18 de July de 2010 00:00

Penoso adiós a los tres periodistas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Centro

El Salón de la Ciudad del Municipio de Latacunga fue decorado con flores. A las 23:00 del viernes se instaló la capilla ardiente de los tres periodistas que murieron ese día, por la mañana, en un accidente de tránsito.

Una cruz blanca con filos dorados iluminaba los féretros de Ana Belén Albán, Álex Paúl Tenorio y Mónica Vizcaíno, que trabajaban para la productora independiente VTV de Latacunga. Junto a ellos familiares y amigos no aceptaban su partida. La camioneta doble cabina que se accidentó llevaba a cuatro periodistas y a un técnico a la cobertura del Gabinete Itinerante del presidente Rafael Correa en Sigchos (Cotopaxi). VTV realizaba servicios de corresponsalía periodística a Ecuavisa y Gama TV en esa provincia.

Al fatal choque solo sobrevivieron dos personas: Santiago Vizcaíno y Rafael Soria. Al parecer, la Chevrolet Luv D-MAX iba a alta velocidad; derrapó en la calzada mojada y se estrelló contra un árbol, a la altura del sector Los Pinos, a 40 minutos de Latacunga.

Magdalena Narváez, madre de Mónica y de Santiago Vizcaíno, quien resultó herido en el accidente, no se apartaba del ataúd de su hija. Varias personas de la ciudad asistieron a la velación. Ellas recordaban la labor periodística que este equipo ha realizado en favor de Cotopaxi.

Claudia Díaz llegó con su esposo desde Pujilí. Había conocido a Mónica y Ana en varias coberturas en su población. Su trabajo sirvió para difundir los requerimientos de obras de ese cantón.

“Eran chicas dulces y sensibles. No puedo creer que la labor de un periodista sea tan riesgosa”, comentaba sollozando.

Gloria Taco, periodista del diario Los Andes en Cotopaxi, era la mejor amiga de Mónica. Se niega a aceptar que su querida colega ya no estará en las coberturas diarias, donde dice que mostraba su fuerza y ganas de seguir adelante cada día. “La recordaré siempre”.

Los tres periodistas fallecieron en Quito. Cuando en el hospital general de Latacunga se determinó su grave estado de Salud, el Primer Mandatario ofreció el helicóptero de su comitiva para trasladar a los accidentados al Eugenio Espejo de Quito.

Ayer, a las 13:00, los familiares de Albán llevaron su féretro a la Catedral de Latacunga, para continuar con su velación.

El cuerpo de Tenorio iba a ser trasladado en la tarde hasta Salcedo, su ciudad natal. Allá su familia iba a continuar con la velación para luego oficiar la misa final antes de su entierro.

Vizcaíno y Albán fueron enterradas en el Cementerio General de Latacunga, también al atardecer. Ayer fue una jornada triste para la capital del Cotopaxi.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)