27 de April de 2010 00:00

El oficialismo cede ante la oposición

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Luis Moncayo



Las elecciones departamentales autonómicas del pasado 4 de abril definieron un empate técnico. El oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) alcanzó una votación del 49, 97% frente a la oposición que obtuvo el 50,03% de los sufragios.

Esa realidad política de Bolivia fue revelada el domingo por el Diario de La Paz, según el cual algunos dirigentes de agrupaciones ciudadanas y partidos, que surgieron en esos comicios, expresaron su satisfacción por los resultados obtenidos.

Sin embargo, Carlos Cordero, analista político citado por El Diario, advirtió la falta de líderes como un factor negativo que pudiera llevar a la posible desaparición de esas organizaciones en las siguientes elecciones, previstas para el 2015.El disidente del MAS y ex candidato a gobernador de La Paz, Lino Vilca, manifestó que este es el comienzo del surgimiento de los partidos que son “genuinos de la izquierda”. “El MAS se ha convertido en un partido indígena de derecha, por lo tanto, siendo el discurso el mismo que utilizaban los políticos tradicionales no conseguirá el mismo apoyo como sucedió en años anteriores”, afirma Vilca.

De hecho, el MAS (liderado por el presidente Evo Morales) experimentó el 4 de abril la más baja votación desde el 2005. Si bien Morales no fue candidato, sí hizo campaña a favor de las listas de su partido.

En esos comicios, el MAS no logró captar la votación que alcanzó el Presidente en diciembre del 2009, cuando fue reelegido, con el 64%. Ganó cinco de las nueve gobernaciones (La Paz, Cochabamba, Chuquisaca, Oruro, Potosí). Incluso, perdió en su principal bastión electoral, la Alcaldía de La Paz, la más grande del país. Mientras, la oposición triunfó, además, en las ricas regiones Santa Cruz, Beni y Tarija, y pelea voto a voto con el oficialismo en Pando.

Así, el caudillismo profundamente enraizado en la vida política boliviana quedó demostrado en esos comicios locales. El MAS, sostiene un análisis de la agencia IPS, sucumbió ante fuerzas de izquierda hasta hace poco cercanas a Morales, y reavivó a una oposición que languidecía en Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija.

Las cifras de las elecciones regionales llevan implícito un mensaje del electorado a favor de un equilibrado manejo del poder. En los primeros meses de este año, Morales acentuó su lucha contra opositores a los que responsabiliza de acciones divisionistas y terroristas, además de querellar a varios de ellos.

En el nuevo escenario político, las estrategias se moverán entre la negociación y la advertencia de Morales de eludir a las autoridades opositoras y operar programas de desarrollo con las organizaciones sociales afines al Gobierno. Sin embargo, el MAS tiene mayoría en el Congreso. De 130 miembros, 88 son del oficialismo. En el Senado, 26 de sus 36 miembros son del MAS.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)