22 de July de 2011 00:01

Un plantón masivo para ‘no callar’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Amordazados con cintas negras y elevando la portada vacía de ayer de El Universo, decenas de personas se aglomeraron afuera del diario antes de las 16:00. A esa hora se convocó al plantón en rechazo a la sentencia dictada por el juez Juan Paredes.

El bullicio de pitos y tambores alertó a los conductores que, al poco tiempo, fueron desviados por calles aledañas. Ese tramo de la av. Domingo Comín, en el sur de Guayaquil, se llenó de hombres y mujeres vestidos de luto.

‘Ha muerto la libertad de expresión’, ‘Autocensura>Censura’, ‘Indignados’… cada uno creó su propio titular en el espacio en blanco de la tapa del periódico.

Teresa Crespo prefirió dejarlo así, en blanco. “Por 40 años este diario ha sido mi sustento”. La mujer vende 70 periódicos por día y ayer se quedó con uno.

Mario Moscoso guardó el suyo. Pese a trabajar en el área de Sistema de El Universo se arriesgó a redactar su noticia. ‘Es peligroso tener razón cuando el Gobierno está equivocado’, anotó.

Su mensaje se mezcló con el de los periodistas, quienes, un poco antes de las 16:00, dejaron la Redacción para unirse al plantón.

En medio de la multitud se dibujó el rostro enrojecido de Emilio Palacio. En la calle, el ex editorialista no paró de gritar barras a favor del matutino. “Rafael Correa llegó al poder para ganar dinero en juicios… y no por cuatro reales”, dijo a los periodistas.

Los medios públicos y privados intentaron captar el mejor ángulo de la protesta. Luego su atención se centró en Jaime Nebot, quien más temprano dijo que iría.

El Alcalde ingresó al diario. Antes de ir a su encuentro con los hermanos Pérez criticó la celeridad del juez Paredes en la demanda planteada por el presidente Correa en contra de El Universo. “Cómo en tres horas se puede leer y entender 1 500 páginas y luego redactar 156 fojas”.

A sus espaldas, tras el portón de hierro que marca la entrada a la Redacción, Carlos Pérez se acercó. “Emilio Palacio escribió un cuarto de página. Si sumamos todo el espacio en que Correa dice que Emilio mintió son como tres páginas... Que me demuestren que el Presidente vale 40 millones”, dijo a los periodistas que se amontonaron a su alrededor.

Tras el breve estrechón de manos con el Alcalde, ambos caminaron hacia la tarima, instalada al ingreso. Ahí, el telón de fondo era la caricatura del presidente Correa apuntando con un arma a un periodista del diario. La bala era el rostro del juez Paredes. ‘...Y hablando de seguridad ciudadana’, encabezaba la imagen.

Carlos, César y Nicolás Pérez subieron a la tarima y el estruendo copó el lugar. Nicolás sacó su celular y tomó la foto de la multitud. Mientras Carlos, luego de una pérdida del hilo del discurso que provocó risas, subió el tono. “Si nos da la regalada gana de hablar del 30-S, hablaremos”.

Fue el turno de Nebot, quien nuevamente cuestionó la acción judicial. “Es indignante que un inocente como Carlitos Mora esperó 15 años por una sentencia a su favor hasta su muerte.. Nunca tengan miedo”, finalizó.

El eco de los tambores era fuerte. Empapado de sudor, Daniel Samaniego, un joven que trabaja en mantenimiento del periódico, no paró de sonar el suyo desde la tarima. Sobre el tambor había otra portada en blanco del diario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)