18 de June de 2010 00:00

Fernando Cordero: La obstinación puede truncar la Ley de Comunicación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

Fernando Cordero, presidente de la Asamblea Nacional

¿Cómo entender que el Ejecutivo diga que la Ley de Comunicación no es prioritaria, que haya habido una reunión del bloque de Alianza País donde se acordaron algunos temas, y que finalmente se tramite un informe que mantiene aspectos polémicos?Coincidimos en que la Ley de Comunicación puesta por nosotros mismos en la Asamblea no es prioritaria para nuestro proyecto de revolución ciudadana. Pero la Asamblea no puede evadir esa obligación, o si no quedará como incumplimiento constitucional.

Luego, el mensaje político claro del bloque fue que el informe que estaba preparando la Presidencia de la Comisión no estaba recogiendo la riqueza del debate. Es decir hay posibilidades de tener un informe más rico, que además es un informe previo, pues el verdadero informe final sale del Pleno.

Entonces, hagamos lo posible para que vaya un informe abierto. Nuestra legislación permite votar hasta por capítulos y por artículos, en última instancia. Si hay un problema en dos o tres subcapítulos, se puede hacer constar esos disensos que el Pleno resolverá.

¿Usted ve que hay apertura para llegar al debate con la posibilidad de incorporar observaciones en el Pleno?

Debería haber, pero me parece que se están cerrando innecesariamente. Yo sí llamo a los integrantes de la Comisión a no confundir la oposición al Gobierno con la oposición a la Ley de Comunicación, pues es desperdiciar una oportunidad histórica.

¿Ve posible un acuerdo?

fakeFCKRemoveCreo que están, sin darse cuenta, cerca de pensar igual. Coincidimos en lo esencial de la Ley, en la libertad y en la inexistencia de censura previa. Se obstinan en decir que el artículo 10 crea la censura previa, pero es una copia casi textual de lo que está en la Constitución. Lo que dice una opinión consultiva de la Corte de Derechos Humanos es que sería gravísimo que a pretexto de veracidad se puedan crear censuras previas.

¿Y el Consejo de Comunicación cumplirá ese papel?

El debate debería ser si la Ley establece la censura previa, no la existencia o no del artículo 10, y por tanto esta discusión es artificiosa. Luego, creo que deben volver a reflexionar sobre las competencias del Consejo, y una vez debatidas, decidir quiénes lo integran, cómo los nombran y ese tipo de cosas.

No tengo una propuesta, pues eso les compete a ellos, y aún no estamos en la cancha de todos. Ya llegará la oportunidad para nosotros, si hacen bien las cosas, de debatir en el Pleno. Pero si se ponen en esa situación tan obstinada no habrá informe de mayoría. Están equivocados los que sostienen que tres informes de minoría equivalen a uno de mayoría. Sin informe de mayoría no hay debate, no pasa de la Comisión.

¿El debate en el Pleno será una posibilidad de enriquecer el proyecto de Ley?

Siempre que nos den señales claras desde la Comisión.

¿Qué tipo de señales?

Que deberían hacer explícitas las coincidencias para tranquilidad del país, pero dicen que van a respetar el acuerdo y el rato menos pensado empiezan las declaraciones, especialmente de quienes dicen que se acabó el acuerdo. Son mensajes, confusos, ligeros, y me parece irresponsable.

Usted menciona algunos temas polémicos, pero hay otros como los derechos laborales que nacen de la mala interpretación de la cláusula de conciencia o la protección contra la censura. Se ve que estos temas que tienen que ver con el periodismo diario no han sido lo suficientemente analizados.

Comparto con usted. Hay temas que a veces son puestos a última hora sin ver la dimensión de los verdaderos derechos laborales, e igualmente situaciones que no pueden fabricarse a pretexto, otra vez, de la libertad de expresión o de la objeción de conciencia, semillas de conflictos laborales y que implican indemnizaciones.

Pero es el producto de una versión equivocada según la cual las leyes deben debatirse solo por pedazos, es decir, estos tres pedacitos nos están confrontando, y del resto no se preocupen porque es un tema de redacción. Pero lo que dice la técnica legislativa es que el lenguaje en las leyes es lo más importante, porque la gente no lee el espíritu de la ley sino su texto. La Ley tiene que ser clara, lo más austera en el lenguaje, debe ser lo menos declarativa.

¿Qué sería lo deseable que suceda en la Comisión?

Que hasta mañana a las 12 de la noche, se pongan de acuerdo en un texto, si quieren con salvaguardias, informando al Pleno que sobre un artículo o capítulo no hay acuerdo aunque se han dado los votos para un informe de mayoría, pero queda abierta la posibilidad de un debate en el pleno, que además me parece un tema de esencial democracia: 124 somos más que 11. Seis personas no pueden querer imponer un texto al país, o dejarnos sin la posibilidad de debatir.

¿Los asambleístas de la oposición no han sido lo suficientemente propositivos?

No, no han sido, se están guardando para el Pleno, y no se dan cuenta de que podría ser un acto de mezquindad porque no va a haber Pleno. Deberían aprovechar la oportunidad, pues de lo contrario otras personas haremos el intento de volver a presentar una ley, ojalá ya con todos estos elementos, porque ha habido un salto cualitativo entre el primer día que se empezó la Ley y ahora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)