13 de March de 2011 00:00

Una infamia en la Unasur

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El verdadero arte de la política es repetir los vicios del pasado pero sin que nadie se alborote, ni diga nada. Ese es el legado que la revolución ciudadana deja a la ciencia política ecuatoriana.

Ejemplos hay varios, pero en política internacional el Ecuador acaba de repetir algo que hizo Sixto Durán Ballén y que entonces fue todo un escándalo: el no apoyo a la candidatura de Rodrigo Borja a la Secretaría General de la OEA.

Esta vez, el Gobierno acaba de hacer algo igual. De la forma más pueril, el canciller Ricardo Patiño ha reconocido que el Ecuador prefirió no apoyar la candidatura de Francisco Carrión a la Secretaría de la flamante Unasur, porque “ya se había tomado la decisión de no presentar ninguna candidatura”.

A más de que se comete la infamia de no apoyar a un ecuatoriano, el Ecuador vuelve a perder identidad en política internacional para sumarse, para variar, a los caprichos de Hugo Chávez.

Se ha preferido apoyar la candidatura del venezolano Alí Rodríguez, conocido por su extremismo político, a respaldar la propuesta chilena de nominar a Carrión, cuya candidatura podía generar más consensos que la de Rodríguez que, a la postre, terminó forzando la graciosa fórmula brasileña de un año para María Enma Mejía y otra para el ministro venezolano.

Aunque la Unasur va camino al fracaso, entre otros motivos porque Brasil ha sido incapaz de liderar el proceso, lo hecho por el Ecuador deja en claro que no importa que se repitan los errores del pasado si quien lo hace tiene las encuestas a su favor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)