11 de August de 2010 00:00

El Presidente habló para las barras altas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

Ubicado en lo que vendría a ser la general, si se hablara de localidades en un escenario deportivo, Carlos Fabara, de 55 años, escuchó al presidente Rafael Correa, desde las 10:05 de ayer.

Como él, cientos de personas ocuparon las barras altas de la Asamblea, sector asignado al público llano. Pero buena parte salió antes de las 14:44, cuando concluyó el informe de gestión.

Al ver a Fabara se podía pensar que alentaba a un equipo de fútbol. Estaba concentrado en el discurso de Correa, con un estilo similar al de las cadenas sabatinas. Pero al escuchar la frase “Prohibido olvidar...”, que el Mandatario repitió varias veces, él y otros ciudadanos se levantaban de los graderíos y coreaban: ¡Viva Rafael Correa! o ¡abajo la partidocracia!

A unos metros aparecía Zoraida Almeida, de 26 años, quien preside la Junta Parroquial de Chugá en Pimampiro (Imbabura). También se ponía de pie y gritaba como si festejara un gol al oír la frase. Era casi un reflejo condicionado.

Abajo, en lo que sería el palco en un estadio de fútbol, se podía ver a varios asambleístas, cuyas reacciones no fueron eufóricas. Entre ellos: Paco Moncayo (Alianza Libertad), Gerardo Morán (independiente), César Montúfar (Concertación Nacional), Jorge Escala, Francisco Ulloa y Línder Altafuya (MPD). Este último fue el único que se quedó sentado cuando todos se levantaron para saludar al vicepresidente Lenín Moreno. Por Alianza País estuvieron Paola Pabón y Virgilio Hernández, junto a quienes se sentó Guillermina Cruz (PSP)...

El Pleno, espacio asignado para las 124 curules, fue adecuado para recibir a unos 500 invitados. Uno de ellos fue Hugo Quiroz, presidente del Consejo Nacional de Juntas Parroquiales Rurales del Ecuador. Él ocupó el lugar que suele tener el Prian en el hemiciclo. Indicó que hoy asistirá otra vez a la Asamblea, para demandar la aprobación del Código de Ordenamiento Territorial.

Figuras vinculadas al oficialismo acudieron al informe de labores. El ex ministro de Gobierno, Gustavo Larrea, alejado del círculo presidencial, se hizo presente.

En su discurso, Correa hizo bromas. Señaló que cinco de los siete ministerios de coordinación son dirigidos por mujeres y que para completar el equipo sacaría a Miguel Carvajal y Jorge Glass, lo que provocó risas. Mientras eso ocurría, el alcalde de Quito, Augusto Barrera, charlaba con sus concejales Elizabeth Cabezas y Patricio Ubidia. Saruka Rodríguez (PRE), enviaba y recibía mensajes de texto a través del celular.

En los pasillos de la sala, Ángela Cedeño (37 años) ansiaba oír el discurso. Con el trapeador limpiaba y secaba el piso de los sanitarios. Le hubiese gustado dejar sus labores para saludar a Correa. Estaba tan cerca, a unos pasos...

En las barras altas, Fabara permaneció durante las cuatro horas y 18 minutos de la alocución de Correa y los 26 minutos de intervención del Vicepresidente.

Guardaba la esperanza de estrechar la mano del Presidente. Llevó un álbum de fotos Kodak y, exaltado, mostraba una imagen del 21 de octubre de 1989, prueba de que conocía a Correa desde hace tiempo. En la foto estaba el Presidente de joven con otros compañeros de su esposa en la Universidad de Lovaina.

José Conlago, agricultor de 37 años, de la Unión de Comunidades de Cayambe, terminó cansado, preguntándose si lo que el Presidente dijo que faltaba por cumplir se concretará. Pensaba en eso cuando Correa se despidió con un “hasta la victoria siempre”.

Algunos de los detalles del acto político

En los exteriores del Palacio Legislativo hubo un abundante resguardo policial. Trucutús, mallas y policías a caballo. Pocos vendedores ambulantes pudieron penetrar a la calle Piedrahíta. Incluso, desde los autos oficiales se monitoreaba al Presidente.

Los ciudadanos Washington Caicedo y Patricia Luna se plantaron afuera de la Asamblea con carteles que pedían seguridad y respaldo para las víctimas de la delincuencia. Ellos perdieron a familiares por la actos delictivos.

En la parte superior del Palacio Legislativo, cerca del techo, se ubicó el helicóptero de la Policía. Según los uniformados que cuidaban el sector ayer, se dispuso su presencia en caso de producirse disturbios y el Presidente tuviera que salir de emergencia.

Según la Presidencia , esta es la primera vez que un Mandatario ofrece su informe a la Nación utilizando elementos multimedia, con la finalidad de dar a conocer de manera más didáctica las labores realizadas durante su gestión.

Antes de dirigirse a la Asamblea Nacional, el presidente Rafael Correa colocó ofrendas florales en el monumento a los Héroes del 10 de Agosto de 1809 en la Plaza de la Independencia, en el Centro Histórico. Lo acompañaron sus ministros de Estado.

‘A pesar de la crisis mundial crecimos en mejores condiciones’

Rafael Correa. Presidente

“Estudiamos e identificamos a 200 828 personas con discapacidad”.

Lenín Moreno. Vicepresidente de la República

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)