8 de March de 2011 00:00

Los líos fiscales de Noboa debilitan al Prian

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Mientras el ex candidato presidencial Álvaro Noboa ha desplegado una estrategia mediática para defender a la Bananera Noboa de la acusación de supuesta defraudación al Fisco, por parte del Servicio de Rentas Internas (SRI), su partido político parece ir a la deriva.

El Prian aún no ha hecho ningún trámite ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) para reinscribirse como partido. Los planes de la lista 7 son iniciar el proceso de reinscripción recién en mayo, luego de la consulta popular. Así lo aseguró el presidente nacional de esa tienda y actual asambleísta, Vicente Taiano.

La lista 7 parece avanzar con ritmos propios sin la tutela de su máximo dirigente. Ese vacío se siente desde abril del 2009, cuando el empresario perdió por cuarta ocasión la candidatura presidencial. Desde entonces, comentan sus allegados, Noboa se ha dedicado a sus empresas manteniendo un bajo perfil político.

Noboa no habla de la consulta popular, se ha referido muy poco a los hechos del 30-S. El manejo económico del Gobierno tampoco le ha merecido comentarios...

No obstante, ese silencio público se ha visto perturbado luego de las palabras del director del SRI, Carlos Marx Carrasco. El funcionario señaló que Bananera Noboa debe USD 90 millones por erradas declaraciones tributarias en el 2005. Entonces, el magnate sí convocó a los medios de comunicación para dar su versión, el pasado 11 de febrero.

Para Noboa, lo del SRI es una persecución política. Como sustento de ello ha comparado la cifra que Carrasco le imputa a la Bananera: USD 90 millones en el 2005, con las de las exportadoras Dole (USD 700 136,37) y Del Monte (USD 11 748,13).

En ese sentido ha asegurado que si el SRI insiste en cobrarle esa suma, Bananera Noboa quebraría, ya que tiene menos de USD 5 millones de capital.

Noboa ha pautado espacios políticos en la televisión y en la prensa para exponer su visión frente a este problema. Incluso, el jueves pasado el empresario tenía una cita con Carrasco para llegar a un plan de pago. La cita no se realizó; según el Director del SRI, Noboa no asistió, mientras el abogado del empresario dijo que fue cancelada la cita. La ley dispone un plazo máximo de 24 meses, previo pago del 20% de la deuda.

El fin de semana Noboa volvió a aparecer en los medios. Esta vez para asegurar que él ya no es más el representante de Bananera Noboa, tampoco su director.

En un comunicado público dirigido a Carrasco, explicó que esa fue la razón para que la cita entre los dos se malograra. Noboa insistió en que “la injustificada glosa” a la exportadora tiene como fin perseguirlo políticamente.

Mientras el magnate aclara sus líos tributarios, el dirigente del Prian en Guayas, Wilson Sánchez Campos, reconoce que el partido ha perdido aceptación en la ciudadanía. La razón: el discurso antipartido que Rafael Correa ha posicionado con fuerza desde la campaña electoral del 2006. “El Prian no ha gobernado pero ha sufrido ese desgaste”, dijo.

A pesar del repliegue político de Álvaro Noboa, incluso dentro del partido, los militantes del Prian se muestran optimistas.

Dicen que Correa no ha cumplido sus ofertas de campaña, por lo que hay una nueva posibilidad de correr por la Presidencia.

1998

El empresario decide correr a la Presidencia con el PRE. Dio una sorpresa electoral al pasar como finalista.

2002

Noboa se independiza políticamente de Bucaram. El Prian nació como partido y es la tercera fuerza política.

2007

La destitución de 56 diputados afectó al Prian, que controlaba el Congreso con Jorge Cevallos a la cabeza.

2008

Noboa ganó su primera elección como constituyente. Pero su participación en Montecristi fue marginal.

Un partido que tiene nueve años

Aunque Álvaro Noboa ha sido candidato presidencial desde 1998, el Prian solo tiene nueve años de vida política. La primera carrera del empresario fue con el PRE, donde perdió las elecciones frente a Jamil Mahuad.

Para el 2002, Noboa había tomado distancia de un roldosismo debilitado. Su poder económico y político le permitieron construir en el 2002 un partido político que, junto a la Sociedad Patriótica de Lucio Gutiérrez, fueron los finalistas en esa contienda. Noboa perdió por segunda ocasión, pero llevó 10 diputados al Congreso.

En los comicios del 2006, Noboa ganó la primera vuelta; perdió frente a Correa en la segunda, pero el Prian puso 27 diputados.

En la Constituyente puso ocho asambleístas. La presidencial del 2009 fue la peor para Noboa (tercer puesto); su partido captó siete de las 124 curules legislativas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)