22 de March de 2010 00:00

‘Hay que descalificar a los dirigentes’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

¿La semana pasada hubo una reunión entre la Junta Cívica de Guayaquil y la Conaie. ¿Cómo mira la cita?

Es censurable. Hay que descalificar a los dirigentes, porque estos errores no se pueden cometer. La Junta tiene sus intereses y el movimiento indígena no tiene nada en común para que pueda mantener una reunión. La Junta es parte de esa derecha desplazada por la nueva derecha de Rafael Correa. No podemos sentarnos a conversar y si nos encontramos en la esquina, hay que correr para el otro lado. Ellos pretenden hacer prevalecer sus privilegios, como siempre han sido en este país. Hoy en la Conaie no tengo ninguna incidencia, pero creo que las organizaciones van a censurar este hecho, que es condenable.

¿Está dividida la Conaie?

fakeFCKRemoveA escala nacional no ha tenido el mismo protagonismo que en los noventa. Pero las organizaciones están desarrollándose, fortaleciéndose desde las bases. Y precisamente esto es lo quiere afectar el Gobierno, con este mismo sistema político populista del asistencialismo, que todos los gobiernos han hecho. Llegan a las comunidades con el bono de la pobreza, que incluso causa indignación en las comunidades. Los compañeros no pueden perder su dignidad por USD 30. El Gobierno llega con prebendas, con la urea y el bono de la vivienda.

Pero sí hay personas que se alinearon con el Gobierno.

Sí, algunos dirigentes que se han prestado para eso y han logrado cooptar algunas dirigencias de organizaciones para respaldar al Gobierno. Pero en el fondo, la intención del Régimen es tener luz verde para seguir en su modelo del desarrollismo, basado en la explotación de los recursos naturales, que está en un 90% en territorios indígenas, Tiene que controlar a las comunidades para poder hacer lo que está haciendo.

¿Cree que el movimiento puede enfrentar al Régimen?

Sí. El Gobierno quiso engañar a la población en el sentido de que quería el diálogo, pero la intención fue otra. Trató de ganar tiempo al movimiento indígena y apaciguar el levantamiento, no solo indígena, sino de todos los sectores. Correa ha perdido la credibilidad y no creo que debamos sentarnos en la mesa para que nos haga lo que ha hecho: burlarse de todo el mundo. Nunca más pretender un diálogo con este Gobierno, porque no hay ningún resultado.

¿La Conaie está fortalecida para liderar la movilización?

El contexto actual es diferente, En el país vivimos una correlación de fuerzas políticas distintas a lo que se vivió en los años noventa. Lastimosamente vemos cómo se han aniquilado o hay una dispersión de los movimientos sociales del país; es producto de una presencia distinta en el poder. No obstante, poco a poco van resurgiendo organizaciones comunitarias y sociales que buscan un cambio y se van reagrupando. Una es el movimiento indígena.

Usted como uno de los líderes históricos del movimiento ¿cómo ha colaborado?

Queremos fortalecer la agenda de lucha del movimiento. Los puntos acordados en Ambato (en la Asamblea de la Conaie) son aplicables, pero también se necesita diseñar una estrategia. Tomamos la iniciativa y estamos trabajando en función de organizar una movilización nacional importante. Es decir, incluir a maestros, trabajadores y estudiantes. Aquí hay una agenda social y un proyecto popular, que nada tiene que ver con el discurso de Correa. Para ello se conformará un Parlamento que diseñará estrategias hacia una medida común de los sectores sociales.

¿Cuáles estrategias?

Llegar con información, porque la desinformación hace que el Gobierno coopte a la dirigencia de las organizaciones en nuestras comunidades. Hay que reforzar y llegar con información a las organizaciones de base, decirles qué pasa. Alguna gente en el campo tenía la esperanza de que haya una transición con Correa y eso no es verdad, como dice Humberto Cholango: Es un reencauche de los patrones del país.

¿Los actuales dirigentes nacionales de la Conaie podrán cumplir esas tareas?

Los compañeros tienen una misión, una tarea y un mandato de las organizaciones de base, que tienen que cumplirlos. Una organización como la Conaie no puede estar sin estrategias claras y orientación política, de lo que queremos hacer en el mediano plazo. Eso deben hacer ellos, y de alguna forma se está cumpliendo. Y va en esa dirección, que haya mayor fuerza en el diseño y aplicación de sus estrategias.

6 votos son  claves en la Comisión

La Comisión Ocasional de Comunicación tiene 11 integrantes, quienes fueron escogidos en septiembre del año pasado. 

 

La mayoría es parte  del movimiento  Alianza País.  Ellos son: Betty Carrillo (presidenta de la Comisión), Mauro Andino (vicepresidente),  María Augusta Calle, Rolando Panchana, Humberto Alvarado y Ángel Vilema.

 

También son miembros: Jimmy  Pinoargote, quien antes pertenecía al movimiento ADE, y Lourdes Tibán, de Pachakutik. Los dos han apoyado en ciertas ocasiones a sus colegas de Alianza País. Sin embargo, desde las últimas semanas  han estado distantes. 

Mientras que en la oposición se encuentran César Montúfar, representante de Concertación Nacional; Fausto Cobo, del Partido Sociedad Patriótica, y Cynthia Viteri, de Madera de Guerrero.

Para aprobar cualquier artículo o decisión  es necesario contar con una mayoría simple: es decir con los votos de seis de los integrantes de la Comisión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)