22 de April de 2012 00:02

Políticos, ¿aún intervienen en la ‘U’?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En 1996, el profesor y entonces diputado amazónico, Servio Tulio Moreno, pedía apoyo a sus colegas del Congreso para levantar una universidad privada en Napo.

En su proyecto de creación de la Escuela Superior Politécnica Ecológica Amazónica (Espea) hablaba de lo inverosímil de vivir en una provincia que origina la renta petrolera que sostiene a todos los centros de educación superior del país. Y, no contar con al menos uno en ese territorio.

La Espea fue una de las 14 universidades (de 26 de categoría E), suspendidas en este mes por no pasar las pruebas del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces).

El Gobierno ha insistido en criticar la mano que metieron los políticos, dando el visto bueno para dar vida a las universidades, que sus funcionarios llaman ‘de garaje’ y ‘de lucro sin fin’. Esa fiebre de creación se concentró en la década del noventa. Lo que dio lugar a que el sistema sume más de 70 centros.

Para René Ramírez, secretario de Ciencia y Tecnología, hubo una estafa académica. Comparó el hecho con el salvataje bancario de 1999; en su versión, hoy se vive un “salvataje académico”.

Hasta octubre del 2015 rige una moratoria. Tres organismos actuarán como filtros y se prepara un reglamento, así, según Ramírez, la decisión de crear universidades ya no dependerá de políticos. Pero en el 2010, la historia de legisladores interfiriendo en el campo académico se repitió.

Entre otros, Guillermina Cruz, coterránea y amiga de Servio Moreno, padre del vicepresidente de la República, Lenín Moreno, pidió fundar la Universidad Regional Amazónica (pública), en Napo. Eso le obligaba a votar por la Ley Orgánica de Educación Superior. Esa decisión le costó la expulsión de su partido, Sociedad Patriótica, opuesto al oficialismo.

Cruz, desde entonces, se convirtió en una aliada de Alianza País. La semana pasada preguntó a las autoridades educativas cómo avanza el proyecto. Y la respuesta la dejó contrariada.

No acepta que se irrespeten los dos años de plazo que se cumplirán en octubre y que fueron establecidos en la ley para fundar esa y tres universidades más: Nacional de Educación, en Azogues (la tierra del Presidente de la mesa que trató el proyecto); de Artes, en Guayaquil; y Ciudad del Conocimiento, en Imbabura.

“Yo, me jugué mi vida política por esa universidad”, sostiene Cruz, quien exige agilitar el proceso. Le dijeron que en octubre llegará el proyecto de ley de creación de la ‘U’ a la Asamblea. Pero ella calcula que el trámite durará unos seis meses. Así que talvez se aprobaría en el 2013.

Por eso quiere que el Gobierno ofrezca un plan emergente, para que las universidades de categoría A atiendan a los amazónicos a través de extensiones.

Este es un nuevo episodio en el que está en juego la posición de los políticos más que la de los técnicos, según Iván Carvajal, ex secretario general del Consejo Nacional de Universidades y Escuelas Politécnicas (Conuep).

El catedrático Carvajal cuestiona la afirmación de que se estafó a los estudiantes porque aclara que toda estafa se produce de manera ilegal y no es el caso.“La gran estafa es la del sistema político interviniendo sobre el sistema universitario”, reflexiona y comenta que en Europa los centros de educación superior se crean por decretos, desde instancias ejecutivas como ministerios de Educación.

En Estados Unidos hay una libre creación de instituciones y se deja que el mercado dirima. Acá, critica que se aplique un cierre por disposición directa del Ejecutivo, como en Francia o Cuba.

No es el único opuesto. “No se puede cometer otro error por otro que pudiese haberse cometido”, apunta Heinz Moeller, ex diputado socialcristiano. Durante su presidencia, el Congreso aprobó la creación de seis de las 14 universidades cerradas.

Otro ex diputado, Marco Landázuri, prefiere no hablar del tema. Aduce no haber seguido el proceso. Aunque no lo niega, propuso la creación de la U. Alfredo Pérez Guerrero, hace 15 años.

