1 de September de 2012 00:03

‘Una fuerza política no desaparece por decreto’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista. Ciro Guzmán. Director provincial del MPD

El MPD ha sido la fuerza política que más ha cuestionado el proceso de revisión de firmas. ¿Por qué?

Es un proceso que no tiene sustento legal, constitucional ni técnico. Un proceso que se ha realizado obedeciendo las disposiciones del Presidente de la República por parte de un Consejo Nacional Electoral (CNE) bastante sometido a la Función Ejecutiva y que tiene el propósito de arreglar el escenario electoral para que Rafael Correa compita con aquellos que desea competir, eliminando a los partidos.

¿En qué se basan para asegurar que el Consejo Electoral prepara un fraude?

Este puede cometerse por diversos mecanismos, uno de ellos es ejerciendo el poder y violando normas legales para hacer que instancias como el CNE actúen contra la voluntad democrática de los ecuatorianos y busquen con atropellos cambiar las reglas electorales y las condiciones del mapa político del país. Eso es lo que el organismo electoral pretende hacer.

Su anuncio crispó los ánimos de Domingo Paredes, quien pidió que no se mancillara a la autoridad electoral, pues eso sería caer en una calumnia. ¿Qué opina?

Nos tiene sin cuidado esa advertencia, quien ha mancillado la imagen de las organizaciones políticas es el CNE, pues ha colocado a todas las fuerzas políticas como semiorganizaciones delincuenciales que han falsificado firmas y han faltado a la fe pública. Como MPD no hemos hecho esas cosas, al país le consta que afiliamos durante dos años con múltiples acciones: visitando las casas y en actos públicos en las calles y en las plazas de las ciudades.

¿Con todo este escándalo la imagen de los partidos y movimientos políticos está siendo afectada?

Pretendió ser afectada. Nosotros no hemos cesado en la afiliación de simpatizantes. En estos días hemos continuado afiliando y la respuesta del pueblo ecuatoriano es favorable hacia al MPD.

Entonces, ¿podrán recolectar con facilidad las 23 000 firmas que les faltarían para tener vida jurídica?

Indudablemente, pero no por la exigencia de un CNE ordenado por Correa, sino porque es una práctica organizativa, consciente y democrática, que revelará el verdadero apoyo del pueblo a nuestro partido, en todos los sectores.

¿Cómo mira que en este aspecto el Gobierno haga una campaña para que la gente no entregue firmas?

Habrá que averiguar con qué fondos están haciendo ese tipo de campañas, ojalá no sea con recursos del Estado. Además, hay un problema objetivo, pues Alianza País tuvo 500 000 afiliaciones rechazadas en primera instancia, y luego en la revisión del Colegio Benalcázar tuvo 500 000 más. Es decir, el movimiento oficialista tiene un millón de firmas rechazadas. Pero para el Presidente eso es un margen de error, mientras que para las demás agrupaciones políticas se trata de acciones delincuenciales.

Pero como consecuencia del escándalo de las firmas se inició una revisión y si no completan 157 000 hasta el 24 de este mes, no podrán participar en las próximas elecciones…

El CNE responde a un libreto político. Todos los miembros del CNE tienen identidad con el Ejecutivo. Han sido funcionarios del Gobierno. Unos han trabajado junto a la Presidencia, otros en la Asamblea. Hablar de que el organismo electoral es independiente es una ilusión. Por eso, la salida para esta crisis que el Consejo ha generado en el país es que las 11 organizaciones reconocidas participemos en las elecciones generales de febrero y que no se modifique el calendario electoral.

Pero el tiempo cada vez es más corto, ¿ cómo están sus estrategias de campaña y elecciones primarias?

Lo que quieren el Gobierno y el CNE es desestabilizar los proyectos de las fuerzas políticas. Resulta estúpido que el organismo electoral hasta el 17 de octubre no aclare qué fuerzas políticas tienen personería jurídica. El 18 se convocará a las elecciones y no habrá tiempo para nombrar las directivas y realizar las primarias. En el fondo se trata de generar un caos político al interior.

Ustedes y otras fuerzas políticas de oposición acudirán la próxima semana a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ¿cuál será su reclamo?

Vamos a sostener la ilegalidad de este proceso de verificación, que atentó contra derechos consagrados de las organizaciones políticas. Vamos a exigir que se concedan medidas cautelares para que no sea modificado el calendario electoral y luego vamos a denunciar que esto se quiere hacer por un hecho concreto.

¿A que se refiere?

Correa bajó en su nivel de popularidad, pues sus índices de intención de voto bordean entre el 20% y 30% y en provincias como Pichincha están debajo de ese porcentaje, lo cual ha generado la desesperación de sus aliados.

¿Acuden a un organismo internacional porque desconfían de las instancias nacionales?

Las cinco funciones del Estado ya no tienen independencia, todas dependen del Ejecutivo. En la Asamblea ya no hay legisladores sino dependientes de Carondelet, al igual que en la función electoral que ahora hace la revisión.

¿En este caso, un ambiente democrático estaría garantizado en el Ecuador?

En modo alguno, es el pueblo con su movilización y con su lucha histórica el único que puede garantizar los derechos de los ecuatorianos.

¿Ustedes permitirán que un partido tradicional como el MPD quede borrado del mapa electoral?

Jamás. El MPD es una organización política que nació sustentada en sólidos principios ideológicos y políticos y por lo tanto no vamos a desaparecer de la vida política del Ecuador. Una organización política no desaparece por decreto, sino cuando no haya un pueblo que la sustente. En nuestro caso tenemos profundas raíces en múltiples sectores populares.

HOJA DE VIDA

Su experiencia. Es Doctor en Jurisprudencia. Fue Director Nacional del MPD, Concejal de Quito en 1994 y actual dirigente provincial de Pichincha.  

Ejerce el libre ejercicio de su profesión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)