29 de August de 2010 00:00

‘Si no se logra, la derrota será mía’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Mariela Rosero Ch.

Llega a la Productora Cámara Oscura, ubicada en las calles Cristóbal Gangotena e Isabel la Católica, en el norte de Quito. Lo recibe Juan José, su hijo cantante. Lleva más de 20 minutos de retraso, tras saludar con el fotógrafo y la periodista, mantiene una charla ‘ping pong’ con él, como si no hubiera nadie más en la sala...

Comentan sobre la parte operativa de la recolección de firmas para el proceso de revocatoria de mandato al Presidente de la República, que el ex presentador de televisión se ha resuelto liderar. Les preocupa el anuncio de Omar Simon, presidente del Consejo Nacional Electoral, sobre el proceso de verificación automatizada de las rúbricas. Vera cree que pudiera ser el vaticinio de un fraude electrónico. No descarta, a manera de blindaje, pedir la cédula a quienes deseen firmar su pedido revocatorio, escanearla y conservarla como prueba...

Se arregla la camisa, parece cómodo en jeans y responde.

¿Por qué la revocatoria del mandato para el Presidente?

Porque hay por primera vez un mecanismo pacífico, democrático y constitucional para acabar a tiempo con la cabeza de un modelo que nos llevará al peor desastre en el Ecuador.

¿Usted quiere convertirse en el líder de la oposición?

Quiero democracia para mi país. La alternativa es la dictadura. Yo apenas soy uno de los que lideran esta causa, no existe oposición todavía, solo existimos opositores y felizmente hay muchos.

¿Ha hablado con ellos?

Con algunos sí.

¿Quiénes le han dado su apoyo hasta ahora?

Abiertamente Concertación Nacional Democrática, aunque anotan que la propuesta es incompleta porque no planteo una alternativa. Lo acepto, pero si lo hiciera dirían con razón que es por una candidatura. La opción la presentaré cuando haya elecciones presidenciales. Espero con un candidato único de la oposición. Después de conseguir las firmas, diremos qué vendrá...

¿Y qué vendría si lograra la revocatoria del mandato?

Lenín Moreno debería ser presidente por el resto del período.

¿No quiere ser candidato?

No voy a ser candidato a la Pre-sidencia de la República en las próximas elecciones. Esto no es por mi futuro político.

Se lo ve muy optimista sobre la recolección de firmas.

Sí, la alternativa de la revocatoria no la puse yo sino Alberto Acosta con su mayoría (en la Asamblea Constituyente). Nunca imaginaron que sería aplicada contra ellos. No imaginamos que serían un gobierno de ineptos.

Fernando Cordero, presidente de la Asamblea, como en el póquer, dijo que paga por ver si reúne las firmas...

Qué bueno, se va a sorprender. Lo mismo dijo (Rafael) Correa meses atrás y fue cambiando el discurso. Primero que no reuniríamos las firmas, que nos daría una paliza, ahora que será su séptima victoria electoral. Él no co-noce el país que recorre rodeado de colcha antibalas... Yo sí lo recorrí sin la parafernalia y me dijeron que lo haga.

¿Si no logra su objetivo reconocerá su derrota?

Si no se logra, la derrota será solo mía. Si lo conseguimos el triunfo será de todos los que se involucren. Será una victoria en todos los escenarios: conseguir las firmas o no conseguirlas, porque corregiremos a tiempo para el gran enfrentamiento, en tres años.

¿Les dará la oportunidad de tener su séptima victoria?

Estoy seguro de que vamos a ganar. La gente no lo admitirá para el ‘exit poll’ y dirán que hubo fraude. Ya el encuestador favorito del Gobierno dijo que contamos con el 30% de aceptación, nunca dirá que tenemos más. Market, en abril, dijo que teníamos el 36%, en Guayaquil, y el 35%, en Quito.

¿Por qué va solo con la propuesta de revocatoria?

Miles de ecuatorianos me exigieron apelar a ella, después de que quienes afirmaron que otro era el camino no lo emprendieron. Dijeron que era mejor pedir la revocatoria de la Asamblea, pero nunca concretaron nada. Luego sugirieron hacer una consulta sobre la dolarización y nunca lo hicieron. Me cansé de esperar y la Asamblea dio un giro, los opositores ganaron espacios. Y ahí las cosas están siendo reorientadas, no sería positivo tirarla abajo.

¿Se ha puesto en el lugar de Rafael Correa? ¿No será que es muy difícil sacar adelante su proyecto de revolución?

Nunca ha sido tan fácil como ahora porque la ‘partidocracia’ se disolvió, los recursos del petróleo han sido máximos, los organismos de control han tenido vigilancia mínima. Es un inepto como gobernante, es un buen académico y un gran teórico. Una persona que trabaja 18 horas al día y que debe andar arreando a sus colaboradores en público...

¿Usted y el presidente Rafael Correa tienen algo en común: el ego grande?

Mi ego es normal. El de él es sobredimensionado. Hay ras-gos temperamentales parecidos. Tengo un sentido de la dignidad, que no permitiré aplastar. La diferencia está en cómo usar la pasión, vehemencia o carácter. Yo, para enfrentarme a los poderosos, él para aplastar a los indefensos. Le dijo idiota a un emigrante...

Correa siempre bromea con su talla. ¿Cuánto mide?

La estatura promedio del ecuatoriano, 1,70 metros.

La parte operativa de la recolección implicará voluntarios y brigadistas; ¿quién financiará este proceso?

Hasta ahora nadie. Desde que presenté el pedido en el CNE muchos me dijeron: “OK, te daré gorras, te imprimo 50 ó 200 000 formularios, te doy una sede...”.

¿Quiénes son? En TV usted pedía precisiones siempre...

Son solo promesas, no los voy a identificar, esa es la condición.

¿Lo apoya Jaime Nebot?

No, pregúntele a él.

Ahora que usted empieza este proceso, Jorge Ortiz finalmente se despidió de Teleamazonas...

Eso ratifica mi versión original y desgraciadamente se confirma que los diversos mecanismos de chantaje cercan la libertad de expresión de periodistas dignos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)