4 de June de 2012 00:43

Lenín Moreno recorrió 40 países difundiendo el Manuela Espejo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 2

Un portarretratos digital, colocado en la esquina derecha del escritorio del vicepresidente Lenín Moreno, es la vitrina de más de 100 fotografías de los 37 viajes que él y su esposa Rocío González, han realizado alrededor del mundo, desde el 2007.

52 ciudades, en los cuatro continentes, han recibido al vicepresidente Moreno en sus distintas actividades para asistir a cumbres mundiales y recibir condecoraciones y títulos por su sobresaliente gestión en favor de las personas con discapacidad.

Una a una, las fotos van pasando, mientras el Segundo Mandatario detalla su trabajo al frente de la Misión Manuela Espejo. Este proyecto ha ayudado a miles de personas con discapacidad y ha sido presentado en todos los países de América del Sur, parte de Centroamérica, España e Italia.

[[OBJECT]]

A todos estos viajes, Moreno ha ido acompañado por su esposa, Rocío González, y en ocasiones también por su hija Carina. “Ella (Carina) es la mentalizadora de las ferias lúdicas que realiza la Vicepresidencia”, comenta con satisfacción el funcionario.

Moreno cuenta que la compañía de su esposa surge por la necesidad de que alguien de su confianza le asista. Y para enfrentar las dificultades en diferentes hoteles del mundo, que no brindan las garantías para que una persona con discapacidad se movilice e incluso acceda a todos los espacios como el baño.

“No sé por qué en algunos hoteles del mundo les da la gana de hacer las puertas del baño de 60 cm. Para entrar tengo que movilizarme en una silla de secretaria y necesito que alguien me empuje, porque no muevo las piernas. La mayoría de veces, ella (Rocío González) me acompaña, porque es la que más me conoce”.

Por ello, en marzo del 2008, el presidente de la República, Rafael Correa, emitió el Decreto Ejecutivo nro. 960: dispuso que todos los funcionarios con discapacidad podrán viajar acompañados de hasta dos personas, incluidos sus familiares, para que los ayuden en sus desplazamientos.

“Por excepción se podrá seleccionar a la cónyuge o pariente en segundo grado de afinidad o consanguinidad del dignatario, servidor o funcionario público que adolezca de alguna discapacidad”, señala el Decreto.

Estas personas reciben además viáticos, pagados por la dependencia correspondiente. Desde entonces, la esposa de Moreno ha recibido viáticos por cada desplazamiento. Estos valores son similares a los que recibe un asesor del Vicepresidente.

Aunque Moreno aclara que los viáticos “es una cosa que compartimos”. Además, el funcionario puede solicitar viáticos y dependiendo de las circunstancias emplea una tarjeta de crédito de la Vicepresidencia de la República, porque hay algunos países en los cuales los estipendios no son suficientes para cubrir los costos del hotel. “Con mi esposa todavía ocupamos el mismo cuarto y se hace un solo gasto de la tarjeta”, explicó Moreno.

A Moreno y su esposa acompaña un equipo de seguridad de la Presidencia y de la Vicepresidencia, integrado por unos 20 uniformados, en cada viaje.

En los 37 recorridos, realizados por la comitiva desde enero del 2007 hasta abril de este año, el Estado ha gastado USD 3,9 millones en viáticos y subsistencias, según las cifras que reporta la Vicepresidencia en su página web.

A pesar de que la Ley de Transparencia y Acceso a la Información obliga a las entidades estatales a difundir toda la información financiera, estos valores están incompletos.

Todos los viajes han sido por invitación de otros países, por delegación del presidente Rafael Correa o para cumplir con los objetivos de su trabajo.

Mientras el Segundo Mandatario cuenta los desafíos y logros de la Misión Manuela Espejo, en el portarretratos de marco de madera aparecen fotos de él, su esposa y sus tres hijas con artistas reconocidos internacionalmente, como Leonardo Di Caprio, Joan Manuel Serrat, Chevy Chase, Angelina Jolie... durante las visitas que las estrellas realizaron a Galápagos, al Parque Nacional Yasuní y a la frontera norte del país.

Entre ellas, aparecen las imágenes de sus reuniones con autoridades del Cono Sur, embajadores de todo el mundo. Incluso, con Heather Hodges, ex embajadora de Estados Unidos en Ecuador, quien fue expulsada por el Gobierno en el 2011.

Las fotografías son el orgullo del Segundo Mandatario y dan cuenta de algunos de sus viajes por Egipto, Pekín, Tokio, Turquía, Grecia, Suiza, Japón


Satisfacciones y dolencias


A pesar de las incomodidades que significan los viajes largos para el Vicepresidente, por su condición física, desde el 2007, Moreno y su esposa han recorrido 40 países difundiendo los logros de su programa, con una gran acogida. El primer viaje que realizó en misión oficial fue a Estados Unidos, en marzo del 2007.

Los costos para su salud son altos. Mantenerse en la misma posición por muchas horas le produce escaras en la piel, que requieren de cuidado y son muy dolorosas, además de continuos problemas renales.

Pese a ello, Moreno no ha desistido de sus desplazamientos. El próximo en la agenda son las Olimpiadas Especiales, en Londres, en septiembre próximo.

“Esta será la oportunidad de integrar el espíritu de apoyo a las personas con discapacidad al físico Stephen Hopkins”, subrayó con entusiasmo Moreno.

A finales de mayo, el Segundo Mandatario viajó a Colombia, en donde fue condecorado por el Gobierno de ese país. Asimismo, este año recibió un Doctorado Honoris Causa de una Universidad española.

En las fotos del momento, guardadas en el portarretratos digital, Moreno aparece sonriente, vistiendo una toga y su birrete, y sosteniendo un diploma, acompañado de su esposa Rocío González y una de sus tres hijas.

La Vicepresidencia, a más de pagar los viáticos a los funcionarios y a González, también cubre los gastos de una tarjeta de crédito del Banco de Guayaquil.

Entre el 2010 y abril del 2012, el Estado pagó USD 24 820 para cubrir el hospedaje y alimentación de Moreno y su esposa.

Por ejemplo, en Tokio se hospedó en el hotel Trump, donde pagó USD 7 061, según consta en la información económica de la Vicepresidencia de la República.

Mientras el Segundo Mandatario habla de los proyectos en los que trabaja, como el retorno de los migrantes ecuatorianos que viven en Estados Unidos y España y tienen discapacidades, el portarretratos muestra al médico Patch Adams, con su característica nariz roja de payaso, y a un grupo de niños rodeando a Moreno, durante la inauguración del programa Sonríe Ecuador, liderado por la Vicepresidencia de la República, en enero del 2011.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)