Nuevo gobierno sarayaku cierra el tema de Jiménez

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Dalia Montalvo. desde Sarayaku

'El tema del refugio a Cléver Jiménez, Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa llegó hasta ayer domingo 18 de mayo, dijo Félix Santi, nuevo presidente de gobierno de Sarayaku. El dirigente de Tayjasaruta (Consejo de Gobierno de las comunidades) sostuvo que no hablará de los tres prófugos porque ellos ya no se encuentran en su territorio.

Ayer, en medio de la celebración de la Pacha Mama, se desarrolló el cambio de mando del Gobierno y de los Curakas de las siete comunidades que integran Sarayaku. El presidente saliente, José Gualinga, explica que la decisión de proteger a los tres sentenciados por injurias en contra del Presidente fue de la comunidad.

Según Franco Viteri, presidente del Gobierno de Naciones Originaria de la Amazonía (Gonoae), Santi tiene el mismo criterio de Gualinga con respecto al tema. Sin embargo, el presidente debutante sostuvo que no conocía los detalles de la protección a las tres personas, pero que respeta el decreto que dan los pueblos.

"En Sarayaku las decisiones se toman en consenso. Desconozco la situación del refugio. Sarayaku amparó a los tres ciudadanos para proteger su seguridad y hacer respetar sus derechos", comentó Santi. Para él, cualquier posibilidad de diálogo con el Gobierno será sobre desarrollo, salud y educación; el caso de los prófugos se terminó y ya no va a seguir más porque no están allí.

Para cualquier decisión, Santi organizará una Asamblea el miércoles. En ella participarán el colectivo, el Consejo de Gobierno y autoridades comunitarias. Se analizarán varios temas, como el anuncio de la instalación de una Unidad de Policía Comunitaria(UPC).

Según Santi, hasta que no reciban una notificación oficial, no tomarán ninguna medida. "Si nos llega un pedido lo pondremos a consenso del pueblo y tomaremos una decisión, pero creo que no hace falta una unidad de ese tipo acá. Nosotros trabajamos con el grupo Wio y no tenemos problemas de delincuencia".

Sarayaku es un pueblo que tiene experiencia en este tipo de situaciones frente a los gobiernos centrales. Hilda Santi, exteniente política del poblado, recuerda cuando les llegó la oferta gubernamental de construir la Escuela del Milenio. Ellos se reunieron y levantaron una contrapropuesta.

"No es como todo el mundo piensa, que somos contrarios a todo lo que nos proponen. En el pueblo hay seis establecimientos y un colegio. Nuestra idea era que (en lugar) de los USD 3 millones que ofrecieron para levantar una estructura de cemento en el centro poblado, mejor se arreglen las edificaciones de los pequeños centros", dijo Hilda.

La oposición se debió a que los niños habrían tenido que caminar hasta dos días para llegar al centro poblado. Entonces prefirieron proponer algo acorde a su realidad y a sus costumbres.

Lo mismo sucedió con lo habitacional. La mujer relató que técnicos del Ministerio de Vivienda plantearon construir casas de cemento u hormigón. "Nosotros pedimos que respeten nuestra idiosincrasia y nos dejaron levantar chozas, como las llamaron ellos".

Una de las luchas más representativas del 'pueblo del mediodía', como se conoce a Sarayaku, fue por la legalización de las tierras. En 1992, los dirigentes de la época marcharon a Quito. Tardaron casi un mes en llegar. Y lograron que el gobierno de Rodrigo Borja les entregara los títulos de propiedad de esos territorios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)