22 de August de 2010 00:00

El Gobierno busca dinero local para el Yasuní

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Estefanía Montalvo

La protección de la reserva natural del Yasuní tendrá aliados en el Ecuador. Ese fue el principal anuncio que se realizó durante la visita a la zona que hicieron el vicepresidente de la República Lenín Moreno y otras autoridades.

El subsecretario de Políticas y Planificación del Ministerio Coordinador de Patrimonio, Tarsicio Granizo, contó que este año se concretará ese fideicomiso nacional. El plan consiste en la recaudación de aportes de empresas y de personas, para la protección de la reserva amazónica.

Para conseguirlo se lanzará la campaña ‘Un dólar por el Yasuní’, que intentará convencer a que se unan a la iniciativa.

Mientras tanto, el fideicomiso internacional que busca recaudar USD 3 600 millones sigue. Granizo mencionó que Alemania mostró interés de entregar 50 millones de euros anuales durante los próximos 12 años.

Sin embargo, aún no se concreta esa solicitud. Para impulsar ese apoyo externo, el equipo negociador viajará a EstadosUnidos y conversará con representantes de España, Francia, Bélgica, Italia, Noruega y Suecia, dijo Ivonne Baki, presidenta de ese equipo.

Ayer, el vicepresidente Lenín Moreno dedicó todo el enlace ciudadano a la iniciativa Yasuní-ITT. Él y otras autoridades visitaron la reserva ambiental desde el jueves de la semana pasada.

Moreno aseguró que la propuesta no solo beneficiará al Ecuador, sino al mundo. Además, esta idea está dirigida a que los países tomen una postura hacía el cambio climático y el posterior desarrollo de un modelo sustentable. Por ello, “no vamos a permitir, bajo ninguna circunstancia, que se violente este territorio tan maravilloso”, enfatizó.

Juan Carlos Coéllar, viceministro Coordinador del Patrimonio, dijo que el proyecto es pionero en el mundo, porque conserva la biodiversidad y contribuye a la protección del pueblo huaorani. También es un ejemplo sobre el cambio de propuesta económica, porque se espera dejar bajo tierra el 20% del crudo del país. Es decir, 840 millones de barriles.

Moreno dijo que el objetivo es recolectar al menos USD 3 600 millones que se invertirán en infraestructura. Los países, organizaciones y personas naturales que donen, sin importar el valor, a esta causa recibirán un certificado por la ayuda con el ambiente, acotó el Segundo Mandatario.

“La naturaleza no será la única beneficiada con la decisión”, explicó Pablo Enquerí, representante del pueblo huaorani. Él dijo que está contento porque la iniciativa ITT no busca aprovecharse de sus tierras, sino que pretende proteger la reserva y los que habitan en ella. Esta comunidad -dijo Enquerí- conserva sus costumbres y habita en contacto con la naturaleza y “ habita en armonía con las 1 200 especies de fauna y flora del lugar”.

No obstante, el Plan B aún no se descarta del todo. Desde enero, el Gobierno tramita la licencia ambiental para los estudios de campo de la explotación petrolera. Granizo recalcó que esto solo se aplicaría si la iniciativa no se concreta, pero sostuvo que se reforzarán la promoción para conservar intacto el parque Yasuní.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)