6 de December de 2011 00:01

Intención de regular Twitter abre debate

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

‘El torero no entra al ruedo si no sabe a lo que se enfrenta”, esta frase ejemplifica lo que debe suceder en Twitter. Todos: políticos, autoridades y ciudadanos comunes se expresan libremente a través de sus tuits o trinos.

Esta facultad ha generado reacciones adversas entre algunas autoridades, que consideran que este espacio permite un “libertinaje” de la expresión ciudadana. Incluso, algunos, como el presidente Rafael Correa sugirieron que se implante una regulación.

Esta idea nació luego de la amenaza que recibió el Mandatario por Twitter la semana pasada. Javier G. escribió en su cuenta: “Ave César, los que te vamos a matar! Ave mashi Rafael (Correa), los que te vamos a matar te estamos saludando”. El hombre, de 44 años, fue detenido, aunque luego de pedir disculpas fue liberado.

El 26 de noviembre, el Jefe de Estado advirtió que procesará a cualquier persona que lo amenace por Twitter y dijo que no permitirá que este tipo de hechos se repitan. “Bueno, hagamos una consulta popular para saber si cualquier tuitero puede amenazar. Aprendamos a ser serios, no adefesiosos. Se ha querido hasta justificar amenazas de muerte. Por el odio al Presidente quedan como odiosos”, señaló.

Para un asiduo usuario de esta red, Xavoviz, esta intención podría ser nefasta para la libertad de expresión. “El Twitter es como una calle, en donde puedo conversar con mis amigos, sin que nadie pueda censurar lo que digo. No es un medio administrado por el Gobierno, es un espacio de los ciudadanos, donde no debe haber injerencia el Estado”, explicó.

Aunque está consciente que los usuarios de la red deben ser responsables de lo que escriben.

En ese sentido, Paúl Mena, experto en Tecnologías de la Información y Comunicación, cree que en Twitter al igual que en Facebook funciona la autorregulación, donde los otros miembros de las redes muestran su rechazo a las actitudes ofensivas.

“Existen límites a lo que se difunde en estas redes sociales y que constituyen delitos. Si hay una amenaza de muerte a cualquier persona, debe ser investigada, descubierta y sancionada. Pero en el terreno del debate no debería establecerse límites. Si una cuenta es mal usada se le bloquea o se la denuncia, eso demuestra el rechazo a una actitud”.

Con esto coincidió Gabriela Calderón, articulista de diario El Universo. Para ella, la regulación debe salir desde los usuarios y no desde el Gobierno. Esto sería “una muestra de cómo el Gobierno percibe la libertad de expresión en general. Se pretende judicializar la opinión ciudadana y, eventualmente, las redes sociales, aunque han dicho que no”. Además, explicó que en la Internet se elimina la jerarquía vertical, “todos somos ciudadanos, así que nadie puede decirnos qué escribir o qué no”.

El uso de estas redes ha crecido considerablemente en el país. Según cifras de Google, en el 2010, en Ecuador, el 53% de usuarios de Internet ingresaron a Twitter. En 2011, hasta octubre, el uso de la red se ubicó en el 71%.

Este crecimiento indica el interés de las personas en interactuar a través de este medio, que ha tenido algunos resultados políticos, como la caída de los gobiernos de Egipto y de Libia.

“Los políticos no deben meterse en la regulación, somos los usuarios los que debemos regular su uso. Ellos que se relajen, que se diviertan y que respondan a la gente, a la que representan”, afirmó Genaro Lozano, periodista del canal CNN de México, en un foro televisivo en agosto pasado.

Una muestra de ello fue México, donde dos congresistas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) consideraron presentar un proyecto de Ley para regular el uso de las redes sociales. Esta iniciativa tuvo el rechazo del bloque gobiernista (PAN), que consideró que esta medida afectaría a la libertad de expresión. La propuesta, hasta el momento, no ha sido presentada.

Identificar   a  los tuiteros es fácil

El anonimato a través de las redes sociales es casi un mito. Según expertos en seguridad electrónica,  toda la información que se ‘cuelga’ en la Internet es pública, por lo que es relativamente fácil encontrar a  cualquier usuario de Twitter o de Facebook.

Esto se evidenció en la captura de Javier G., por haber amenazado al presidente Rafael Correa.

Él fue capturado cinco días después de que el Primer Mandatario hiciera la denuncia pública, en uno de sus  enlaces sabatinos.

Hilmar  Grijalva, experto en seguridad informática,  señaló que en este tipo  de casos la localización física de una persona es “relativamente fácil, porque el 90% de las personas no conoce sobre seguridades electrónicas”.

Según explicó,  una de las formas de hacerlo, sin necesidad de tener un ‘software’   especial,  es realizar una correlación entre las diferentes cuentas personales que tenga el usuario. “Es casi seguro que una persona que tiene Twitter tiene también Facebook. Por allí puedo ver la hoja de vida, dónde vive, sus amistades, los gustos que tiene, etc...”,  aclaró Grijalva.

Esta localización e identificación de un usuario de una red social  puede tomar apenas horas.

Sin embargo, si una persona tiene conocimientos profundos de informática, es más complicado determinar su identidad. Aunque, dijo Grijalva, no es imposible. Pues existen programas de computadoras que permiten ‘hackear’  las cuentas de Internet.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)