22 de December de 2010 00:00

Juez de Garantías Penales falló a favor de la revista Vanguardia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

El juez primero de Garantías Penales del Guayas, Ángel Rubio, falló ayer parcialmente a favor de la revista Vanguardia, respecto a su pedido de medidas cautelares.

Este medio de comunicación impreso fue desalojado el pasado viernes de sus oficinas. La orden, según aclaró ayer Pedro Delgado, presidente del fideicomiso ‘AGD-CFN No más impunidad’, fue dada por la Unidad de Gestión y Ejecución de Derecho Público creada por Ley en el Código de Finanzas Públicas.Se trata de una acción coactiva ejecutada, supuestamente, por una deuda que Vanguardia tenía por el arriendo del inmueble donde opera. El bien es una propiedad incautada al ex banquero Alejandro Peñafiel. En el operativo de desalojo, que tuvo la participación de los miembros del GIR, se embargaron las computadoras con información periodística.

En su fallo judicial, Rubio señala textualmente: “Como el deber del Juzgador Constitucional es garantizar el derecho constitucional de la prensa a informar y de la ciudadanía a ser informada, ordeno al depositario judicial Paúl Andrés Cabezas Arellano, de forma inmediata permita que (...) (Vanguardia, NDLR) obtenga una copia de cada disco duro de cada computadora”.

Esta diligencia se cumplirá hoy frente a un notario público y a especialistas en sistemas informáticos. La hora estaba por definirse.

El juez Rubio no dio paso a la solicitud de devolución de los equipos que permanecerán bajo el fideicomiso, pues sigue vigente el proceso coactivo contra el medio.

Juan Carlos Calderón, editor de Vanguardia, insiste en que también se pedirá un peritaje pertinente para que quede constancia de que no se ha accedido a la información de las computadoras retenidas, luego del embargo del pasado viernes 17.

Justamente, la posición del medio de comunicación es que al retener los equipos y los discos duros hubo un claro atentado a la libertad de expresión.

El proceso de embargo ha generado varias reacciones. La organización Fundamedios, a través de su director César Ricaurte, recalca que los hechos del viernes significaron un claro abuso en contra de la prensa el haber guardado los equipos de trabajo de los periodistas. “Es una actitud totalmente abusiva por parte del Estado. Nos encontramos ante un Gobierno que no da ninguna señal de garantizar el trabajo periodístico, mandatario tanto en la Constitución como en los tratados internacionales”.

Sin embargo, Delgado, titular del fideicomiso, insistió ayer en Ecuavisa que Vanguardia tiene una deuda por el arriendo del local en el que funcionaba.“Esas computadoras por instrucción mía están en una casa contigua para darles seguridad (') se pusieron sellos de seguridad que impiden manipulación”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)