12 de June de 2010 00:00

Humberto Cholango abrió un paréntesis político para estudiar en Madrid

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Roxaca Cazco

Le gusta encontrarse con el tren y los pasos cebra. Se imagina un servicio similar entre Loja y Quito, y que al cruzar las calles de Ecuador no tenga que hacerlo corriendo y escuchando pitos.

fakeFCKRemoveHumberto Cholango, dirigente indígena y ex titular de la Ecuarunari, ha vuelto a colgarse una mochila en el hombro. Lo hace en Madrid, una ciudad que antes visitó y ahora está descubriendo. Estudia desde abril un diplomado en ‘Gobernabilidad, derechos de los pueblos indígenas y cooperación internacional’, que dicta la Universidad Carlos III .

Pudo inscribirse a través de una beca del Fondo Indígena Latinoamericano, que seleccionó a 10 aspirantes de 230 carpetas.

“Siempre tuve la necesidad de salir del Ecuador para formarme y servir mejor a los pueblos indígenas”, comenta desde una cafetería de la céntrica Puerta del Sol.

Cholango vive en Getafe, localidad que está a 13 km al sur de Madrid, en la residencia de estudiantes cercana al campus.

La vivienda fue su primera sorpresa. “Cuando te dicen 500 euros te imaginas algo grande con varias habitaciones, hasta patio. Pero el lugar es pequeñísimo”, relata Cholango entre risas.

No niega que le fue difícil acostumbrarse a estos cambios. Para él, calidad de vida es lo que tiene en Cangahua (Cayambe), su comunidad rodeada de naturaleza.

Asiste a clases todos los días y a doble jornada. Sus amigos son el grupo de becarios latinos, aunque no se lleva mal con sus compañeros españoles y europeos.

“Es lindo volver a esa etapa de joven estudiante, cargando la mochila, la laptop y los libros”.

“Muchos de nosotros ya le conocíamos por su liderazgo en el movimiento indígena”, dice Juvenal Arrieta, indígena Embera de Colombia. Es una buen conversador, pausado y que sabe escuchar.

Después de clase se vuelve un niño inquieto que bromea a sus compañeros. Arrieta y Cholango van al gimnasio, ven el fútbol y en la noche prefieren conversar con los demás amigos en el parque cercano a la residencia.

Los fines de semana son para recorrer Madrid. Visitan sus museos, la Casa de América y se toman unas cañas.

Esta frase es una de las primeras anécdotas que a Cholango le dejó su paso por España. Uno de sus profesores le dijo: “Vamos a cañear”. Y el dirigente le respondió “vamos, pero no sé dónde queda”. Resuelto el malentendido fue al bar y cumplió el ritual de tomarse una caña y comerse una tapa.

Cholango ha sido uno de los dirigentes con mayor fuerza en el movimiento indígena.

Sin embargo, “aquí les decimos que son un alumno más y que deben adecuarse al sistema de trabajo”, comenta Daniel Oliva, doctor en derecho internacional y uno de los tutores del curso.

Pero el alumno ecuatoriano no tiene problemas. Sus calificaciones son altas, nunca se ha ausentado de clases y es de los que más participa en los debates.

“Los alumnos indígenas son muy locuaces”, confirma Oliva. En las visitas de carácter institucional que, como becarios deben realizar, Cholango siempre toma la palabra en un museo o en el Congreso de los Diputados.

La política es su tema preferido, aunque no esconde su predilección por el fútbol. “A mí háblenme del español, no hay partido del Real Madrid y del Barça que me pierda. Me gusta mucho el juego de Messi y de Kaká”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)