20 de January de 2011 00:00

Una polémica por cambio a las reglas de las revocatorias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El proceso de revocatoria del mandato del presidente Rafael Correa entró a su fase decisiva. Hasta el 20 de febrero, se debe presentar al Consejo Electoral las firmas que impulsen la realización de este recurso constitucional.

Carlos Vera aseguró que ha reunido 1,2 millones de firmas y solo le faltan 300 000 para concretar esta iniciativa. Sin embargo, denunció que el Consejo Nacional Electoral pretende trabar el pedido de revocatoria.

Su queja se basa en una reforma al reglamento del Código de la Democracia. En este cambio se incluyó una norma que establece que serán desechadas las firmas de apoyo de las personas que no hayan votado en las últimas elecciones, las cuales se realizaron en abril del 2009.

Para Vera, la decisión del Consejo Electoral se la tomó sorpresivamente y pretende eliminar 800 000 firmas para la revocatoria del mandato de Correa, pues antes no existía ningún impedimento para la validación de las rúbricas de apoyo.

El vocal del Consejo Electoral, Fausto Camacho, confirmó que se realizó este cambio al reglamento. Aseguró que fue una resolución que se la tomó a inicios de año y que tuvo el objetivo de respetar lo que establece la Constitución y el Código de la Democracia sobre los derechos y obligaciones de los votantes.

La reforma se hizo al literal C del artículo 19 del Reglamento y dispone que las personas que no hayan justificado su ausencia como vocales de mesa ni pagado la multa por su ausentismo en las últimas elecciones, no se les validará su firma en los formularios para la revocatoria.

Camacho explicó que esa norma no rige para todos. Por ejemplo, no incluye a quienes estuvieron en el exterior durante las elecciones; a los policías y militares en servicio activo; a los jóvenes entre 16 y 18 años y a los mayores de 65 años. Según la Constitución, estos grupos no debía votar obligatoriamente en los comicios de abril del 2009.

Además, el funcionario sostuvo que en el caso de las personas que no votaron, pero que pagaron la multan sí serán consideradas en la validación. “Carlos Vera dice que supuestamente se le pretende eliminar 800 000 firmas. Eso no tiene asidero en la verdad, porque el total de afectados no es tan grande”.

Mario Pazmiño, quien impulsa la revocatoria del alcalde de Quito Augusto Barrera, no fue notificado de la reforma que realizó el Consejo Electoral.

Él cree que este cambio es ilegal y pretende anular las revocatorias que están en proceso. “Estamos preocupados porque no nos informaron sobre los cambios legales de última hora. Nosotros empezamos con la recolección de firmas y ahora tenemos nuevas reglas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)