19 de November de 2011 00:01

Un político que sabe dar largas y usar el reloj

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Fernando Cordero. Presidente de la Asamblea Nacional.

Quién es
Político cuencano, ex alcalde; fue diputado y  asambleísta constituyente. Presidió la Asamblea de Montecristi, en reemplazo de Alberto Acosta. Fue reelegido presidente el 31 de julio.

Qué dijo
“A título personal,   creo que la resolución aprobada por la oposición es ineficaz. Viola normas constitucionales y legales. Además, el art. 76 de la Constitución dice que debió ser motivada”.

Qué hizo
El martes convocó al segundo  debate de la ley de   medios, suspendido hace casi dos años.  Pese a que la  prioridad  era resolver   la situación de la  Reforma  Tributaria, que iba a pasar por el Ministerio de la Ley.

Abrir, dirigir, suspender y clausurar los debates de las sesiones del Pleno y proponer el orden del día para ellas. Esas son atribuciones que como presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, tiene. Y las maneja estratégicamente.

Así, el ‘Corcho’ decidió que el martes 15 se desarrollara el segundo debate de la Ley de Comunicación, a pesar de que la prioridad legislativa era analizar el paquete tributario enviado por el Congreso y que el oficialismo ya había dicho que entrará, sin debate, por el Ministerio de la Ley.

Sin embargo, Cordero insistió en debatir medios el martes. Los asambleístas asistieron sabiendo que la sesión sería corta, porque la Tricolor enfrentaba a Perú a las 16:00. Eso ocurrió, pese a los múltiples pedidos para intervenir. Por ello, el miércoles se reanudó el debate.

En los dos días, 17 legisladores participaron. Y todavía están pendientes 36 intervenciones más, cada una dura 10 minutos. Esto hace prever que al menos se requerirán dos días para evacuarlas y que el martes 22, cuando se reinstalará la sesión, no se votará.

Esto le conviene a Alianza País, ahora que no cuenta con más de 55 votos propios y depende de los aliados para sumar los 63, para aprobar el texto. Uno de ellos, el cantante Gerardo Morán, que influye en dos legisladores más, ha anunciado su rechazo.

Pero esta semana la oposición no se concentró en sumar esos votos sino en buscar la forma de que la Reforma Tributaria no pasara por el Ministerio de la Ley.

El martes se presentaron cuatro pedidos de cambio del orden del día. Dos tuvieron apoyo del Pleno. Uno, sobre los servidores públicos separados de sus cargos. Y el de Fausto Cobo (PSP), pidiendo que se analizara y se resolviera la situación actual y futura de la Reforma Tributaria.

Cordero dejó que la oposición celebrara ese triunfo. Luego aclaró que por un error en la redacción del texto de Cobo, el punto se trataría tras el debate de medios.

El Presidente usó su facultad de decidir sobre la agenda. Aunque 64 asambleístas, la mayoría de 124, lo solicitaron, él impidió que se tratara de inmediato sobre el proyecto económico urgente. El plazo fatal se cumplía en 15 días.

Alianza País, con Fernando Cordero a la cabeza, siguió quemando tiempo, sin que la Reforma Tributaria tuviese prioridad.


Fue el miércoles, ante la insistencia de Cobo para retomar ese punto, que respondió: “Analizaré la pertinencia del pedido”. A las 19:00, tras más de siete horas, abrió la discusión. El objetivo: buscar una salida política a la falta de informe para primer debate.

En las primeras de un total de 32 intervenciones, Gilmar Gutiérrez (PSP) propuso que se aprobara una resolución para negar el proyecto. Cordero no dio paso a la votación. Esa noche, la oposición contaba con 63 adhesiones.

Entonces pretendió ser democrático: cedió dos veces la palabra a Tito Nilton Mendoza (Prian). Él pidió un punto de orden, para aclarar que “no era un iluminado y que en todo caso no era uno oscurecido, como Gabriel Rivera”.

También dejó que el tiempo corriera entre bromas de quienes jugaron con un muñeco de Chucky Seven y en un ‘recreo’, para que todos se sirvieran un sánduche. A las 23:30 suspendió la sesión, sin definir nada.

Así se cumplía con el libreto acordado con Betty Tola, ministra de la Política, el miércoles. En el bloque ella pidió dar largas al pedido de la oposición y tratarlo el jueves. Ese día, en la mañana, en el oficialismo circuló un e-mail, que advertía que a las 15:00 se reanudaría la sesión. Eso ocurrió 30 minutos más tarde de lo previsto y en unos 20 minutos, Cordero dejó que la oposición aprobara una resolución “ineficaz”.

Ayer, incluso, aceptó que su coideario Paco Velasco y su comisión de Régimen Económico pudieran ser sancionados por el Consejo de Administración Legislativa, por no entregar un informe para primer debate. Y advirtió que la falta de motivación de la resolución de Gutiérrez incluso pudiera ser sancionada, según el art. 76 de la Constitución. “No imagino cómo”, señaló.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)