2 de March de 2011 00:00

Ex general de la Policía indagado por 30-S

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El general (r) Florencio Ruiz es el oficial de más alto rango de la Policía que será investigado por la Fiscalía por la revuelta del 30-S. Él era el Jefe de Estado Mayor durante la sublevación, es decir era el segundo al mando dentro de la Fuerza.

El fiscal Jorge Cano, quien investiga la sublevación de los uniformados, decidió incluir al general retirado en el proceso de investigación. Ruiz estuvo en los incidentes en el Regimiento Quito y junto con los otros altos oficiales trató de calmar a los gendarmes que se habían rebelado.

Un día después de la revuelta, Ruiz ocupó por un par de horas la Comandancia de la Policía. Eso ocurrió luego de la renuncia de ex general, Freddy Martínez.

Sin embargo, el presidente Rafael Correa, había decidido encargar ese cargo al general Patricio Franco, actual comandante de la Policía. Esta resolución desencadenó la salida de Ruiz y de otros generales de la Fuerza Pública.

En el mismo expediente también será indagado el coronel en servicio activo, José Rivadeniera, quien fuera el jefe de la Unidad de la Policía Centro-Occidente de Quito, que tiene su base en el Regimiento Quito Número Uno. En ese lugar se concentró la mayor protesta contra el Régimen.

Otros gendarmes que fueron incluidos en la investigación son el sargento Fausto Iza y el miembro de tropa Jimmy Camisan. Este último es el único que se encuentra detenido por el caso.

Los acusados aseguraron que ellos no tuvieron ninguna participación y menos que hayan sido los instigadores de la revuelta.

El fiscal Cano tendrá hasta el 27 de este para emitir el dictamen en la investigación. Luego de ello se determinará quiénes van a juicio y quiénes son absueltos.

Otras indagaciones por el 30-S también van a paso lento. Los expedientes por el supuesto intento de magnicidio y por incitación a la rebelión aún no llega al fiscal de Pichincha, Marco Freire, quien deberá pronunciarse sobre los dictámenes que abstentivos a favor de seis policías.

Uno de ellos es el capitán Geovanny Fuentes, quien fue acusado porque supuestamente incitó a la sublevación policial. En este caso fue llevado a juicio el mayor (r) del Ejército y ex militante de Sociedad Patriótica, Fidel Araujo.

Los otros uniformados que se beneficiaron del pronunciamiento fiscal fueron los coroneles José Rivadeneira, Julio Cueva y Edwin Echeverría; y del cabo Geovanny Chancusi.

Los cinco fueron exculpados en primera instancia por la Fiscalía en el supuesto intento de asesinato al presidente Correa.

En los dos casos, el fiscal Freire deberá decidir si la decisión que tomó su subalterno es legal.

Ayer, Freire aseguró que todavía no han llegado los dictámenes hasta su despacho. “Se debe tomar en cuenta muchos factores. Dependiendo del tamaño de los expedientes yo me tomaré el tiempo necesario para emitir mi pronunciamiento”, manifestó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)