27 de April de 2010 00:00

La geopolítica con peso en la campaña

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Eliane Oliveira

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN



La forma cómo quedará la visión brasileña hacia América del Sur va a depender del resultado de las elecciones de octubre. Por el momento, los dos candidatos más opcionados tienen una visión distinta sobre el papel de su país frente a la región. Ellos son Dilma Rousseff, del oficialista Partido de los Trabajadores; y José Serra, socialdemócrata.

Rousseff representa el mantenimiento de la actual política. Pero el ‘tucán’ Serra promovería, como principal cambio, el fin de la alianza con los llamados países bolivarianos: Venezuela, Bolivia y Ecuador.Sin embargo, Geraldo Lesdat Cavagnari, del Núcleo de Asuntos Estratégicos de la Universidad Provincial de Campinas, cree que ese alejamiento no será radical. “Los tucanes van a mostrar a la comunidad internacional que Brasil no está alineado con esos países. Habrá una corrección de rumbo, pero sin la creación de conflictos”.

Para el analista Leonardo Barreto, la política externa del gobierno de Lula parte del principio de que Brasil nunca será una nación rica mientras esté cercada de países pobres. La solidaridad brasileña le impone un precio para que los vecinos prosperen.

Para Barreto, Lula abrió la mano de Petrobras en Bolivia, toleró a Hugo Chávez, y no se ha cerrado a renegociar el Tratado de Itaipu con Paraguay. “Eso lo concibe el PT, pero no sé si los socialdemócratas lo van a costear”.

En su opinión, por primera vez en la historia, los temas de la agenda internacional pesarán más en la campaña presidencial. Una señal concreta ya fue transmitida por la oposición al gobierno de Lula, al trabar la aprobación del protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur.

Es consenso, entre los especialistas, que Estados Unidos será el principal compañero de Brasil. De allí que una victoria de la oposición si bien disminuirá el grado de divergencias entre Washington y Brasilia, no cambia significativamente la política bilateral.

Virgilio Arraes, del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de Brasilia, concuerda en que si Rousseff gana la elección, se mantendrá la misma política exterior. Incluso, permanecería buena parte del equipo que ha asesorado a Lula.

Si gana Serra, en cambio, volverían a escena hombres conocidos como el ex presidente Fernando Henrique Cardoso y, probablemente, Celso Lafer, ex canciller.

Arraes no cree que de ganar Serra se retomen debates que acabaron congelados con la victoria de Lula, como la creación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Esto sucede, en parte, porque Estados Unidos tiene, actualmente, otras prioridades en su agenda externa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)