20 de April de 2010 00:00

Palacio y Lucio escogieron rutas opuestas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El médico aún charla con Rafael  Correa

El ex presidente Alfredo Palacio se refugia en la Medicina. En su consultorio en el Centro Nacional de Cardiología, en el norte de Guayaquil, guarda en una repisa de vidrio la banda presidencial y las condecoraciones que recibió en su mandato.

Las paredes de su oficina están ‘tapizadas’ con placas y medallas, como la Orden del Sol de Perú y la del Mérito de Chile. Y en su biblioteca atesora libros obsequiados por los jefes de gobierno de Venezuela, Colombia y España.

Sus colaboradores y pacientes lo llaman ‘Presidente’. Pero él afirma que no volverá a ser candidato a nada. Su jornada la divide entre el Centro de Cardiología y las clases en las universidades Guayaquil y Espíritu Santo.

A sus 71 años, el tiempo libre pasa solo en la playa, disfrutando de la lectura. Hace un año, se divorció de María Paret y sus cuatro hijos y nueve nietos viven en EE.UU.

Cuenta que mantiene un trato cordial con sus ex ministros. Incluso con el mandatario Rafael Correa, a quien encargó la Cartera de Economía, conversa con frecuencia. Durante su Presidencia, 2005-2007, sus ministros más cercanos fueron Galo Chiriboga, Alberto Rigail, Mauricio Gándara y Antonio Parra Gil.

Han pasado cinco años desde que asumió la Presidencia de la República en el convulsionado auditorio de Ciespal, tras la caída de Lucio Gutiérrez. La mañana del 20 de abril de 2005, el entonces Vicepresidente de la República tomó un vuelo desde Guayaquil. Sabía que se venía una ruptura institucional por las protestas de los quiteños que se habían extendido durante una semana.

Ese día, un grupo de legisladores posesionó a Palacio. En su discurso ofreció “refundar” el país e iniciar una reforma constitucional. “Recibí un país en llamas. No existía el Ejecutivo, el Legislativo estaba desacreditado y la Función Judicial había desaparecido”. Asegura que sí salvó a la democracia. “Le entregué a (Rafael) Correa un país en paz”.

El Congreso no dio paso a su propuesta de reformas a la Constitución de 1998. “Por las presiones políticas desistió del proyecto”, recuerda el ex ministro de Gobierno, Mauricio Gándara.

Él considera que el 20 de abril fue un día de esperanza, pero que se convirtió en una desilusión, porque Palacio no supo

dar respuesta a esa demanda.

Andrés Seminario, secretario de Comunicación de Palacio, dice que su error fue pensar que tenía mucho tiempo para hacer las reformas. “Era un Presidente que demostraba que no se quería ir. Creo que deseaba trascender”.

Palacio aprendió una lección: la solución a los problemas del país no es tumbar presidentes.

Sociedad Patriótica busca más adeptos

En las últimas tres semanas, el ex presidente Lucio Gutiérrez volvió a las calles para hacer proselitismo. Ha recorrido Orellana, Sucumbíos, Morona Santiago, Pastaza, Cotopaxi, Bolívar, Tungurahua, Imbabura y Esmeraldas, en busca de nuevos militantes para Sociedad Patriótica.

Estas visitas son parte del proceso de afiliación para cumplir con las disposiciones del Consejo Nacional Electoral (CNE), para el registro de partidos. De esta manera, Lucio Gutiérrez empezó un ajetreo similar al de la época de campaña presidencial recorriendo todo el país en busca de nuevos adeptos a su movimiento.

El ex Mandatario se encarga de firmar las solicitudes de afiliación de miles de personas, según cuenta a este Diario. Dice que su objetivo es fortalecer el partido para hacer contrapeso a escala nacional contra Alianza País.

Actualmente, Sociedad Patriótica es la segunda organización política en el país. Sin embargo, no tiene la fuerza para restarle poder a Alianza País. Por ejemplo, sus 19 asambleístas no han podido fiscalizar o impulsar leyes propias. Ellos dicen que están sometidos a la mayoría gobiernista.

Wilfrido Lucero, ex presidente del Congreso, cree que Lucio Gutiérrez es un opositor débil del Gobierno. “Existen muchos resquicios de lo que hizo, por ejemplo, abonó a la desinstitucionalización del país con la disolución de la Corte Suprema”.

Para Lucero este incidente con la justicia es un “lastre que ha influido para que no haga oposición frontal”.

Sociedad Patriótica vivió una caída en las elecciones de abril del 2009. No obstante, Gutiérrez asegura que tiene apoyo popular. “Estamos recorriendo el país y demostraremos que nuestra propuesta tiene aceptación. Serán encuestas de carne y hueso”, dice el ex presidente y deslegitima el proceso electoral que ganó el mandatario Rafael Correa.

En sus visitas repite un duro discurso contra el Gobierno. “Con Lucio, la economía creció al 8%, ahora crece al 0,36. No hay libertad de expresión. La gente está cansada de este Correa”, recalca.

Dice que su intención no es derrocar a Correa, sino derrotarlo en las urnas. Pese a que esa postura es similar a la de Carlos Vera, Gutiérrez asegura que no se aliará con él. Aunque plantea la formación de un Frente de la Unidad Nacional para enfrentar a A. País.

Ahora, del 20 de abril del 2005, día de su destitución solo recuerda al asambleísta Francisco Velasco, a quien lo llama “psicópata”. Velasco desde su programa en Radio La Luna fue uno de los principales actores para su caída. Incluso, su derrocamiento es parte del pasado. Ahora, prefiere agitar las banderas de su partido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)