14 de July de 2010 00:00

Ley universitaria va a la lista de espera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

U nos minutos antes de las 10:00 de ayer, Guillermina Cruz llegó a su curul: la 108 (de 124). Ese momento, 16 de sus 17 compañeros del PSP la rodearon. Le pidieron que revisara su decisión de votar por el proyecto de Ley Orgánica de Educación Superior.

Otra asambleísta amazónica como ella, Magaly Orellana (Pachakutik), también intentó persuadirla. Pero Cruz, nacida en Napo, ya había anticipado su decisión el 24 de junio.

En la continuación del segundo debate de la Ley, iniciado el 22 de junio, Cruz usó sus 10 minutos para decir que si bien era obediente a la disciplina partidista, sobreponía a eso el derecho de su pueblo a tener una universidad.

Así, ella fue la primera legisladora en declarar su apoyo a la propuesta oficialista para la Ley de Educación Superior. Todo por la posibilidad de que en Tena se cree la Universidad Regional Amazónica. Igual motivo llevó a Galo Vaca salir del ADE.El jueves pasado, Vaca votó en contra de la moción para definir una supuesta ilegalidad en la actuación de asambleísta de Alianza País, Rolando Panchana, en la Comisión de Comunicación. Esta ley, como la de Educación, es fundamental para la oposición.

A esos dos votos estaba previsto que se sumaran los de Rocío Valarezo (ADE) y de los socialistas Eduardo Encalada, Pedro de la Cruz y Marisol Peñafiel (hoy cercanos a Alianza País). Todos ellos supuestamente alcanzarían para que la norma sea aprobada.

Raúl Abad, presidente de la Comisión, incluso aseguró que tenían 67 votos y cinco blancos.

Pero el escenario que pintó Abad no se cumplió. La primera señal fue el retraso de 38 minutos para iniciar la reunión, que fue convocada para las 10:00.

Cuando el presidente Fernando Cordero pidió a Secretaría confirmar el quórum, se supo que en la sala había 123 asambleístas. El único ausente fue Eduardo Zambrano, quien tampoco envió a su suplente, lo que restaba fuerza a la bancada oficialista.

Además, se supo que el independiente Leandro Cadena se abstendría; Scheznarda Fernández, expulsada del PSC al votar en contra del juicio al Fiscal General, estaba opuesta; igual Gerardo Morán, Alfredo Ortiz, Henry Cuji y Nivea Vélez (ADE) y los socialistas Silvia Salgado y Tomás Zeballos. Y Fernando González, marginado de Alianza País.

Abad tomó la palabra a las 10:40 y expuso nueve puntos en los cuales se acogieron las observaciones (ver recuadro). El adéndum fue enviado a los legisladores a las 01:10 de ayer, por lo que solicitó 30 minutos para explicarlo a los jefes de bloque los alcances de ese documento.

Los 30 minutos se convirtieron en dos horas. La sesión se reinstaló a las 13:06. Entonces, Cordero anunció que llegaron a un acuerdo: suspender la votación. Hasta hoy, los asambleístas deberían hacer llegar nuevas observaciones para el proyecto y se espera aprobar la ley la próxima semana.

Al final de la cita, Gilmar Gutiérrez (PSP) y ‘Dalo’ Bucaram (PRE) esperaban que el nuevo plazo permitiera llegar a un gran consenso. Y no que sirviera para un respiro a la bancada de A. País.

La socialista Salgado recalcó que sí se podía llegar a un acuerdo, pero ratificó su voto en contra si no se aceptan sus puntos a favor de la autonomía universitaria. Jorge Escala (MPD) felicitó la decisión de suspender la votación y solicitó que esta norma también sea sometida a una consulta prelegislativa antes de aprobarla.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)