipo y aparentes problemas de formato en los formularios de recolección de firmas. Esos son los dos temas que han generado la controversia, en la que también está involucrado el Consejo Electoral (CNE).

Yasunidos -que plantea no explotar el ITT- fue el primer grupo en expresar su malestar, por lo que llama una campaña "sucia" contra su iniciativa.

Ayer, en rueda de prensa, denunció una supuesta "campaña sucia", que incluye la aparente copia del logotipo que usan para solicitar las firmas de apoyo.

Su vocero, Patricio Chávez, denunció que el colectivo que apoya la explotación publicó un inserto para recoger rúbricas casi idéntico al que Yasunidos difundiera el sábado.

Según dice, el objetivo del otro grupo es "confundir a la gente" para evitar que reúnan las 600 000 firmas necesarias para que el futuro del Yasuní sea decidido en las urnas.

Las palabras de Chávez se refieren al formulario de firmas del frente Amazonía Verde Sin Pobreza. Este grupo formado por una treintena de alcaldes de la Amazonía, quienes apoyan la propuesta del Gobierno de explotar el Yasuní con el menor impacto ambiental.

Desde esa plataforma se niega la existencia de un boicot como lo sostiene Yasunidos.

Su líder, Yofre Poma, alcalde de Lago Agrio, afirma que solo se trata de una "coincidencia", en virtud de que son dos proyectos sobre un mismo tema.

"Siempre van haber muchas similitudes y vamos a coincidir en varias cosas. Esto es un proceso de recolección, que tiene dos campañas por parte de ellos como de nosotros".

Hasta la tarde de ayer, Yasunidos no había resuelto si presentar o no acciones legales por el aparente plagio de su logotipo, que no está registrado en el Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual (IEPI).

  • Formularios y formatos

El segundo punto de polémica se enfoca en el formato de los formularios para la recolección de firmas de respaldo.

El asunto se puso en el tapete, luego de que Domingo Paredes, presidente del CNE, sugiriese que el diseño de formulario de Yasunidos no coincide con el solicitado por la entidad. Sus expresiones las emitió en referencia al formulario que el sábado publicó ese grupo.

Yasunidos rechazó la postura del titular de la Función Electoral. Desde Guayaquil, ese grupo solicitó que Paredes se abstenga de opinar al respecto, ya que el 12 de abril recién entregarán la documentación final con las rúbricas de apoyo.

En ese sentido, César Cárdenas, representante de Yasunidos en el Puerto Principal, anunció que este fin de semana circulará en dos medios impresos otro inserto con el formulario de firmas, con las características que determinó el CNE. Es decir, en papel bond de 75 gramos en tamaño A4.

Paredes había observado que el formato de los formularios difundidos el sábado son de tamaño carta, que es más pequeño que el solicitado.

Según la autoridad electoral, se había pedido que las firmas sean recogidas en tamaño A4 para que puedan ser reconocidos por los escáneres del CNE. El formulario de firmas difundido el miércoles por el frente Amazonía Verde y Sin Pobreza está en tamaño carta, al igual que el de Yasunidos.

Ambos colectivos anunciaron que intensificaron sus acciones para la recolección de firmas. Yasunidos solo tiene cuatro semanas para completar el número requerido de rúbricas. En cambio, la plataforma de los alcaldes amazónicos tiene plazo hasta julio. Según Poma, tienen alrededor de 100 000 rúbricas de respaldo. De ahí que anunciara desde esta semana una agresiva campaña mediática y de campo para lograr su propósito.

En contexto
Están en marcha dos campañas de recolección de firmas relacionadas al Yasuní. El colectivo Yasunidos empezó en octubre y está en contra de la explotación. En cambio, el frente de los alcaldes amazónicos lo hizo a inicios del 2014 y apoya la extracción del petróleo.

No olvide

  • El CNE verificará  la autenticidad de las firmas a través de un procedimiento visual e informático. La revisión de las firmas se realizará al 100% del requisito establecido en la ley. En este caso es el 5% del padrón.
  • El Pleno del CNE, previo el informe interno de sus directores, comunicará mediante resolución a los promotores de la consulta popular el resultado de la verificación de las firmas.
  • El CNE convocará a consulta popular en el plazo de 15 días contados a partir de la recepción del dictamen de la Corte Constitucional, que debe calificar las preguntas.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)