La Junta Intermedia tendrá la parte más delicada del escrutinio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Santiago Estrella G. Redactor

A las 17:00 del próximo domingo (23 de febrero de 2014), día de los comicios seccionales, en los recintos electorales del país sonará una sirena. Esta anunciará que las juntas receptoras del voto (JRV) se han cerrado y que de inmediato comenzará el conteo de los votos y la verificación de los resultados.

A esa hora se instalarán 76 Juntas Intermedias de Escrutinio (JIE) en todo el país. De ellas, 17 operarán en Pichincha (16 en Quito y 1 en Rumiñahui). Las provincias que no tendrán juntas intermedias son Azuay y Santo Domingo, por el voto electrónico, y Galápagos, por baja población.

Las juntas intermedias tienen como objetivo ingresar en el sistema informático las actas con los resultados electorales que llegan desde los recintos electorales. En cada una de las JIE se escanearán las actas y los datos pasarán al Centro de Cómputo, que operará en el Centro de Exposiciones Quito.

Funcionarios del Consejo Nacional Electoral (CNE) aseguran que las organizaciones políticas tendrán acceso a datos que se obtengan, no solamente a través de sus delegados en cada una de las mesas. También, tendrán la posibilidad de dar seguimiento, a través de una contraseña, al proceso informático en sus respectivos centros de cómputo.

Si la instalación de las JIE tiene una hora establecida, su cierre ocurrirá cuando terminen de escanear todas las actas que les corresponde. "Nos dijeron que podríamos procesar hasta 10 000 actas y casi nos caemos de espaldas", dijo Carlos Moreno, presidente de la JIE que operará en el Colegio Rumania, en Carcelén, al norte de Quito.

Se estima que todo el proceso no culminará antes de las 06:00 del lunes 24 de febrero.

Los integrantes de las JIE son profesionales y fueron elegidos luego de un sorteo con la base de datos de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senescyt). Se privilegió a quienes tienen conocimiento de las herramientas tecnológicas. "Por eso, nuestra recomendación es que los veedores de cada organización política también sean personas con algún conocimiento en informática", señaló la vocal del CNE, Nubia Villacís.

A la Junta Provincial

Dentro de larga cadena de escrutinio diseñada por el CNE, las JIE no son una instancia de decisión. Este papel le compete a la Junta Provincial.

A sus manos llegan las actas finales de escrutinio de las JIE, así como aquellas que presenten inconsistencias, ya sea porque no coinciden los números de votos con el de los sufragantes o falten firmas de los miembros de las JRV.

Según Diego Tello, coordinador de Gestión Estratégica del CNE, los casos de inconsistencia son excepcionales, pues tienen que ver con las actas que el sistema informático rechaza el momento del escaneo. "En las elecciones del año pasado, no superaron el 10%".

Por eso serán la Junta Provincial la que delibere sobre estas inconsistencias. De allí que Villacís sugiera que los delegados de las agrupaciones políticas que quieran controlar el trabajo de las juntas provinciales deben saber de leyes.

La transparencia de las JIE

Debido a que en las juntas intermedias se compila y se ingresa al sistema de cómputo todos los resultados, esta instancia se vuelve la más delicada de todo el proceso. Pero el CNE considera que este procedimiento protege más la voluntad de los ecuatorianos.

Como es poco probable que los participantes de estas elecciones puedan tener un representante en cada una de las más de 40 000 juntas receptoras del voto en todo el país, las JIE, podrán facilitar copias de todas las actas, y dar apertura a sus centros de cómputo.

Para Enrique Mafla, profesor de la Escuela Politécnica, especializado en seguridad informática y auspiciado por Sociedad Patriótica, "ningún sistema informático es 100% seguro. Todos los lugares son posibles de un ataque".

El sábado, el CNE realizó, con delegados de organizaciones políticas y universidades, la auditoría del sistema de este proceso de escrutinio. Pero para Mafla, este tipo de exposiciones no son "más que presentaciones en 'power point', que lo resiste todo".

Hasta el momento, los miembros de las JIE han recibido capacitación y han hecho dos simulacros, según cuenta Moreno, el presidente de la JIE de Carcelén. "Indudablemente es el punto más delicado de la votación, por eso nos prohibieron hasta ingresar con celulares".

En contexto. Este domingo, 11 682 314 de ecuatorianos están habilitados para elegir 23 prefectos y 23 viceprefectos, 221 alcaldes, 867 concejales urbanos, 438 concejales rurales y 4 079 miembros de las juntas parroquiales. Habrá un total de 40 763 Juntas Receportas del Voto.

CLIC AQUÍ para ver la infografía

[[OBJECT]]


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)