9 de May de 2011 00:00

La esposa de Carrión recibió flores y apoyo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Abrazos, flores y frases espontáneas de apoyo se constituyeron en homenaje que ayer recibiera Janeth Orbe por el Día de la Madre. Era el undécima jornada de huelga de hambre que mantiene la esposa del coronel César Carrión, en reclamo por el retraso de la audiencia judicial por su supuesta participación en la revuelta policial del 30-S.

Los transeúntes que pasaban junto a la Fiscalía de Pichincha, en las avenidas Eloy Alfaro y República, se acercaban a saludarla por el Día de la Madre.

Entre la palidez del rostro de la mujer se dibujaba una sonrisa, en agradecimiento a los gestos de las personas, que sin conocerla, la apoyaron en su protesta

“Estoy muy decaída, pero el cariño de la gente me da energía. Es una alegría tremenda, nunca pensé tener tanto apoyo”, susurró Orbe. Rodeada de sus hermanos, cuñadas, amigas, sobrinos y sus hijos, ella se veía calmada y se emocionaba con cada gesto inesperado, como el de Mercedes Sarrade, quien se acercó para ofrecerle una oración. “No soy su amiga, pero vine para darle apoyo, porque ella es una muestra de la fortaleza humana”.

Su cuñada Paulina Cabezas contó que ha sido duro pasar estos días en la intemperie, “pero no hemos dejado de apoyarla”.

Sus hijos Sofía y César abrazaban constantemente a su progenitora, mientras ella guardaba como su mayor regalo una carta que la había enviado su esposo, hoy recluido en la Cárcel 4. “Por ahora, es la manera que tenemos de comunicarnos”.

Sofía también no paraba de agradecer el apoyo de la gente porque “al principio nadie nos tomaba en cuenta, parecía que estábamos abandonados”.

La audiencia de juzgamiento contra su esposo está prevista para hoy. Se lo inculpa de cómplice de intento de magnicidio contra el presidente Correa y confía que todo sea favorable para demostrar la inocencia de Carrión. “La Fiscalía tiene 50 testigos, pero la verdad saldrá a la luz y es que César Carrión no tiene nada que ver en el delito que se le imputa”.

Mientras no paraba de recibir los saludos, Orbe insistía que sus ganas de luchar siguen intactas y aunque es posible que en los próximos días ingrese al hospital.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)