29 de November de 2011 00:02

El oficialismo quiere cambiar las reglas para las elecciones

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A vísperas de que se termine el plazo para introducir los cambios al Código de la Democracia (20 de enero del 2012), seis asambleístas oficialistas de la Comisión de Justicia propondrán hoy al Pleno una reforma electoral. En teoría, este cambio beneficiaría a las organizaciones políticas que tengan mayor apoyo, en detrimento de las minorías legislativas.

Dos son los cambios primordiales que plantea el movimiento Alianza País. Uno la elección de asambleístas y de Presidente de forma simultánea (en la primera vuelta). Dos, que para la adjudicación de escaños para los legisladores se utilice un método conocido como D’Hondt, que permite que los partidos más votados tengan mayor representación.

El actual Código de la Democracia establece dos formas para asignar las dignidades. El primero es el método de S’Hondt, aplicado para las elecciones pluripersonales de gobiernos seccionales.

Sin embargo, solo para el caso de los asambleístas, la asignación de escaños se realiza a través del método de ‘cocientes y residuos electorales’ también conocido como fórmula de Hare, que beneficia a los movimientos de minoría.

Sin embargo, este último método resulta perjudicial a las aspiraciones del movimiento de Gobierno. De hecho, en la elección de los constituyentes en el 2007 al aplicarse el método de Hare y Alianza País obtuvo 80 curules. Y si se hubiera aplicado el método de D’Hondt, hubiera obtenido 104 de los 130 escaños.

La actual reforma electoral pone en debate un tema que para Medardo Oleas y Carlos Aguinaga, ex miembros del extinto Tribunal Supremo Electoral, consiste en una jugada política para que el oficialismo se asegure una mayoría legislativa. Y, de ese modo, evitar el estancamiento de leyes claves, como sucede actualmente.

Sin embargo, la propuesta de reforma cuenta con algunos cuestionamientos. Uno de ellos es que el método pospuesto por el oficialismo para la asignaciones de curules en los comicios del 2013 fue declarado inconstitucional, el 14 de febrero del 2004, por el extinto Tribunal Constitucional.

No obstante en el informe de la Comisión, presidida por el oficialista Mauro Andino, se asegura que el actual método de Hare requiere varias operaciones matemáticas y es “innecesariamente complicado”.

Por ello, plantea que el método D’Hondt tiene la gran ventaja de ser un procedimiento que cumple con el requisito de la proporcionalidad. “Brilla por su simpleza y permite la adjudicación de escaños con una sola operación matemática”.

Pero el matemático Germán Rojas, Oleas y Aguinaga contradicen esta afirmación de la Comisión. Ellos aseguran que el método propuesto permitirá que los partidos más fuertes sean los que ocupen más curules. “Es una reforma por conveniencia política” dijo Oleas. En cuanto a la posibilidad de que en la primera vuelta se realicen las elecciones presidenciales y de asambleístas, Oleas opina que es una estrategia para utilizar la imagen de Rafael Correa en campaña. “Quieren tener una mayoría legislativa, aprovechando su liderazgo”.

El nuevo CNE se posesiona hoy

La Asamblea Nacional posesiona hoy a los nuevos integrantes  del Consejo Nacional Electoral (CNE). Se trata de  cinco vocales  principales y cinco suplentes, quienes ganaron el    concurso impulsado por el Consejo de Participación Ciudadana y,  por lo tanto,  integrarán el Pleno del organismo electoral durante seis años.

Ellos dirigirán las elecciones del 2013, la reinscripción de los partidos y movimientos políticos y las posibles sanciones administrativas por  los gastos en la campaña por la consulta popular.

Luego de la posesión oficial, Paúl Salazar, Mágdala Villacís, Domingo Paredes, Rosana Silva y Juan Pablo Poso,  irán a las renovadas instalaciones del Consejo, en el norte de Quito. Allí,  el presidente saliente, Omar Simon, hará una entrega simbólica del organismo. Inmediatamente, los nuevos vocales realizarán su primera reunión oficial  en la que escogerán al presidente y vicepresidente para  los próximos tres años.  

Los nuevos vocales también  analizarán  la conformación de sus equipos técnicos   y de  personal de apoyo. Cada uno puede tener hasta cinco cupos  para formar su equipo de colaboradores. En consecuencia,  los vocales salientes, luego de tres años, dejarán sus oficinas,  junto con el personal de confianza y se dedicarán a actividades particulares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)