14 de June de 2011 00:01

‘Las opiniones debe difundirse’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Alain Neri, diputado socialista francés

Formamos parte de una misión que evaluará la presencia de Francia y los franceses en América del Sur. Hemos visitados dos veces este continente y hemos estado en Brasil, Chile y Ecuador.

¿Qué diferencias políticas ha podido observar entre los tres países que ha visitado?

La diferencia está en el nivel de desarrollo, Brasil está más allá de ser un país en vías de desarrollo. Es una potencia política y económica. En Chile existe otro tipo de desarrollo con una política ultraliberalista. En Ecuador estamos frente a un sistema político y económico totalmente diferente.

¿A qué se refiere?

Rafael Correa pone en marcha una política económica administrada donde el Estado juega un papel de regulación y es el propulsor que impone las políticas públicas. El Presidente tiene una visión del mundo y de la economía y afirma que él es Presidente y por lo tanto impone su política.

Durante su visita conversaron con políticos ecuatorianos, ¿qué temas trataron?

Estuvimos en la Asamblea Nacional y participamos en los debates. Observamos que existe un gran debate sobre todo sobre la libertad de prensa. Escuchamos el debate de ideologías en un acto democrático.

¿Qué criterios básicos debe haber para tener consensos?

La libertad de expresión y de prensa son temas vinculados a la democracia. El problema de la diversidad de expresión es que todas las opiniones deben ser difundidas. Lo que puede limitar la libertad de expresión es que los medios estén en manos de poderes económicos o del Gobierno.

En Ecuador se plantea crear un consejo de regulación de contenidos

No debería existir poder político ni económico sobre la prensa.

Hubo críticas a los medios públicos por hacer campaña a favor del Gobierno. ¿Cómo funcionan en Francia?

Tenemos el mismo problema. Hay un instituto de regulación que realiza veeduría audiovisual y se encarga de equilibrar la participación del oficialismo y de la oposición. Es difícil controlar esto y la presencia de políticos oficialistas en medios es más amplia.

Cómo debería ser la relación Gobierno/ medios?

Una relación equilibrada donde el Gobierno acepte las críticas y los medios contrasten y equilibren la información.

'El Estado no debe condicionar'
Marcelo Vega/ Cámara de Comercio de Cuenca.

El plantear una nueva Ley de Comunicación y controlar a los medios nos hace pensar que no puede haber una intervención de ninguna manera, porque debe prevalecer la libertad de expresión y la responsabilidad ulterior. No se puede forzar y conducir una opinión.

Las regulaciones deben estar solo en el tema de contenidos sexistas, delincuencia, todo lo que tenga que ver con hechos judiciales. Se debe establecer un horario, para evitar que niños y jóvenes observen estos hechos delictivos, a pesar que hoy con la Internet tienen libre acceso.

El mayor riesgo de que exista injerencia del Estado en los medios es perder la libertad de expresión. Hago referencia a la presidenta argentina Cristina Fernández quien dijo prefiero mil calumnias que a callar una sola voz o una sola verdad. El condicionar la expresión, las voces, es entrar en un campo peligroso. Allí habría que analizar los propósitos y cuál es el verdadero objetivo de la ley.

Es difícil precisar cuál es el objetivo del Estado con esta Ley, pero el Ejecutivo no puede ser parte de las comisiones que buscan regular a los medios de comunicación, porque también tiene medios de comunicación. El Estado debe aplicar los estamentos internacionales que rigen y que funcionan en gran parte de los países y son respetadas por sus mandatarios.

Además es necesario diferenciar lo que es una noticia y periodismo de investigación. Lo primero solo narra un hecho informativo, en el segundo existe un análisis de fondo, profundo que los periodistas trabajan de acuerdo con el tratamiento del tema y esto debe garantizarse.

La aprobación de esta nueva Ley nos transmite preocupación, riesgo y amenaza. Por ello deberíamos meditar, cuidar y respetar estos espacios a los que nadie está dispuesto a renunciar. El Estado está bien que regule, pero que no condicione el contenido y la información.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)