22 de July de 2010 00:00

Fernando Cordero dilata la ley universitaria y los opositores se fortalecen

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

 A salvo de los empujones y las acusaciones, pero no de los gritos de “¡fuera, ‘Corcho’ fuera!”, Fernando Cordero empezó su rueda de prensa. Eran las 10:55 y estaba atrincherado en su despacho, ubicado en el primer piso.Desde las 10:00 se decía que en cuestión de minutos, el Presidente de la Asamblea hablaría. A las 10:32, tras la llegada de un correo electrónico a los legisladores, quedó confirmado que nuevamente se suspendía la votación de la Ley Orgánica de Educación Superior. La razón: a las 00:56 se había repartido el texto final del proyecto vía correo electrónico.

Andrés Roche, Cynthia Viteri y Susana González (Madera de Guerrero); Fausto Cobo (PSP), Vicente Taiano (Prian), entre otros, ya estaban en el ex Salón del Senado, hasta donde se tenía previsto que llegara el presidente Cordero, quien finalmente decidió hablar desde su oficina.

En el camino apareció la oficialista María Paula Romo, quien defendió la tercera suspensión de la votación de esta ley. “Es la facultad del Presidente”, dijo, tras repetir que esto no era el tema de fondo.

Su respuesta condujo de inmediato a una nueva pregunta: ¿Alianza País tiene los 63 votos para aprobar la ley universitaria? Aunque Romo respondió que “probablemente”, en su reflexión la responsabilidad no es del oficialismo sino de la oposición.

La Asamblea no logra llegar a acuerdos, por lo que las denuncias de la semana anterior, sobre la presunta compra de votos, en su criterio, quedaron desvirtuadas.

El mismo argumento fue esgrimido por Cordero en su intervención ante los medios. En la agitada rueda de prensa lo acompañó Raúl Abad, presidente de la Comisión de Educación.Cordero dijo que le “estaban dando tiempo a la oposición para leer la ley. Quieren archivarla”.

Enseguida expuso algunos de los puntos que el oficialismo ha incluido en el nuevo informe. La Secretaría de Educación será un ente de coordinación del Ejecutivo. Es decir que ya no tendrá la rectoría del sistema universitario.

El titular del Consejo de Educación ahora será elegido por la mayoría de sus miembros y ya no por el Gobierno. Se respetará las preasignaciones petroleras y además habrá un incremento de hasta el 5% del Presupuesto General del Estado. Las universidades particulares se beneficiarán de exoneraciones arancelarias...

Cordero insistió en que estos cambios deben ser analizados por la oposición. En tal sentido, justificó su manera de conducir las sesiones en el Pleno.

“No puedo poner en riesgo ni en manos de irresponsables... A esa gente que está gritando pregúntele algo de la ley. No que vengan a gritar ni a dañar la paz. Manejar el orden del día, cumplir con la ley no es ser prepotente”.

Sin embargo, la actitud de Cordero en las últimas semanas ha sido polémica. Ahora es conciliador y pide que los legisladores revisen los cambios al texto de la Ley de Educación. Pero antes clausuró sin reparos la sesión en la cual la oposición buscaba analizar la validez de la prórroga a la Comisión de Comunicación.

En el fondo de la sala, junto a Cordero estuvo Fernando Bustamante. Y tras 48 minutos de charla, hasta las 11:43, al lugar llegaron otros asambleístas de A. País como Ángel Vilema, Aminta Buenaño, Irina Cabezas, Armando Aguilar, Marisol Peñafiel, etc.

El bloque, con Juan Carlos Casinelli, el único coordinador, se reunió por dos horas en el despacho de Cordero. La bancada analizó la actuación de la oposición, que por más de 20 minutos gritaba: “Corcho fuera. Queremos subir”.

Los ánimos estaban caldeados y casi se produjo un encontrón físico entre Luis Almeida (PSP) y Holger Chávez (A. País).

A. País, por segundo día, se ha reunido para evaluar la verdadera fuerza de los grupos opositores cuyo golpe más fuerte fue el de la sesión del martes.

No hubo los votos para aprobar el proyecto de Ley de Régimen Monetario y Banco del Sur. Entonces, hubo reclamos para Carlos Samaniego y Washington Cruz por haber llegado tarde a esa votación. De todas formas sus adhesiones no llegaban a las 63. Por eso coincidieron en la urgencia de mejorar la gestión política, bajo el liderazgo de Cordero.

Las imágenes de una Asamblea bloqueada y con la oposición a punto de tomar el control legislativo trató de ser neutralizada a través de una cadena nacional.

Carondelet aceptó posponer su cadena para responder a Fabricio Correa y, en su lugar, difundir el mensaje conciliador de Cordero. La ley universitaria sigue sin fecha para la votación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)