13 de March de 2012 19:26

Fabricio Correa: Hay niveles alarmantes de corrupción en el gobierno de mi hermano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Desde la semana pasada, cuando presentó 250 mil firmas a las autoridades electorales Ecuador para inscribir su partido político Equidad, Progreso i Orden (Equipo) y poder así participar en las elecciones presidenciales del 2013, Fabricio Correa no para de dar entrevistas a la prensa. La llamada de El Comercio lo encontró en un set de televisión. “Envíeme las preguntas por correo electrónico y se las contesto apenas pueda”, respondió a nuestra solicitud de entrevista. Él nos envió un audio que transcribimos a continuación.

¿En qué momento decidió incursionar en política y qué lo motivó?

Fue sin querer queriendo, como dice El Chavo del Ocho. Tuve que salir a defender mi honor públicamente frente a la campaña de difamación del Gobierno a mediados del 2009 y de repente me convertí en la voz de los que por miedo callan. Acompañado siempre de la verdad y de los documentos que lo comprueban, fui posicionándome como el único que le pone el cascabel al gato en Ecuador y eso me motivó ahora a postular a la presidencia... Quiero asumir el desafío de enderezar los entuertos que la Revolución Ciudadana [nombre con el que se denomina al gobierno de Rafael Correa] ha causado en el país.

¿Cómo se define políticamente?

Toda la vida he sido arquero, y los arqueros nos paramos en el centro y volamos para la izquierda y para la derecha, según de dónde vengan los tiros. Lo importante es que a Ecuador no le metan goles. Yo soy muy práctico y vivo la doctrina social de la Iglesia que tiene, valga la redundancia, un gran contenido social, pero también un gran criterio práctico, pues defiende la libertad, que es el mayor don de Dios.

¿Cuál es el principal problema de Ecuador y qué propone para solucionarlo?

La inseguridad, tanto física como jurídica. Para solucionarlo proponemos la reingeniería de la Revolución Ciudadana, porque yo no soy oposición, como se me quiere catalogar, pues esta es destructiva, y como ingeniero que soy, toda la vida he construido. No puedo repudiar un proyecto que yo mismo fundé, pero desgraciadamente, por la falta de experiencia de mi hermano Rafael y la falta de un equipo, se desvió y cayó en las garras de lo que pretendíamos combatir, que era la partidocracia, es decir, la forma corrupta de hacer política.

 ¿Qué méritos le reconoce al Gobierno?

La parte buena ha sido la social y la infraestructura, particularmente las carreteras, que ha sido la carta de presentación del Gobierno. Y la gente comenta: ¿y quién diseña las carreteras, los economistas que nos gobiernan o los ingenieros como Fabricio? Es obvio que las cosas que se han hecho bien son las que ayudé a diseñar cuando al inicio del proyecto, en el 2006, éramos cinco gatos.

¿Es consciente de que durante la campaña se volverá a discutir la denuncia del 2009 sobre que usted tenía contratos con el Estado. Cómo la contrarrestará?

Muy fácil, con la verdad. Yo me jacto, y estoy orgulloso, de ser el ciudadano ecuatoriano más investigado de todos los tiempos, porque a mí me investigan mis enemigos del Gobierno, a quienes denuncio por incompetencia y corrupción y por tener secuestrado a mi hermano, y me investiga la contra y el periodismo y no han encontrado ni una tilde mal puesta en mi vida. Me han decodificado el ADN y no han encontrado una célula que no esté sana, porque mi vida es vertical, transparente e irreprochable... Jamás he tenido contratos con el Estado, pues lo prohíbe la ley.

¿Por qué está enemistado con su hermano Rafael?

Yo no estoy enemistado con mi hermano. Públicamente he manifestado mi perdón, y cuando yo perdono sí olvido. Lo he invitado a la cena navideña que se da en mi hogar todos los años. Desgraciadamente, él no ha acudido a estas invitaciones ni a los ruegos de mi madre y se mantiene al margen. Yo, como dice la parábola del Evangelio, estoy como el papá del hijo pródigo, asomado en el balcón esperando que vuelva y ni bien lo vea aparecer, yo mismo voy a salir a su encuentro, porque seremos hermanos para toda la vida y, si lo he cuidado desde pequeño, cómo no lo voy a hacer ahora que lo rodea un círculo rosa tan perverso.

 ¿Hay corrupción en el gobierno de su hermano?

Sí, y a niveles alarmantes. Él lo conoce, pero desgraciadamente en su fanatismo él piensa que lo tiene que tolerar todo con tal de sacar adelante su proyecto e impide la fiscalización.

¿Si usted es elegido presidente cómo serán sus relaciones con el ALBA, se retirará Ecuador de esa organización. Cómo serán sus relaciones con Hugo Chávez?

Una persona experimentada, tolerante y de resultados como Fabricio Correa mantendrá relaciones con todas las naciones y con todos sus líderes, pero, como dicen los consejos de mi mamá desde que yo era joven y el sentido común, los lazos de amistad se estrecharán con aquellos que históricamente han sido nuestros aliados. i

¿Cómo serán sus relaciones con los medios de comunicación?

Como lo son hasta el día de hoy, excelentes. A pesar de ser la principal víctima de los medios de comunicación, yo defiendo la libertad de prensa a morir, porque prefiero una prensa que abuse y pueda ser sancionada, a una prensa amordazada. Esa prensa libre, después de difamarme, me dio espacios para decir la verdad, para contragolpear con denuncias documentadas, para convertirme en la voz de los que callan por miedo y gracias a esa prensa hoy soy la principal alternativa para la presidencia en el 2013. Qué diferencia con la prensa corrupta estatal, que son prácticamente la mitad de los medios del país. Esa prensa, con dinero del pueblo, dedica cadenas de varias horas a este servidor y a todo aquel que piense diferente sin el derecho a la réplica. Llevo dos años y medio esperando a que me den ese derecho.

¿Qué opina de temas polémicos como el aborto, la píldora del día siguiente y el matrimonio entre personas del mismo sexo?

Me he definido como un hombre católico que vive la doctrina social de la iglesia... por lo tanto, considero que la familia es la célula básica de la sociedad. Así como en el cáncer, si una célula del cuerpo humano se malogra, esta afecta al resto de las células y las contamina. Entonces, si la célula básica de la sociedad, que es la familia, se ve enferma y deteriorada, esta a su vez enferma y daña todo el tejido de la sociedad y esta se destruye y muere. Entonces, en estos temas polémicos, yo estoy a favor de la vida y del matrimonio entre papá y mamá.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)