18 de February de 2012 00:05

‘El Gran Hermano’: la jueza Portilla dio paso a apelaciones

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente Rafael Correa insiste en pedir a los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita una indemnización de USD 10 millones, por supuesto daño moral. Así lo dice la defensa de los reporteros.

Los abogados del Mandatario presentaron su apelación en el proceso que sigue en contra de los autores del libro ‘El Gran Hermano’, luego de que la jueza Quinta de lo Civil, María Mercedes Portilla, dispuso que Calderón y Zurita deben pagar USD 2 millones (1 millón cada uno) por la “afectación espiritual” que le causaron al Jefe de Estado.

Esto, porque según Correa, en el libro, los periodistas aseveraron en la obra que él sí conocía de los contratos que su hermano Fabricio había firmado con el Estado.

La jueza Portilla acogió el pedido del Mandatario y condenó a Calderón y a Zurita al pago de USD2 millones. En la argumentación para fijar la cifra, Portilla manifestó que valoró los certificados que presentó el Jefe de Estado de sus “estudios nacionales e internacionales, de que ha representado al país en varios foros internacionales, que realiza la pro forma presupuestaria, que está casado y que tiene tres hijos”.

La defensa de los periodistas rechazó esta fundamentación y calificó como descabellada la “cifra impuesta”. Además, aclaró que los autores del libro solamente recogieron la versión de Fabricio Correa, sobre que el Presidente estaba al tanto de los contratos que había suscrito con el Estado.

Por ello, se apeló a la sentencia, el mismo día que se notificó el fallo judicial (7 de febrero).

Dos días después, los abogados del presidente Correa pidieron la ampliación y la aclaración de la sentencia, porque la jueza Portilla había cometido un error en la redacción del fallo judicial. Escribió: “Rafael Correa Delgado”.

Ese mismo día, se presentó la apelación a la providencia, porque se opuso al monto fijado. Ramiro Aguilar, abogado de los periodistas, explicó que el Primer Mandatario apeló por la “pretensión de la demanda”, es decir, por los USD 10 millones que exigió inicialmente como indemnización por el supuesto daño moral.

No obstante, en el escrito entregado, los abogados del Presidente, Gutemberg y Alembert Vera, prefirieron no entrar en detalles sobre la apelación. En su escrito se señala: “para evitar suspicacias de la parte contraria e interpretaciones fuera de contexto, indico que en la Instancia Superior exteriorizaré con mayor amplitud y fundamentación, los puntos en los que se contrae mi recurso de apelación (...)”. Y se añade que el recurso “va dirigido, no hacia su resolución principal señora Jueza, que es la de haber declarado con lugar la demanda en contra de los señores Calderón y Zurita, sino a puntos accesorios con los cuales no estoy de acuerdo y pretendo que sean reformados”.

El 15 de febrero, la jueza Portilla aceptó las dos apelaciones. “Concédese el recurso de apelación. En consecuencia, elévense los autos a la Corte Provincial de Justicia de Pichincha”, escribió.


Punto de vista

Juan Vizueta / Presidente (e) Colegio de Abogados-Guayas

Ni  20 centavos de   la sentencia

Según el artículo 41 de la Ley de la Federación de Abogados, el 5% de los honorarios profesionales de los juristas es para  los colegios de
Abogados. En el caso de Alembert y Gutemberg Vera, quienes figuraron como patrocinadores del presidente Rafael Correa en el juicio contra El Universo, ese monto le corresponde  al Colegio de Abogados del Guayas.

Sin embargo, aunque ese porcentaje  esté asentado  en la sentencia contra el diario, nosotros no  vamos a aceptar ni 20 centavos que provengan de una sentencia espuria.

Esta decisión nació porque consideramos  bochornoso lo que ha sucedido con el pronunciamiento de esa sentencia. En realidad, lo que ha hecho es ratificar algo que nosotros ya sospechábamos: la falta de imparcialidad que tenían esos jueces designados por la Corte Nacional de Justicia.
Aunque no nos sorprendió esa decisión,   nuestro pronunciamiento es claro: no aceptaremos ni  20 centavos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)