2 de May de 2012 00:01

En Ibarra no todos descansaron ayer

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ayer, mientras unos obreros desfilaban por las calles, rememorando el 1 de mayo, para otros fue un día cotidiano de labores.

Este fue el caso del peluquero Carlos López, de 78 años de edad. Labora de lunes a sábado de 07:30 a 17:00 y el domingo hasta el mediodía.

Recuerda que antes, cuando perteneció al Sindicato de Peluqueros, desfiló un par de veces por el Día del Trabajo. Pero ahora, dice, todo está caro y no hay tiempo que perder. Ayer laboró porque los lunes, martes y viernes tiene más clientes.

En el parque Pedro Moncayo, el fotógrafo Jaime Pozo retrataba a una niña. Este ibarreño ha dedicado a la fotografía 44 de sus 62 años. “El negocio ha decaído a causa del aparecimiento de las cámaras digitales”.

Aprendió la fotografía de su padre. “Primero trabajábamos revelando las películas al interior de la caja de madera de la cámara, luego con las de rollo y ahora las digitales”.

El taxista Edmundo España también decidió laborar desde las 07:30 hasta las 13:00. Luego, explicó, tenía previsto almorzar junto con sus compañeros de la Cooperativa Mariano Acosta. “Los que no tenemos un sueldo fijo, como los burócratas, debemos trabajar todos los días. Un día sin laborar es un día perdido”.

En la radio de su taxi se escuchaba el programa ‘Oh My God’, que transmite Radio Vocú, de Ibarra, de lunes a viernes, de 10:00 a 13:00.

En esa radioemisora laboraron ayer seis personas. “Así toca a veces”, señalaron Sabrina Maldonado y Anita Valencia, las locutoras, frente a Luis Tapia, quien dirigía los controles.

Como ellos, para dependientes de tiendas, de farmacias, vendedores ambulantes, policías fue un día más de trabajo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)