Política

Patiño achaca al desconocimiento críticas a Ecuador por libertad de expresión

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
21 de May de 2012 16:46

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, achacó hoy al desconocimiento las críticas que recibió su Gobierno en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en lo relativo al respeto a la libertad de expresión en el país.

"Es una cuestión de desconocimiento para decirlo con bonitas palabras. Quien va al Ecuador y vive un mes, una semana o un día, se dará cuenta de cómo se respeta y se promueve la libertad de expresión", dijo el canciller en declaraciones a los medios.

Patiño viajó a Ginebra para defender las políticas del Gobierno de Quito ante la revisión pública universal de la situación de los derechos humanos en el país, como miembro de una delegación con el vicepresidente, Lenin Moreno Garcés, al frente.

Estados Unidos y los países europeos, principalmente, expresaron su preocupación por las demandas penales interpuestas contra periodistas críticos con el Gobierno del presidente, Rafael Correa, y el efecto de autocensura que esto puede tener en los informadores.

Pero Patiño consideró que la mayoría de países miembros del Consejo de Derechos Humanos hicieron "una evaluación muy positiva sobre el avance en la promoción y protección de los derechos humanos en nuestro país", tal y como consagra la Constitución nacional.

El canciller explicó que las críticas son fruto del desconocimiento y de la extrañeza que produce que un Gobierno conteste a las informaciones que publican los medios de prensa.

"Hemos estado acostumbrados a someternos a las críticas de algunos, que no son críticas sino falsedades (...). Los gobernantes han estado acostumbrados en nuestro país a quedarse callados por el temor a los efectos que puede tener cuando uno le contesta a un medio de comunicación", explicó el responsable de Exteriores.

"Nosotros no les tenemos miedo, nosotros contestamos, aclaramos las falsedades, las convertimos en verdad, hacemos notar que hay sesgo informativo, que hay ocultamiento de información, que hay falsedad en la información y eso algunos lo califican como acoso".

"Se considera que la libertad de expresión es ilimitada y no hay ningún derecho que sea ilimitado", argumentó el canciller, recordando que este es uno de los principios que recoge la Convención Interamericana de Derechos Humanos, un texto firmado por Ecuador, pero no por países Críticos con su Gobierno, como EE.UU.

Patiño invitó a quienes critican a ver los periódicos ecuatorianos cada día y reflexionar acerca de si el Gobierno incita a la autocensura de los periodistas ante el riesgo de ser procesados y condenados por publicaciones críticas con el presidente Correa.

"Les puedo asegurar que no hay un día que no le dicen dictador, y el presidente Correa es el presidente más legítimo democráticamente en este país desde hace muchísimo tiempo", dijo, recordando los ocho procesos electorales celebrados en los últimos seis años.

Patiño consideró que esa acusación de dictador responde a que el presidente "contesta y no se deja someter".

"Este es el problema. Simplemente, nosotros no nos sometemos. Cuando nos dicen alguna cosa, les respondemos, y los medios han estado acostumbrados en nuestro país a que dicen, difaman, agreden y destruyen (...), dejan tirada a una persona con su honor en el piso y después siguen con otro, sin ningún remordimiento de conciencia".

"A eso se acostumbró nuestro país y nosotros no aceptamos eso", añadió.

Preguntado por los veedores que investigaron los contratos con el Estado del hermano de Correa y que han pedido asilo político tras ser procesados, Patiño contestó: "usted puede pedir asilo cuando quiera, por cualquier cosa que le parezca interesante. Otra cosa es que se lo den y otra cosa es que haya razones para hacerlo".

"La figura de la Veeduría es impulsada por nuestro Gobierno y por la Constitución, pero una cosa es ser veedor y otra cosa es tener patente de corso para utilizar esa figura para inventar mentiras".

"Lo que se ha hecho es iniciar un juicio para personas que han dicho una mentira a sabiendas de que estaban mintiendo", afirmó

"Esto es un proceso judicial. No es que el presidente Correa o que un ministro esté persiguiendo a alguien. Se hace un juicio, usted lo gana o lo pierde, pero hay un juicio contra esos señores, que tienen que demostrar su inocencia. Si no demuestran su inocencia tienen que cumplir con la ley y los jueces dirán si son culpables o inocentes, no la prensa ni los miembros del Gobierno", concluyó.

Descrición
Te sirvió esta noticia:
Si (0)
No (0)