8 de May de 2010 00:00

Parte del sur de Quito se caotizó por las protestas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad

Por segundo día consecutivo, los estudiantes del colegio Técnico Sucre, en el sur de Quito, bloquearon ayer las calles.

Algunos tramos de la avenida Pedro Vicente Maldonado, desde la Gutiérrez hasta la Alonso de Angulo, en la Villa Flora, fueron cerrados al paso vehicular.

Los alumnos avanzaron en una marcha. Desde las 07:00 empezaron a quemar llantas y a lanzar piedras. Luego, en una marcha avanzaron por la vía del Trole. La concentración se extendió hasta las 11:00.

A pesar que la manifestación fue calificada de “pacífica”, durante el trayecto los alumnos encendieron llantas. Algunos llevaban en las manos piedras, palos, gasolina y bombas caseras. Estas no fueron usadas.También vocearon consignas en contra del Gobierno Nacional. Ellos rechazaron el incremento de los precios de la leche y el pan. “No queremos que nuestros padres gasten más'”, dijo un alumno de quinto curso, quien no quiso identificarse.

Jorge Andrade, secretario de la Federación de Estudiantes Secundarios (FESE) y dirigente del plantel, indicó que la medida también es en respaldo a los indígenas que se mantienen fuera de la Asamblea Nacional en oposición a la Ley de Aguas. Y de los colegios como el Mejía que están en pie de lucha, desde la semana pasada.

La Policía Nacional desvió el tránsito por las calles aledañas. El capitán Marcelo Rocha indicó que la disposición era despejar las vías y a la vez abrir paso a los manifestantes, para que avanzara la marcha, si se mantenía pacífica. El gendarme afirmó que no se registraron desmanes y no hubo detenidos.

La situación generó caos en el tráfico y malestar. Carmen Jarrín, usuaria del servicio del bus Translatinos, se quejó porque le tomó 20 minutos más hasta llegar a su casa en Guajaló.

Los alumnos del Técnico Sucre advirtieron que el lunes retomarán las protestas.

En la mañana también se identificó una protesta de los estudiantes del colegio Montúfar, en la avenida Napo.

Pero ellos no reclamaron por el precio de la leche, sino porque dicen que no les permiten hacer la kermés en las instalaciones del colegio, sino que será en el coliseo Rumiñahui.

Mientras que en el Colegio Mejía hubo normalidad en las calles cercanas. En el plantel se efectuará hoy una reunión entre los maestros, comité de padres de familia y los estudiantes.

Francisco Rojas, vicepresidente de la Unión de Educadores (UNE) y profesor del plantel, indicó que analizarán la represión policial contra el alumnado y analizarán las medidas a seguir.

Punto de vista

Álex Castro / Profesor

‘Se despiertan de un sueño’

Las manifestaciones estudiantiles demuestran que recién se están despertando quienes estaban soñando con un Gobierno diferente. Con el presidente Rafael Correa se esperaban cambios reales en el sector educativo. Pero no ha sucedido nada.

En infraestructura, solo existe como señalamiento el hecho de la construcción de las unidades educativas del Milenio. En partidas docentes, se han llenado los huecos solo con contratos.

Por lo tanto, no solo hay una reactivación del movimiento estudiantil, sino que también existe una reactivación del movimiento del Magisterio, como igualmente sucede con los sectores sociales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)