La licencia, una estrategia del oficialismo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Paúl Zamora M. Redactor

Los candidatos oficialistas que van por la reelección en las principales zonas optaron por seguir el ejemplo del presidente Rafael Correa, de pedir licencia para hacer campaña.

Así, esta práctica política se convirtió en una especie de "fiebre" en las filas de Alianza País para este proceso.

La primera vez que esta figura se usó fue en la campaña del 2013. En enero de ese año, concedió al Primer Mandatario una licencia de 30 días con el objetivo de que se dedique de lleno al proselitismo en su carrera por Carondelet.

Dentro de Alianza País se reconoce que el uso de este instrumento tuvo efectos positivos para el oficialismo.

No solo porque el Presidente incrementó su caudal electoral en las urnas en comparación a otros procesos, sino porque además endosó su popularidad a la lista de legisladores, que finalmente alcanzó 100 de las 137 curules en disputa.

Este buen resultado es uno de los motivos que animó al uso de esta figura a cuadros como los alcaldes de Quito y Cuenca, así como los prefectos de Pichincha, Guayas y El Oro.

El prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, dice que ellos no tienen la necesidad de solicitar licencia, pero que lo harán por un tema de estrategia política y de "respeto" a los electores. "Podríamos no solicitar licencia pero es necesario dedicarse a la campaña".

En la otra orilla se encuentran las autoridades la reelección que no han solicitado permiso. Ellos compartirán su tiempo entre las funciones de su dignidad y las actividades proselitistas hasta el 20 de febrero, día en que termina la campaña.

La nómina de estas autoridades está encabezada por miembros de partidos opositores y por un grupo de funcionarios de Alianza País (ver tabla). Uno de los casos más emblemáticos es el del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, quien aseguró que "tiene obligaciones que cumplir" y que la campaña no es un tema que le inquiete.

En este escenario, hay voces que consideran que la mejor opción en caso de la reelección no es solicitar la licencia, sino renunciar a sus cargos. Ese es el caso de la exprefecta del Cotopaxi, Blanca Guamangate, quien irá por la reelección a ese cargo (ver testimonio).

El legislador Antonio Posso (Avanza) reconoce esta acción como el camino que deberían seguir todas las autoridades locales que quieren repetir un período más. Para otros, como el parlamentario Luis Fernando Torres (Cambio-PSC-Creo), el pedido de licencias es una acción de "efecto mediático", pues en la práctica mantienen los mismos privilegios como si se estuviera en el cargo.

En ese sentido, subraya el "doble discurso" que ha tenido en el Régimen sobre el tema. Sus palabras se refieren a que en la campaña del 2009 el presidente Correa justificó el no solicitarla, bajo el argumento de que sería irresponsable.

Desde el oficialismo se aclara que pedir licencia no es un requisito, como lo señala el Código de la Democracia. "Preferimos que se cumpla para que puedan dedicarse a tiempo completo a la campaña", agrega Alexandra Ocles.

'Renuncié por mis principios'
Blanca Guamangate/ Exprefecta de cotopaxi
¿Quién es? Desde junio del 2012 asumió el Consejo Provincial.

Inmediatamente de que se ratificó mi nombre como candidata a la reelección por la Prefectura de Cotopaxi por Alianza País puse mi renuncia.

Lo hice a pesar de que ni la Constitución ni Código Orgánico de Ordenamiento Territorial obligan a que los funcionarios que van por la reelección renuncien. En mi caso, constituye un tema de principios políticos y éticos el renunciar, para así dedicarme de lleno a la campaña electoral, en las mismas condiciones que los demás candidatos. Soy respetuosa de los procesos democráticos y no considero viable al mismo tiempo encargarse de una Prefectura y de una campaña. El tiempo no me permitiría hacer bien ni la una cosa ni la otra. Considero que lo correcto es dejar que alguien se encargue a tiempo completo de la Prefectura mientras yo me dedico a la actividad electoral.

Con licencia

  • Prefecto de Pichincha.  Gustavo Baroja (AP) pedirá 30 días de licencia desde el 20 de enero.
  • Prefecto del Guayas. Jimmy Jairala (AP) tiene 48 días de licencia desde el 6 de enero al 23 de febrero.
  • Prefecto de El Oro. Montgómery Sánchez (AP) tiene 40 días desde el 10 de enero hasta el 20 de febrero.
  • Alcalde de Quito. Augusto Barrera (AP) tiene 48 días libres. Desde el 7 de enero hasta el 23 de febrero.
  • Alcalde de Cuenca Paúl Granda (AP) pedirá tres semanas a finales de enero e inicios de febrero.
  • Alcalde de Manta. Jaime Estrada (AP) tiene 30 días de licencia desde el lunes 6 de enero.

Sin licencia

  • Prefecto del Azuay.  Paúl Carrasco (Poder Popular) analiza la posibilidad de solicitar una licencia.
  • Prefecto de Chimborazo. Mariano Curicama (Pachakutik-AP) aún no ha solicitado una licencia.
  • Alcalde de Guayaquil. Jaime Nebot (PSC) no solicitará licencia. Dijo tener responsabilidades.
  • Prefecto de Zamora. Salvador Quishpe (Pachakutik) aún no ha solicitado una licencia. Está en análisis.
  • Prefectura de Orellana. Guadalupe Llori (Pachakutik) aún no ha solicitado una licencia.
  • Alcaldesa de Coca.  Desde el despacho de Anita Rivas (AP) se confirmó que no pedirá licencia.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)