29 de November de 2012 00:01

La OEA, aún sin invitación para las elecciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A menos dos meses y medio de que se realicen las elecciones generales, ni la Organización de Estados Americanos (OEA) ni la Unión Europea (UE) han sido invitadas formalmente por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para participar en calidad de observadores. Así lo confirmaron a este Diario un funcionario electoral y dos representantes de la OEA, que prefirieron no ser citados.

Estos organismos han estado presentes en los procesos electorales del país desde 1979 y tienen como misión enviar a un grupo de observadores para que constaten el buen desempeño del proceso. Al final, emiten un informe que si bien no es vinculante, sí tiene peso internacional.

Para las elecciones del 17 de febrero, la presencia de la OEA y de la UE es incierta. Aparentemente, su invitación está siendo analizada por el Consejo Electoral.

La único que de momentos sí está confirmada es la delegación de observadores electorales de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur). El departamento de Relaciones Internacionales del CNE hizo la solicitud en septiembre, a través de Cancillería. El pedido es el acompañamiento con una misión electoral.

Además dentro de las próximas dos semanas se enviarán invitaciones particulares, a diversos funcionarios y personajes internacionales para que presencien el proceso electoral: una especie de observadores paralelos.

Pese a que estas gestiones avanzan, las invitaciones a la OEA y a la UE todavía no tienen fecha.

La indecisión del CNE coincide con las duras críticas que el presidente Rafael Correa y su gobierno tienen con el papel hemisférico que juega la OEA (nota inferior).

Durante la Asamblea 42 del organismo, realizada a mediados de año, Correa dijo que este debe “revolucionarse o desaparecer”. Por el contrario, Ecuador ha recalcado la importancia de fortalecer a los organismo más bien regionales como la Unasur.

Precisamente, mañana en Lima cobrará vida jurídica el Consejo Electoral de este organismo regional. Y entre el 2 y 3 de diciembre se realizará en Quito la primera reunión extraordinaria.

¿Será el de febrero, el primer proceso electoral en el Ecuador al cual la misión de observadores de la OEA no es invitada?

“No hay que hablar de exclusión, pues estamos incluyendo para la observación a organismos como Unasur. La representación de observadores está garantizada”. Esta fue la respuesta de la vocal del CNE, Nubia Villacís. Su posición fue ambigua; dijo que “la idea es tener un sistema electoral fortalecido en la región”.

Si bien todavía faltan 11 semanas para el día de los comicios, el ex titular electoral Omar Simon dijo que las conversaciones formales entre el jefe de la Misión y los vocales electorales debían haber empezado; pues ya se inició formalmente el período electoral y todos los binomios presidenciales están inscritos. Pero recuerda que no existe ninguna obligación de invitar a la OEA o a la UE, pues esta es decisión del CNE. Simon reconoció que estos “organismo de observación tienen prestigio y eso aporta a la transparencia del proceso democrático”.

Una fuente de la OEA señaló que la invitación del CNE podría llegar hasta un mes antes de que se realicen las elecciones; es decir en enero. Así, los países podrían suscribir los convenios de rigor.

Desde el 2006, las misiones de la OEA han visitado el país en cinco ocasiones para vigilar procesos democráticos. Fueron las elecciones generales del 2006, las dos consultas y la elección de constituyentes del 2007, las elecciones generales del 2009 y la consulta popular de mayo del 2011.

En la contienda del 2009, la OEA emitió un informe con tres puntos incómodos. Pidieron al CNE fortalecer los canales de comunicación e información con los sujetos políticos y medios.

También pidieron evitar el uso de los cargos e instituciones del Estado para enviar mensajes de índole o contenido proselitista así como abstenerse de usar bienes y recursos públicos para fines electorales. La tercera recomendación fue fortalecer los mecanismos de fiscalización de los gastos de las campañas políticas y usos de los recursos del Estado. En el 2011, la OEA insistió en vigilar mejor el uso de fondos públicos.

“El CNE no quiere una observación de la OEA ni de otro organismo independiente porque no les conviene; solo invitan a un grupo de amigos que hacen turismo electoral”, dijo el ex vocal del extinto TSE, Medardo Oleas. Señaló que el sistema democrático “esta viciado”, pidiendo fortalecer los controles democráticos internos.

“Si el CNE no invita a la delegación de la OEA se demostrará que la Función Electoral no tiene independencia y que está alineada a las políticas del Régimen”.

Si en estas elecciones solo viene Unasur, se repetirá el caso venezolano. En la elección de octubre no estuvieron la OEA ni la UE.

Correa dio sus ideas para cambiar la OEA

El presidente Rafael Correa, planteó ayer  al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, sus propuestas para la reforma de la entidad, a la que ha acusado de ser un “instrumento” de Estados Unidos.

Correa recibió en el Palacio Presidencial a Insulza, quien se encuentra en Quito para participar en la Novena Reunión de Ministros de Justicia u Otros Ministros, Procuradores o Fiscales Generales de las Américas.

A la salida del encuentro, Insulza reconoció que la OEA “tiene muchos problemas”. “Los tiempos han pasado en que la OEA era de un solo Estado y hoy día es de todos, y todos tienen opiniones distintas, lo que hace más difícil hacer las cosas muchas veces”, afirmó el secretario general.

Más temprano, Insulza declaró que en la actualidad  “no existe reemplazo para la OEA” en el hemisferio. Respondió  así a  los planteamientos formulados por el canciller  Ricardo Patiño, quien señaló que la OEA había cumplido “su vida útil” y que debía renovarse como espacio de encuentro con los países latinoamericanos y del Caribe y que en caso contrario “desaparecerá”.

“¿Adónde iría la región si abandona toda su juridicidad de un día para otro?”, recalcó Insulza.

Misión en Paraguay

En agosto,   José Miguel Insulza, secretario de la OEA,   confirmó que sí habrá   misión  de acompañamiento y observación para las elecciones generales que se celebrarán el próximo 21 de abril en Paraguay. Sobre la de Ecuador no habido un pronunciamiento oficial.
 
El titular  del Consejo Electoral ha dejado en el limbo la invitación a la OEA para que vigile el proceso y se ha limitado en señalar que se analizará en el Pleno.

Mediante un  sorteo público, el CNE seleccionará a los ciudadanos que integrarán las juntas receptoras del voto en todo el territorio. En total habrá  39 752 juntas a escala nacional y cada una de ellas estará conformada por siete miembros: tres titulares, tres suplentes y un secretario. Por lo tanto, en el sorteo que se inicia a las 09:00 de hoy serán seleccionados, en promedio, unos 278 000 ciudadanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)