No le siguió la pista, cuenta que presentó el proyecto a pedido de un compañero de épocas universitarias, Jorge Enrique Páez. “Acepté como una forma de rendirle homenaje al ex rector de la U. Central, Pérez Guerrero”.

Moeller, tras la experiencia vivida, considera que todo irá mejor mientras más se aleje de la mano de los políticos la designación de cargos técnicos. No digamos la creación de universidades -dice-.

La Constitución

Las 14 universidades y escuelas politécnicas privadas cerradas en estos días contaron con el informe favorable del Conesup.

En la vigésima  transitoria de la Constitución se establece  que habrá una universidad para fomentar el ejercicio de la docencia.  Pero en el proyecto de Ley de Educación, vetado,  hasta se propuso   crear un quinto centro en Santo Domingo de los Tsáchilas.     

El salto fue de  institutos a universidades

Buena parte de las universidades suspendidas por el Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces) tuvieron su origen en institutos.
En los proyectos de ley, que dan cuenta de la forma en que fueron aprobadas  y que reposan en los archivos de la Asamblea, se repite una frase: que surgen ante la demanda de bachilleres por especializarse. Y que no serán alternativas costosas o elitistas.
   
La Universidad Autónoma de Quito, por ejemplo, se formó a partir de dos institutos, uno de Informática y otro de Diseño y Comunicación Visual.  La U. Panamericana de Cuenca nació como el Instituto Técnico Panamerican Center. Este centro luego ofertó  una facultad de Gobierno y Ciencias Políticas. Aunque un diputado es el ponente de los proyectos, estos cuentan con firmas de respaldo de  legisladores, de esta época. Entre ellos Cynthia Viteri (Madera de Guerrero), Paco Moncayo (Alianza Libertad), Tito Nilton Mendoza (Prian), apoyando la U. Cristiana Latinoamericana.

Una de las ‘U’ que nacieron, luego del 2000, fue Universitas Equatorialis. En una disposición transitoria del proyecto de creación, la ponente, diputada Ximena Ortiz Crespo, señala que el rector  debe ser Rodrigo Crespo.

1994-1995
Diputado
Ernesto Pontón (ID)
Presidente del Congreso   
Heinz Moeller
Universidad Interamericana del Ecuador

1995-1996
Diputado
Servio Tulio Moreno (CFP)
Presidente del Congreso  
Fabián Alarcón
Universidad  Politécnica Ecológica Amazónica.

1995-1996
Diputado
Juan Fernando Castanier (PCE)
Pte. del Congreso  
Fabián Alarcón
Universidad  Tecnológica de América (Unita)

1996-1997
Diputado
Juan Manuel Fuertes (DP)
Presidente del Congreso   
Heinz Moeller
Universidad  Intercontinental

1997-1998
Diputado
Patricio  Velasco (PRE)
Presidente del Congreso   
Heinz Moeller
Universidad Autónoma de Quito.

1997-1998
Diputado
Jorge Montero (CFP)
Presidente del Congreso   
Heinz Moeller
Universidad Politécnica Ecológica Tulio Montero L.

1997-1998
Diputado  
Marco Landázuri (ID)
Presidente del Congreso   
Heinz Moeller
Universidad Alfredo Pérez Guerrero

1997-1998
Diputado
Milton Ordóñez (PSC)
Pte. Congreso   
Heinz Moeller
Universidad de Ciencias Ambientales José Peralta

1998-2000
Diputado
Carlos González (ID)
Pte. Congreso    
Juan José Pons
Universidad  Panamericana de Cuenca

1998-2000
Diputado
Voltaire Medina (PRE)
Pte. del Congreso   
Juan José Pons
Universidad  Tecnológica San Antonio de Machala.

1998-2000
Diputado
Mauricio Salém (PRE)
Presidente del Congreso   
Juan José Pons
Universidad  Cristiana Latinoamericana

2000-2002
Diputado
Ximena Ortiz Crespo (DP)
Pte. del Congreso   
Hugo Quevedo
Universidad  Universitas Equatorialis.

2003-2005
Diputado
Clemente Vásquez (PSC)
Pte. Congreso  
Fabián Alarcón
Universidad  Og Mandino de Quito


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)