31 de August de 2011 00:02

Incidentes en visita del Presidente

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una visita sorpresa del presidente Rafael Correa alteró la mañana de ayer la atención en el Hospital Abel Gilbert Pontón, en el Suburbio de Guayaquil. Después de sus vacaciones, el Mandatario retomó su recorrido de cada martes e hizo una parada en la casa de salud para corroborar el servicio que reciben los usuarios.

Ese fue el escenario para un incidente. Un médico interno del hospital fue retenido temporalmente por la Policía por supuestamente insultar al Jefe de Estado. José Felipe Anzoátegui, estudiante de sexto año de Medicina de la Universidad de Guayaquil, estuvo casi 20 minutos encerrado en la oficina de Trabajo Social del hospital. Unos 10 policías y tres miembros de la guardia presidencial lo vigilaron de cerca.

El altercado ocurrió a la salida del Presidente. Anzoátegui se acercó a su vehículo y por unos segundos Correa lo escuchó desde el interior del auto. La caravana presidencial avanzó y el joven de 24 años fue alejado por Francisco Latorre, asesor del Presidente.

En ese momento, el interno gritó supuestamente y luego dio un empujón a Latorre. El joven fue separado del sitio por policías . Latorre los sigue y abalanzándose sobre el cordón policial que rodeaba al médico, le respondió con un manotazo en el rostro. “Está insultando al Presidente”, gritó.

En una noticia publicada la tarde de ayer en el portal oficialista El Ciudadano, Latorre negó haber agredido al estudiante. Explicó que el joven pidió acercarse al Presidente para supuestamente comentarle sobre algunos problemas internos del hospital.

“Salíamos con el señor Presidente y de pronto un joven vestido de doctor gritó corrupción. El Presidente lo llamó y él le dijo que había soñado que el Presidente era corrupto y estaba transando con (Álvaro) Noboa para no pagar los impuestos”, dijo Latorre al periódico digital del Gobierno.

[[OBJECT]]

“Yo lo seguí para preguntarle qué es lo que le pasa, en ningún momento lo golpeé, pero si él dice eso que presente la denuncia y el hematoma que tiene”, agregó el asesor presidencial.

Francisco Latorre Salazar estuvo junto al Mandatario durante la revuelta policial del 30 de septiembre. Incluso fue condecorado por la Asamblea Nacional por su acto de heroísmo. El asesor compartió aulas con el Presidente en el Colegio San José La Salle.

Ayer, Latorre defendió nuevamente a Correa de un presunto insulto. Tras los roces con el médico, ambos fueron separados por los gendarmes, todo esto en medio de los pacientes que se aglomeraron para despedir al Jefe de Estado. Entre forcejeos, el interno fue llevado adentro del hospital.

Quienes fueron testigos rodearon la oficina donde lo retuvieron. “Malcriado”, “irrespetuoso”, “sal para enseñarte a respetar”, gritaban algunos enfurecidos.

“Yo oí cuando le dijo al Presidente ladrón, que venía al hospital a robar”, dijo enojada la usuaria Ángela Olvera frente a la puerta de Trabajo Social. A través del vidrio se veía al joven nervioso.

En medio del bullicio, los usuarios se quejaron de la deficiente atención. Algunos mostraron las recetas que compraron fuera por la falta de medicinas. Otros reclamaron por las cirugías retrasadas. “Tengo un año esperando que operen a mi hijo de la rodilla. Me dicen que vuelva en diciembre”, reclamó Marisol George.

Correa llegó cerca de las 10:00 al Hospital Guayaquil. La visita no estaba fijada en su agenda. Por casi una hora caminó por Emergencias, Consulta Externa y Rayos X, en donde criticó las largas filas.

[[OBJECT]]

Anzoátegui fue liberado tras la intervención de Camilo Morán, subdecano de la Facultad de Medicina donde estudia el joven. Morán explicó que el alumno estaba en clases de Pediatría en el hospital cuando ocurrió el altercado. Y aseguró que será citado por las autoridades de la Facultad. “Si ha cometido algún error, algún delito, deberá ser juzgado por los organismos competentes. Estoy aquí velando por sus derechos”.

El interno permaneció callado y fue breve ante las preguntas de la prensa. “Me acerqué de una manera muy educada y fue un escolta del señor Presidente quien me dio una cachetada”. Pero no repitió la frase que habría gritado.

Un poco temeroso pidió ante cámaras al Presidente y al ministro de Salud, David Chiriboga, que no prohíban las prácticas hospitalarias. Pero tampoco aclaró si fue eso lo que dijo al Jefe de Estado cuando se le acercó.

Wilson Drouet, jefe del área de Cuidados Intensivos del Hospital Guayaquil, dijo que respeta la posición del estudiante. Pero también respeta la imagen del Presidente. Pese a ello, mencionó que hay notorias falencias en la administración del hospital. “Se dijo que nos iban a dar USD 14 millones para reformar las áreas físicas y compra de medicinas... Esos 14 millones llegaron y a los dos días se los volvieron a llevar a Quito”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)