La jornada electoral terminó con festejos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Esmeraldas 

El parque central del cantón Muisne se convirtió en el escenario de festejos al cierre de las elecciones seccionales de ayer. Los primeros en estallar en algarabía fueron los simpatizantes del Movimiento Popular Democrático (MPD). A las 19:00, los celulares de los seguidores de la candidata a la prefectura Lucía Sosa, empezaron a sonar.

Según el concejal electo de Esmeraldas, Silvio Burbano, eran mensajes de texto que les enviaban sus delegados políticos con los primeros resultados de los escrutinios. Aún así, su movimiento esperaría que el Consejo Nacional Electoral les entregaría los resultados oficiales, desde las 02:00 de hoy.

El conteo en los recintos electorales Vicente Rocafuerte y Alfredo Pérez Guerrero se inició a las 17:00. Burbano señaló que según el escrutinio, Lucía Sosa iba liderando. Ella se encontraba rodeada de sus compañeros de partido bajo una carpa que se ubicó en el parque.

A medida que llegaban nuevos datos, los festejos subían de tono. Incluso se realizó una caminata por las calles de Muisne, anunciando el triunfo.
“Me trajeron aquí para nuevas elecciones que nunca se debieron dar para la Prefectura. El problema era en la Alcaldía”, dijo la aspirante emepedista.
Las elecciones en ese cantón eran vitales para decidir la Prefectura de Esmeraldas.

La postulante del MDP Lucía Sosa e Iván Hurtado, de Alianza País, se la disputaban de manera reñida. En los resultados oficiales del CNE, Sosa superaba con 2 400 sufragios a Hurtado.

Robert Valencia, uno de los promotores de la campaña de Iván Hurtado, admitió a este Diario, que cerca de las 22:00, los resultados no le alcanzaban para ganar la Prefectura.

El director Provincial del CNE, César Cedeño, horas antes de terminar las elecciones habló de plazos para el conteo. Señaló que hasta las 23:00 de anoche se terminarían los escrutinios en Muisne. De ahí se esperaba entregar una copia de las actas del conteo a los delegados políticos. Luego, según Cedeño, se procedería a levantar las urnas y las actas para llevarlas a la Junta Provincial en el cantón Esmeraldas.

El director de esta dependencia, Eugenio Jijón, explicó que el tratamiento dentro de sus competencias es instalarse en una audiencia pública para el conocimiento de la verificación de las actas escrutadas. “El trabajo se podría prolongar hasta mañana (hoy)”, dijo Jijón.

Hasta el cierre de esta edición (22:30) en Muisne ningún candidato a la alcaldía salió a festejar. Los aspirantes más próximos, según las encuestadoras, eran Walker Vera, de Alianza País, Paúl Vélez, de Avanza, y Tyron Quintero, de Sociedad Patriótica. La Policía y los militares se mantenían atentos a cualquier movimiento.

El jefe de Estado Mayor de la Policía, Marcelo Rocha, señaló que la seguridad en Muisne se mantendrá hasta este mediodía. Se encuentran desplazados 550 militares y 350 policías.

El inicio de las seccionales en los cantones Muisne y San Lorenzo se desarrolló con un estricto plan de seguridad. Este consistía en salvaguardar el material electoral ante posibles desmanes en los recintos.

El plan contempló la neutralización de incidentes, operativos en las vías, en los accesos a la isla de Muisne y en los lugares donde se votaba. Esto fue coordinado por Erick De Vacas, jefe del Grupo de Tarea 1.4.

Esa unidad conjunta tiene a su cargo la seguridad de la provincia. Pero la vigilancia de las elecciones se ejecutó con 550 militares y 350 policías. La mayor parte de ellos fueron desplazados a Muisne donde debían sufragar 8 869 personas en 29 juntas receptoras del voto. Mientras que en San Francisco del Bogotá estaban habilitados 445 votantes.

En las afueras de los dos recintos los uniformados controlaron por medio de detectores de metales que ningún elector ingresara con armas de fuego y armas blancas. También realizaban un chequeo manual a quienes acudían a votar.

En contexto     
En las elecciones del pasado 23 de febrero,  se registraron disturbios entre grupos opositores en Muisne y San Lorenzo. Por ello, el CNE ordenó que se repitieran nuevamente las votaciones debido a que se destruyó material electoral como urnas y papeletas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)