20 de July de 2011 00:02

La Judicatura amaneció rodeada por militares

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con escudos de la Armada del Ecuador, 32 militares bloqueaban la entrada a la Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura ayer. En el interior se daba la audiencia por la demanda que el Presidente interpuso contra El Universo, sus directivos y Emilio Palacio.

Los uniformados estaban vestidos con trajes de camuflaje verdes, chaleco antibalas del mismo tono y una boina negra. Además llevaban amarrados un casco protector y máscaras antigases.

El edificio está ubicado en la calla Pedro Moncayo, entre Vélez y Nueve de Octubre (centro de Guayaquil). Unos 70 policías bloquearon el acceso por las calles aledañas. Un cordón humano impedía el paso de los carros.

Los agentes llegaron a inspeccionar el recinto desde la noche del lunes. Militares revisaron el sitio de la audiencia y la Corte de Justicia del Guayas, ubicada alado. Ambas edificaciones se conectan por una puerta de metal.

Desde las 08:30, se comenzó a oír el grito colectivo “Correa, amigo, el pueblo está contigo”. Eran militantes de Alianza País (AP) quienes llegaron con pancartas, tambores y megáfonos para apoyar al Presidente.

Más de 100 manifestantes viajaron desde los cantones Durán, Santa Lucía, Yaguachi, Palestina, Balzar y El Triunfo, contó Xavier Reyes, presidente de las Juntas Cívicas Populares Eloy Alfaro. “La base de esto es respaldar al Presidente de los pobres porque ha sido mancillado su honor por un editorialista”, dijo.

Un poco antes de las 10:00, el sonido de las sirenas de los vehículos de seguridad presidencial animó aún más a los manifestantes. De inmediato el cordón policial que cerraba el acceso desde la calle Vélez se abrió. Pasaron dos vehículos de seguridad y en el tercero iba el Presidente.

Los partidarios del Gobierno gritaban con más fuerza al ver el rostro de Correa por la ventana del carro. Apenas alcanzó a saludar con la mano a sus partidarios, cuando el vehículo entró al garaje del Consejo de la Judicatura.

Pero las barras además de aclamar al Presidente, se iban en contra de los querellados y todo el que estuviese a su favor. Eso sucedió a la llegada de Palacio, autor del artículo ‘No a las mentiras’, que dio pie a la querella de Correa.

“Rata”, “pillo”, “enano” y “te vamos a visitar a La Roca (prisión de máxima seguridad)”, fueron algunas de los mensajes del populacho enardecido contra el ex director de opinión del rotativo. También gritaron “ahí están, esos son, los que joden la nación” en contra de León Roldós, defensor de Palacio y su sobrina Martha cuando llegaron al edificio.

Reforzando la seguridad había un carro antimotín del Grupo de Intervención y Rescate diagonal al edificio. Aparte de este, solo los vehículos que escoltaban al Presidente pudieron parquearse junto a la acera de Pedro Moncayo.

Además había agentes encubiertos. Ellos recorrían el recinto vestidos de civil, pero destacaban por su corte militar y el audífono que llevaban en una oreja.

Los vendedores informales y los dueños de los quioscos ubicados frente al edificio aprovecharon la diligencia para vender bebidas y piqueos a los manifestantes. Luego de finalizada (16:00) quedaron papeles y envases vacíos sobre las calles adoquinadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)