29 de March de 2012 14:57

Patiño acusó a la CIDH de beneficiar al gran capital

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El canciller Ricardo Patiño acusó hoy a la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos de haber sido utilizada por el gran capital y los dueños de los medios de comunicación pera desprestigiar la imagen del Ecuador internacionalmente.

La acusación la hizo en la sede de la OEA a donde acudió para explicar la política del Gobierno ecuatoriano frente al tema de la libertad de expresión y el caso El Universo.

Según Patiño, la CIDH actuó por fuera de sus atribuciones para expedir medidas cautelares a favor de los directivos del diario El Universo que habían sido condenados a tres años de cárcel y a pagar USD 40 millones de dólares al presidente Rafael Correa, quien asegura haber sido injuriado en una columna de opinión.

Para Patiño, la CIDH exageró al considerar que hubo riesgos inminentes en contra de la integridad y salud de los directivos de El Universo. “Los daños irreparables eran del gran capital”, dijo Patiño en un discurso cuyo objetivo fue el de retratar a un gobierno que ha recuperado los derechos humanos de sus ciudadanos y que, más bien, es víctima de lo que llamó un “linchamiento mediático” por parte de los dueños de los medios de comunicación.

La CIDH ha sido víctima, según Patiño, muchas veces inconscientemente, de la manipulación de los dueños del capital y no se ha preocupado de las violaciones a los derechos humanos de los funcionarios públicos que son injuriados a diario por algunos medios de comunicación.

También hizo una acusación: dijo que la CIDH actuó de forma parcializada al haber adulterado un texto que sobre las medidas cautelares envió al gobierno ecuatoriano.

Patiño criticó a la OEA al decir que actúa de acuerdo a su mayor financista, los Estados Unidos. En ese sentido dijo que hay que replantear al sistema interamericano de derechos humanos para que se financie exclusivamente de los países que lo integran y entre los que no está los EE.UU. En esa línea dijo que hay que cambiar la sede de la CIDH que actualmente está en Washington.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión también fue blanco de los ataques de Patiño. Esta instancia de la OEA, que ha sido crítica con la posición del gobierno ecuatoriano, no debería ser “especial” en detrimento de las otras y tampoco debería estar financiada ni por los EE.UU. ni por organismos no gubernamentales.

Patiño quien hacía las declaraciones más duras cuando improvisaba y se apartaba del texto que leía, enfiló en contra de los medios ecuatorianos.  “Se dedican a perseguir, desarrollar campañas de linchamiento mediático en contra de servidores públicos que según los organismos internacionales no tienen derecho a la honra”, manifestó el Canciller quien también aseguró que los dueños de los medios de comunicación “son la representación en la tierra de la libertad de expresión y no se les puede decir nada”. Agregó que el Gobierno sí ha defendido la libertad de expresión al haber abierto medios públicos que representan a la gente y no a “los dueños del capital” que se dedican a “tergiversar la comunicación”.

También dijo que hay “decenas y decenas” de periodistas despedidos de los medios por el hecho de haber sido positivos con el Gobierno.

Durante la mayor parte de su exposición Patiño repitió los conceptos que expuso en la audiencia anterior cuando la CIDH convocó a la prensa y al Gobierno en octubre del año pasado. Así se dedicó a exponer lo que él llamó los logros a favor de los derechos humanos.

Afirmó que el Gobierno es democrático "en mayúsculas" en la región porque desde que asumió el poder ha ganado siete elecciones.

Además, expuso el resultado de las encuestas pedidas por el gobierno y las independientes que, dijo, le dan un 80% de aceptación. Esto, dijo, es la reacción de un pueblo que reconoce el trabajo que hace el Gobierno. Según el Canciller, esa inestabilidad se debía a las pugnas que mantenían los caciques empresariales.

Luego de que algunos embajadores intervinieron, Patiño invitó a los participantes de la reunión a ir al Ecuador para que vean cómo los “periódicos de mayor circulación” insultan a los funcionarios. “En sus países sería impensable que periodistas se atreva a decir eso sin el correr riesgo, por respeto a sus suscriptores, les digan que no pueden decir tantas mentiras e injurias”.

Casi al final aseguró que el gobierno del Ecuador defiende “con la vida” la libertad de expresión.

Por su parte, la CIDH mediante un comunicado de prensa informó que lamenta que los representantes del Gobierno ecuatoriano hayan optado por hacer referencias a la medida cautelar y el caso relacionados con el diario El Universo, sin la presencia de los implicados y más aún cuando la reunión solicitada era para tratar asuntos de carácter general.

La CIDH informó que no tomará en cuenta dichas referencias en la evaluación de peticiones o casos concretos, y que no han sido ni serán registradas en sus archivos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)