1 de December de 2010 00:00

3 fases para reinscribir a los partidos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

Tres son las fases que deben seguir los partidos políticos para reinscribirse en el Consejo Nacional Electoral (CNE). La primera es la que se realiza al interior de cada organización, la segunda consiste en la recolección de firmas y la última es la validación de firmas, a cargo de este organismo.

Antes de estas etapas, cada partido reservó los símbolos, números y nombres con los que operaba antes. Después de la aprobación de la Constitución de Montecristi (2008), este es un paso obligatorio. Luego de eso, se realizaron procesos internos para la recopilación de documentos claves como: el acta de fundación, declaración de los principios políticos, nómina de su representante legal y nómina de sus dirigentes nacionales y provinciales.

La entrega de dichos papeles no tiene fecha límite, pero se lo debe realizar previamente para iniciar con la recolección de firmas. Tras la entrega de esos escritos, el CNE entrega una clave a cada partido.

Con esa clave podrán ingresar al Sistema Informático web del CNE, en donde constan los formularios para la recepción de afiliados. Asimismo, los partidos deberán actualizar los datos de la agrupación y de sus partidarios conforme avance la suma de firmas de afiliación.

Cada partido está obligado a cumplir con un número mínimo de afiliados válidos para poder reinscribirse. Esta cifra debe ser mayor al 1,5% del total del padrón electoral (10 529 000). Además, deberá cumplir con el Reglamento para la Reinscripción.

En el art. 9, la norma establece que “los partidos deberán tener el 40% de afiliados que corresponde a las provincias, que tengan una población menor al 5% del total de habitantes del país”.

Al concluir esta etapa, se solicita la verificación de firmas. El partido se presenta con el total de afiliaciones conseguidas en el CNE. Ese día se realiza el escaneo de formularios, con un tiempo estimado de 40 a 50 segundos, un grupo de 20 fichas. Esto se realiza en presencia del representante legal del partido (ver infografía).

Así comienza el trabajo de validación del CNE. Cuentan con 30 días para entregar un resultado. Apoyados en el Departamento de Informática Electoral, el CNE cuenta con el Sistema Integrado de Organizaciones Políticas (SIOP) para el cotejamiento de todas las firmas presentadas.

En un módulo del SIOP se compara que las cédulas correspondan a los nombres y a las firmas de los afiliados. Esto se logra cotejando con la base de datos del Registro Civil y del padrón electoral. Las fichas arrojadas como erróneas se someten a una verificación manual. Para esto se cuenta con 20 personas que comprueban las cédulas en una base de datos. Pero las firmas se las deja a los especialistas en grafología. Mediante este programa informático se depura las firmas y números de cédula falsos y la doble afiliación.

Finalizado con este paso, se completa el proceso para la reinscripción. Si el partido cumplió con el número mínimo de firmas y los anteriores requisitos, queda oficialmente calificado como reinscrito. Todo este proceso lo concluyó el Movimiento Popular Democrático y quedó inscrito oficialmente el 24 de noviembre.

En el caso de que el SIOP haya eliminado un número alto de firmas erróneas, se le concede al partido un año para completar las 157 000 afiliaciones.

A pesar de que este proceso ha sido diseñado por el CNE para garantizar un proceso transparente, el ex presidente del Tribunal Supremo Electoral, Medardo Oleas, este sistema no es el más justo. “Con esta exigencia de reunir mínimo 150 00 firmas para reinscribirse, se pierden los principios verdaderos de afiliación. No todos los que firman son partidarios de los principios de los partidos. Existe un problema de fondo y no de forma”, concluye Oleas.

Dos años de plazo quedan

Aún quedan dos años para las próximas elecciones, por ello los partidos agitan sus agendas políticas. El Movimiento Popular Democrático (MPD) va a la delantera, como el primer partido reconocido por el Consejo Electoral.

Sociedad Patriótica se postula como el segundo. Según su máximo líder, Lucio Gutiérrez, se presentarán en marzo del 2011con 300 000 afiliados. Gutiérrez reconoce que después del 30-S hicieron una pausa. Otras agrupaciones como el Prian se han preocupado de reestructurar sus bases. Vicente Taiano, vocero de ese partido, explicó que “no tienen apuro como otros partidos, porque es más importante formar las bases, antes de empezar a buscar adeptos”.

Por su lado, el PRE asegura tener 250 000 firmas en Manabí. Pero están conscientes de que ese número, ante la ley, aún no es válido. “Nuestro plan es reinscribirnos en marzo del 201”, explicó el asambleísta Abdalá Bucaram.

Pachakutik en cambio planea hacer su convención nacional para la reestructuración este 3 de diciembre y empezar la recolección de firmas. Los socialcristianos aún no se organizan para la recolección de firmas, según su asambleísta Leonardo Viteri. Para el analista Simón Pachano, los partidos “deberán trabajar muy duro, porque la gente está desencantada de la política nacional”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)